Hipersónica

Nos hemos vuelto comerciales

Víctima del garrafón

dolor

Ha pasado de largo el medio día del domingo y te levantas más resacoso de lo habitual. Haces cuentas de las copas que tomaste, de si mezclaste muchos tipos de alcohol durante la noche, pero estas en tus números de siempre. ¿qué ha pasado entonces?

Una de las causas, podría estar en que hubieras sufrido una adulteración en el alcohol, con el fin de abaratarlo. Es decir, que hubieras sido víctima del garrafón. Sobretodo, si donde fuiste fue a un local de copas baratas, o aún peor, a una barra libre de 10 euros.

El tema está en que un artículo reciente del periódico 20 minutos, analiza los tipos de adulteraciones que puede sufrir el alcohol, y comenta los serios peligros de algunas de ellas. Alertan que las artificiales que se basan en compuestos químicos pueden provocar ceguera o incluso la muerte…

Pero lo que también parece claro, es que la mayoría del garrafón no va por ahí, si no por un rellenado  de botella con agua, (las míticas jeringuillas), que aunque es un timo en toda regla, no es algo que haga temer por nuestra vida…

Y es que, los fabricantes de botellas se curran  unos filtros anti-relleno guapísimos, pa ná. ¿Y vosotros noctámbulos, habéis sido no ya víctimas, sino testigos de este proceso adulterador?

Vía | 20 Minutos
Fotografía | Flickr