Hipersónica

Nos hemos vuelto comerciales

Juegos para beber: cartas

cartas

En ocasiones, cuando tienes una reunión con amigos previa a una noche de fiesta, por alguna razón incompresible todos los asistentes se apalancan y esa reunión se convierte en algo más aburrido que una reunión del G8. Cuando esto ocurre, aunque sea políticamente incorrecto decirlo, un juego para beber puede animar considerablemente a nuestros amigos.

Las cartas pueden ser unas grandes aliadas a la hora de preparar un juego para beber. Cualquiera puede llevar un mazo de cartas en el bolsillo así que puedes jugar donde te apetezca. Como recomendación diré que sería aconsejable llevar una de estas típicas barajas de propaganda, puesto que lo más normal es que acaben llenas de algún extraño brebaje.

el-circulo

Los jugadores se sentarán alrededor de una mesa, cada uno con su vaso. El primer jugador cogerá el mazo de cartas y levantará la primera, a continuación el jugador sentado a su derecha levantará la suya. En caso de ser del mismo “palo” ambos jugadores beberán durante el número de segundos resultantes de sumar ambas cartas (p.ej. 6 oros + 2 oros= 8 segundos).

Si el siguiente jugador también saca una carta del mismo palo se añadirá a las anteriores y volverán a beber los dos anteriores más el tercero (suponiendo que el tercer jugador sacará un 3 de oros serían 6+2+3=11 segundos). Esto se seguirá cumpliendo mientras se saquen cartas del mismo palo. En caso de sacar una de otro palo se vuelve a empezar “la cadena”.

En caso de sacar la misma carta de palos distintos, como no, también se bebe. Se sumarán las dos cartas en caso de que un tercero saque la misma se sumará y además se multiplicará por dos (p.ejem: tres 2’s serían (2+2+2)x2=12 segundos) en caso de que tambien saliera una cuarta habría que multiplicarlo por tres (p.ejem: cuatro 2’s serían (2+2+2+2)x3=24 segundos).

Una variante extrema de este juego sería cambiar los segundos por chupitos. Tened cuidado, las consecuencias pueden ser devastadoras.

la-piramide

Para jugar a la pirámide necesitarás una o dos barajas, dependiendo de los jugadores. Lo primero de todo será elaborar una pirámide con las cartas boca abajo (1ª fila: 1 carta, 2ª fila: 2 cartas….) así hasta hacer un total de entre 4 y siete filas, dependiendo del número de jugadores. A mayor número de jugadores, mayor número de filas.

Las cartas restantes de “construir” la pirámide se repartirán descubiertas entre todos los jugadores (le tienen que quedar cuatro o cinco cartas por jugador). Después, los jugadores empezarán destapar cartas de la pirámide, de abajo a arriba (desde la base) y de derecha a izquierda. Antes de destapar la carta decidirán si quieren pasar o beber.

En caso de elegir beber, todos cuyo carta tenga el mismo valor que la destapada deberán beber. Si por el contrario se elige pasar, los que tengan la carta coincidente la pasarán a quien ellos quieran y será el elegido el que tenga que beber.

Cuando coincida el número y el palo beberán doble. El número de tragos/chupitos irá en aumento conforme se suben filas. (primera fila 1 trago/chupito, segunda 2…..)

mayor-o-menor

La dinámica de este juego es muy sencilla. Se le sacarán cartas a un jugador (de una en una), este deberá adivinar si la siguiente carta va a ser mayor o menor, si acierta se le saca otra, si falla bebe un cuarto de vaso por cada carta acumulada en el mazo y se cambia de jugador.

Si el jugador ha acertado las tres cartas, tiene la opción de seguir intentando adivinar y de este modo acumular más cartas en el mazo (en caso de salir un as, por ejemplo sabes que la siguiente va a ser mayor y de ese modo engordarás el mazo). Si no quiere seguir, una vez a adivinado las tres correspondientes puede pasar cuando quiera.

El mazo seguirá engordando hasta que alguien falle, cuando eso ocurra deberá beberse el equivalente en vasos (si en el mazo había 18 cartas cuando el jugador A falló, A deberá beberse 4 vasos y medio).

En Noctamina | Juegos para beber: Beer Pong