Hipersónica

Nos hemos vuelto comerciales

Drive-by Truckers – Brighter Than Creation´s Dark

Drive By Truckers

Después del sonoro fiasco que fue A Curse and a Blessing y la marcha de Jason Isbell, uno de los compositores, del grupo, pocos veíamos a Drive-by Truckers resucitando en toda regla. Pero lo han hecho. Con Brighter Than Creation´s Dark se han sacado de la manga un disco casi maravilloso que deberían escuchar todos los que quedaron encantados con Sky Blue Sky, de Wilco. Aquí hay más, mejor y mucho menos clasicote.

Alégremonos, pues, de que Drive-By Truckers hayan recuperado la inspiración. Que Isbell se fuera ha acabado siendo beneficioso para las dos partes. En solitario, él parece haber recuperado la inspiración de sus grandes canciones, la que brilló por su ausencia en el último disco de la banda de Athens. Y, por su parte, el grupo, en vez de haber perdido un pata, parece haber encontrado la manera mejor de seguir adelante. Hay quien se siente más a gusto cuando deben afrontar retos. Parece ser el caso.

Brighter Than Creation´s Dark consigue dar esquinazo a mis peores temores. Sólo a ellos, viniendo de horas bajas, se les ocurre plantear un disco de 19 canciones, la obra más larga de toda su carrera. ¿Pretendían estrellarse o es que van de sobrados? Pues ni lo sé ni me importa, porque pocas veces les flaquean las piernas a lo largo de 79 minutos.

La receta, para el que no la conozca, es sencilla: rock sureño, en ocasiones más Lynyrd Skynyrd que nunca. Pedales steel para llorar sobre ellos. Pianos con los que acariciar el ritmo de las guitarras. Y viñetas sobre la vida de personas tan normales como las de Raymond Carver, que no tan normales como tú. Nunca pasa nada y siempre pasa todo. Locura, armas, alcohol (espectacular Daddy Needs a Drink), derrota, perdición, suicidio y unos pocos fogonazos de tranquilidad. ¿De felicidad? Creo que no.

Partiendo de la intensidad subterránea del medio tiempo Two Daughters And a Beautiful Wife, el nuevo disco de Drive-By Truckers hace sencillo enamorarse de ellos, de nuevo o por primera vez. Puntúa altísimo, cerca del diez, en varias canciones que entran sin problemas en lo mejor de su carrera. Fantástica es la parsimonia de The Opening Act y tremenda la explosividad de That Man I Shot, actualmente mi preferida.

Incluso cuando se vuelven algo AOR, como en Home Field Advantage,, o con algo tan cercano al country clásico como Lisa´s Birthday están muy por encima de lo mostrado en su anterior disco.

En general sí que se nota un bajón aburrido en varias de las canciones y creo que la producción, más sucia de lo esperado, sólo favorece a unos pocos temas, mientras que otros brillarían más con la forma de grabar las canciones que Drive-By Truckers se encontraron en The Dirty South. Pero son pegas menores. Ya digo: como parece que a tanta gente gustó el Sky Blue Sky, puede que ésta sea la hora de una mayor exposición de Drive-By Truckers. Se lo merecen

Escucha | Two Daughters and a Beautiful Wife (Vía CaptainObvious)
Escucha | Daddy Needs a Drink (Vía CaptainObvious)