Hipersónica

Nos hemos vuelto comerciales

Country Mouse, City House – Josh Rouse

josh rouse988708.jpgCada disco que pasa se vuelve más clásico(te) de lo que era, pero Josh Rouse es una delicia como músico. Un ser capaz de contagiar sus canciones por igual de melancolía y alegría de vivir. Y cuando lo hace bien, sus temas son espléndidos. Country Mouse, City House, su nuevo disco, se abre con uno de esos: el fenomenal Sweetie.

Me gusta menos su cara de soul sedoso, lento, como la que exhibe en Italian Dry Ice. Ojo, seguro que a algunos les convence también esta faceta, pero yo le prefiero a ritmos altos, tendiendo puentes entre los sonidos negros y el pop blanquito de los años 70. Haciendo delicias con lo que los ingleses llaman pop Middle of The Road, un término peyorativo para encajar a la música adulta y suavecita, que no molesta, pero tampoco emociona (algo muchas veces discutible, por cierto).

Josh Rouse ha conseguido, en muchas ocasiones, sacar oro de esa supuesta mediocridad. Los ritmos groovies de Hollywood Bassplayer, disco-soul de lentejuelas y bolas de espejos, son un ejemplo. La frescas pero heridas Domesticated Lovers y God, Please Let Me Back parece compuestas para celebrar antes de tiempo que este verano también concluirá.

Lo cierto es que, como siempre, a Rouse le sigue sobrando algo de azúcar. Como ocurre con casi todos sus discos anteriores, el americano que huyó a España para quedarse también empalaga en varias canciones de Country Mouse, City House. Pero a dosis pequeñas, en tragos cortos, sigue siendo un excelente compañero con el que pasar los días.

Sitio Oficial | Josh Rouse
Escucha | Sweetie – Josh Rouse