Hipersónica

Nos hemos vuelto comerciales

Senogul – Concierto de evocación sonora para conjunto instrumental: del prog-rock a la world music

Senogul

El grupo asturiano Senogul debutó hace dos años con un disco de título homónimo que editó en todo el mundo un sello chileno, Mylodon Records, y que a principios de año editó en vinilo el sello Kankana Records.

La buena acogida de este debut, donde había mucho de rock progresivo y de jazz fusión, les animó a seguir investigando con los sonidos y fruto de ello es la nueva entrega de este interesantísima formación.

Concierto de evocación sonora para conjunto instrumental sale con Margen Records y no es una continuación de aquél, quien esperara como yo un nuevo viaje de psicodelia, prog-rock y sinfonismos se habrá llevado un chasco.

Senogul se han abierto a unos sonidos distintos, más de la world music y el folk, sobre todo trabajando con texturas, incluso podríamos mencionar la new age para definir algunos pasajes.

La razón de este nuevo campo de experimentación está en que Senogul tiene una formación paralela llamada Hábitat, con la que han ido investigando lo que ellos llaman fusión étnica, música en su mayoría improvisada e integrada con la danza.

Todo ello ha provocado que Concierto de evocación sonora para conjunto instrumental sea un álbum conceptual, un todo del que no se pueden desgajar las partes, es decir los movimientos en que se fragmentan cada uno de los temas.

No es un trabajo fácil aunque los que están acostumbrados a escuchar jazz fusión y world music lo tendrán mucho más fácil. Incluso ellos plantean una definición filosófica para entender el concepto del disco; la evocación sonora se refiere a “un conjunto de imágenes y sensaciones producidas por el sonido, desde el punto de vista del receptor y del transmisor”.

Este Concierto es una obra que requiere un esfuerzo extra por parte del oyente, pero una vez pasada la sorpresa inicial hay algunas partes que son tremendamente atractivas. Me estoy refiriendo a las complejas ‘Mae Floresta’ (Imeem) y ‘Terra – terreiro’ (Imeem), u otras piezas igual de misteriosas como ‘Swaranjali (Sangama mantra)’ o ‘Lughnassad’.

Senogul La labor del bajista, Pablo Canalís, que aquí toca bastante poco el bajo eléctrico, me parece fundamental en la riqueza de instrumentos del álbum. Éste, que es un profundo conocedor del folclore afroamericano y del folclore oriental, ha tocado una ingente lista de percusiones y aparatos varios: gralla catalana, reclamos de aves, reclamo de jabalí, molho de jatoba, bramadera, caxixis, flexátono, crótalos, llavófono, cuencos tibetanos…

Así pues, si quieres escuchar un disco que te sorprenda realmente tienes que hacerte con una copia de este Concierto de Senogul porque no te va a defraudar.
[gallery: senogul-promo]

Sitio oficial | Senogul
Más en Hipersónica | Senogul