Hipersónica

Nos hemos vuelto comerciales

El juego de la seducción: ¿Por qué no contesta al teléfono?

chicastelefono

Ayer, cuando los dos os conocisteis en el bar parecía que ella estaba tan interesada en ti como tu en ella, sin embargo, ahora cuando la llamas por teléfono para seguir conociéndoos, ella no contesta al teléfono. ¿por qué lo hace?

Cuando esto ocurre a lo primero que solemos recurrir es al autoengaño a la respuesta menos dolorosa: “me apuntaría mal su teléfono”, “tendrá vergüenza”, “estará ocupada”, “tendrá el móvil en silencio”, estas dos últimas, son las peores ya que nos harán seguir llamándola y cada llamada se convertirá en un hachazo para nuestro orgullo.

Conozco una persona que realizó 30 llamadas en apenas dos horas, por favor, los móviles tienen reconocimiento de llamadas, si ha visto que le has llamado y ella también quisiera hablar contigo, te contestará, o mínimo te mandará un sms.

Me ha pasado, me sigue pasando y me pasará tantísimas veces que he decido meterme en la cabeza de una mujer, para intentar averiguar cuales son los verdaderos motivos por los que rechazan las llamadas.

Con dos copas de más las cosas de otra manera

Esta seguro que nos ha pasado también a los hombres, el domingo con una resaca de escándalo ves que suena el teléfono, miras la pantalla: Llama entrante de María (nombre invientado): ¿María?¿quién coj*** es María?, entonces caes, Si es que no me puedo pillar estos pelotazos, será mejor que ponga el móvil en silencio y ya dejará de llamar.

Sé que después del post de Compórtate como un caballero, no queda muy coherente decir esto, pero tenemos que ser sinceros, que levante la mano al que no le ha pasado ninguna vez. Por supuesto, si nos pasa a nosotros también les puede pasar a ellas.

Tiene novio

chica telefono

Esta y la anterior en muchas ocasiones se dan la mano. Las únicas diferencias es que en esta no tenía que estar necesariamente borracha (basta con que esté excitada) la noche anterior y que puede que hoy con la resaca, le sigas gustando, pero la parte de su consciencia que ayer estaba cegada por el alcohol o por su libido hoy ya no lo está.

Por supuesto a la hora de autoengañarse ¡yo elegiría sin lugar a dudas esta!. Al fin y al cabo no los deja en tan mal lugar y deja nuestro orgullo intacto.

No eres como ella pensaba

Las mujeres cambian de opinión más rápido que de chaqueta, puede que ella se sintiera realmente atraído hacia ti mientras estaba a tu lado, una vez os habéis despedido, sus amigas le cuentan cosas sobre ti (no necesariamente ciertas) que no le gustan, por lo que decide no volver a hablar contigo.

Tía, si ese es un cabrón, el otro día se estaba liando con Sofía” (una vez más, nombre ficticio).

No necesariamente tienen que ser las amigas las que le hagan cambiar de opinión, puede que haya visto en tu facebook-tuenti que solo tienes comentarios de mujeres (¡para algo existen los privados!). O puede que deje que contestar al teléfono la segunda vez que habláis, ya que la primera fue un aburrimiento total.

Icluso puede que deje de coger al teléfono después de haberos visto por segunda vez, si es así, tal vez esto te sirva de algo: Segundas citas (I) y (II).

Esta es la única en la que todavía puedes tener un pequeño atisbo de esperanza en recuperarla, puesto que si le haces ver que sus amigas están equivocadas, ese día tenías un mal día y no tenías mucha conversación o que no todas las citas salen bien puede que vuelvas recuperar lo que teníais.

Es una manera (amable) de rechazarte

Tengo la ligera impresión de que esta es el motivo estrella. Ella:”De verdad lo siento, pero ahora me tengo que ir”, Tú:”Es una lástima, ¿me das tu número de teléfono y hablamos mañana?”, Ella:”Claro, ehh… (cara pensativa) 645231547″, Tú:”¡Mañana hablamos!”. Y ambos os vais tan contentos ella porqué se ha librado de ti y tú porque tienes su número de teléfono (a veces somos así de simples).

En estos casos te recomendaría que si no estás muy seguro de que realmente le has gustado, ni lo intentes, no solo no te cogerá sino que incluso es posible que no sea ni su número de teléfono. Para asegurarte siempre puedes darle tu el tuyo, y decirle que te haga una perdida para tener tu el suyo.

Por supuesto, esto no tiene que desanimarte a llamar cuando lo creas necesario, simplemente te tiene que desanimar a hacerlo de manera obsesiva (recordemos al muchacho de las 30 llamadas). Piensa que si después de intentarlo ella no te responde ni con una mísera perdida de quinceañera es porque seguramente el simple hecho de ver tu llamada entrante ya le está incomodando o lo que es peor, le está dando pena por ti.

Por cierto, esto mismo sirve si le pides ser su amigo facebook o tuenti, lo que en este caso solo puedes intentarlo una vez, así que no llega a ser tan frustrante. También pasa con los sms, lo que en este caso puede que sí haya una respuesta políticamente correcta en forma de sutil rechazo.

Seguro que hay mas excusas que mi primitiva mentalidad masculina no llega a ver, si es así, ruego a las escasas lectoras que nos lo hagan saber, ¡los hombres necesitamos respuestas!

En Noctamina | El juego de la seducción
Imágenes | Flickr I, II