Hipersónica

Nos hemos vuelto comerciales

The Beatles – Help!: de vuelta al folk

Que The Beatles estaban en la cima del éxito musical desde hacía varios años es innegable. Su brutal ascensión desde los pubs de Hamburgo hasta la conquista de los Estados Unidos fue el resultado de un trabajo incansable tanto por parte de la banda como del incansable George Martin y compañía.

Después del agotamiento que acarreaban en los últimos meses de 1964 con el lanzamiento de With The Beatles, apenas les bastarían 9 meses escasos para componer y poner a la venta Help!, el que sería su quinto álbum de estudio y el que posiblemente contiene su canción más absolutamente universal.

Lennon había vuelto el rostro al folk que había teñido otros momentos de su carrera y que en sus dos últimos trabajos se había visto desplazado por una vena mucho más rock y que tan buenos resultados les había deparado. Sin embargo, la influencia de Bob Dylan se notaría a lo largo de los catorce temas que compusieron Help! y que abrían con la canción homónima, compuesta por él como un canto de desesperación ante la increíble reacción masiva y a nivel mundial que The Beatles habían recibido en los últimos años. El cansancio iba pesando en la banda, y John vio en la composición la mejor manera de compaginar su desahogo con sus deberes como cerebro musical.

John confesó años después que le hubiera gustado grabar el tema en un tiempo más lento, pero la presión comercial y la necesidad de mantener la tónica de ventas le obligaron a ceder al yugo del rock más acelerado. Tiempo iba a tener para componer canciones más lentas, como ‘You’ve Got To Hide Your Love Away‘, una de mis baladas favoritas del grupo y con un aire folk basado por completo en guitarras acústicas que encaja a la perfección con la voz de Lennon. Poco a poco había ido encontrando ese punto de rasgueo que tan buenos resultados le había dado en temas como ‘Twist And Shout’ y que ahora encajaba perfectamente en los tiempos lentos.

Sorprendente, hasta llegar a hacer dudar de su autoría, es ‘Act Naturally‘, uno de los pocos temas que Ringo Starr tuvo ocasión de interpretar vocalmente en la carrera de la banda y que está cubierto en cada nota por un manto country en el que la voz del batería, llena de descaro y acompañada por una divertida percusión, se encuentra como en casa.

Y llegamos a los pesos pesados. ‘Ticket To Ride‘ lo tenía todo. Una letra cargada de picaresca, unas guitarras perfectas y una evolución rítmica de mano de Starr que marcaría un antes y un después en la maduración de The Beatles y que es imposible dejar de lado. Una vez más, el folk tocaba de gracia cada una de las notas y el resultado no pudo ni podría haber sido mejor. Sencillamente, uno de los mejores temas de la historia.

Pero todavía nos quedaba la que posiblemente es la canción más reconocible de The Beatles y una de las que más hemos escuchado cualquiera de nosotros casi sin querer. ‘Yesterday‘ ha sido la más versionada de la historia, en unas ocasiones con mayor fortuna que en otras, pero la original es perfecta tal y como es. Paul se echó a hombros la responsabilidad de sacar adelante un tema lleno de matices y melancolía que él mismo había compuesto y que interpretaba únicamente con ayuda de su inseparable guitarra y de un cuarteto de cuerda.

Qué puede decirse de esta canción. Podríamos escribir todos nosotros una página tras otra, hablar de la espeluznante belleza de su letra o de la cadencia tan delicada de sus acordes. Otros han encontrado mejores palabras que yo para definirla, pero prefiero dejaros a solas con ella, en directo, y disfrutarla como se merece.

Help! supondrá un antes y un después en la carrera de The Beatles. No quedaría mucho para que todo el imaginario que coparía sus próximos pasos apareciera de la mano del sargento Pepper, y con él el abandono definitivo de la inocencia y el comienzo de los problemas en la banda. Rubber Soul, su siguiente disco, los verá renacer y orientarse a una perspectiva mucho más ecléctica y a un nuevo planteamiento del rumbo que habían seguido en esta primera etapa.

Discografía de The Beatles en Hipersónica