Hipersónica

Nos hemos vuelto comerciales

The Last Shadow Puppets – The Age Of The Understatement

The Last Shadow Puppets - The Age of Understatement

Soy poco seguidor de Arctic Monkeys, me temo que por una cuestión de desconexión generacional, porque tampoco encuentro muchas razones para no ver en ellos las maravillas que otros me cuentan. Quizás si me hubiesen pillado con diez años menos, pues me habrían encantado. Pero, como no es así, creo que nunca he acabado de pillarles el punto, aunque, es curioso, he pasado del desprecio absoluto de las primeras veces a cierto cariño. No me apetece ponerme sus discos (y mucho menos tenerlos originales), pero ello me caen bien.

Ahora bien, con The Last Shadow Puppets, el proyecto paralelo de Alex Turner y del The Rascals Miles Kane, me ha pasado todo lo contrario. De la indiferencia inicial he ido pasando, poco a poco y sin darme cuenta, a un grado de intimidad máximo. Me he puesto este disco tantas veces en los últimos meses que ha ido calando su lluvia fina. Y es curioso, porque realmente nunca me ha enamorado, sino que roce ha acabado por hacer el cariño. Como esas personas que al principio sólo te transmiten malas vibraciones, pero de las que acabas por hacerte inseparable.

También tengo que confesar que Turner y Kane, conmigo, lo tenían sencillo. En The Age of The Understatement, al contrario que en sus grupos, han apostado por canciones galopantes y con un punto glam, donde los arreglos orquestales apuestan por el melodrama puro y duro. Ennio Morricone, Bowie o los discos normales de Scott Walker (los primeros) son su santo y seña. Y en todos esos nombre hay mucha música que me apasiona.

En cierto modo, su debut me recuerda a los primeros pasos de David Gedge cuando dejó The Wedding Present y decidió montar Cinerama. Como en este grupo, en The Last Shadow Puppets hay una búsqueda de un sonido muy cinematográfico, que recuerda a garndes momentos musicales de películas de los 60. Algo así como la mezcla entre los temas que encabezan las películas de James Bond y las estupendas bandas sonoras que Morricone ponía en sus spaghetti-westerns y el sentimiento beat de los grupos ingleses de esa década.

Sí, en el fondo están recreando el pasado, pero hay canciones muy golosas como para desdeñar pronto este disco; ‘Black Pant‘, por ejemplo, o ‘la brillante ‘Standing Next To Me‘ (youtube). Al principio, y mal guiado por el equívoco single que da título al disco, pensé que no tenían el suficiente talento pop como para iniciar una aventura así. Pero me equivoqué y me alegro.

Con sus arreglos lujosos y las voces magníficas de Turner y Kane (esto sí es compenetrarse y sin necesidad de recordar a los Beach Boys, que es lo que últimamente todo el mundo parece imitar cuando toca cantar a coro), The Age of Understatement me ha acabado ganando por la mano. Poco a poco, sin pensar en ningún momento que estaba escuchando un disco favorito, sin tener ningún flechazo, el debut de The Last Shadow Puppets es ya uno de esos discos que defendería a capa y espada. Quién me lo iba a decir…

Más en Hipersónica | The Last Shadow Puppets