Hipersónica

Nos hemos vuelto comerciales

Especial piratería en la música: las discográficas independientes hablan sobre los artistas, las ventas…

Especial piratería en la música: las discográficas independientes hablan sobre los artistas, las ventas

Dejamos el Especial piratería en la música hablando de la demanda que varias discográficas independientes presentaron contra el Estado. En la nueva entrega el tema se centra en los artistas, las ventas y en los propios sellos.

¿Qué opinan las discográficas de los artistas que apoyan este tipo de descargas? ¿Sería posible una escena sin sellos? ¿Y por qué se venden menos discos? Tres preguntas que los responsables de los sellos afrontan desde sus diferentes puntos de vista.

En relación a esta situación, ha habido algunos músicos que han hablado y se han posicionado a favor de ir contra las descargas y otros al revés, las han apoyado. Como sello que sois ¿qué os parece que los artistas apoyen que la gente se descarguen gratis los temas?

AA Records: Cada cual es libre de hacer lo que quiera hacer, ¿no es verdad? Somos totalmente partidarios de las descargas al igual que todo el flujo de información que nos ofrece Internet.

Qué casualidad que cuándo la gente ha podido decidir, los conciertos de grupos indies estén cada vez más llenos, cada vez haya más sellitos pequeños y desde luego, cada vez haya más gente montando grupos. Mucha casualidad. Que venga Rosario y me diga mirándome a los ojos que la música se muere.

Aloud Music: Me parece que son coherentes con los tiempos que corren. Si uno es artista hoy en día, se descargará música para conocer a otros grupos, otros músicos. Dudo que alguien se pueda comprar toda la música que escucha. Los grupos de Aloud siempre han apoyado que su disco se pueda conseguir gratis en la web, porque es un vehículo maravilloso para que la gente conozca su música. Es que si no, ¿cómo puedo yo dar a conocer a grupos nuevos como Two Dead Cats, The Last 3 Lines o Toundra? ¿Pagando la publicidad imposible en los medios? Eso era antes. Hoy la gente puede decidir, escucha lo que quiere, y ese es el miedo que las grandes corporaciones tienen… han perdido el poder, antes escuchábamos lo que ellos querían, hoy en día ya no.

Qué casualidad que cuándo la gente ha podido decidir, los conciertos de grupos indies estén cada vez más llenos, cada vez haya más sellitos pequeños y desde luego, cada vez haya más gente montando grupos. Mucha casualidad. Que venga Rosario y me diga mirándome a los ojos que la música se muere.

Aplasta Tus Gafas de Pasta: Siempre los grupos den su consentimiento, me parece perfecto, aunque perseguirlo creo que tampoco lleva a nada.

BCore: Yo creo que hay modelos para todo, y son compatibles. Una discográfica pequeña de alguien que trabaja en su casa y que nunca ha vivido de las ventas de discos puede optar por la opción de regalar los discos a través de la red y verse recompensado en otros aspectos como el management, el publishing o el merchandising. Pero eso es mucho más complicado para discográficas con varios trabajadores a sus espaldas y con unos presupuestos de disco (grabación, promoción, publicidad, etc) muchísimos más elevados.

Me refiero a que el modelo que le funciona a uno no le funciona a el otro. Y ambos son válidos.

Respeto totalmente a las discográficas o artistas que tiene todo su material libre en la red. Cada uno hace lo que quiere con sus creaciones. Pero también respeto a los que quieren cobrar por su trabajo.

Nos parece fantástico la gente que hace música y la pone a disposición de la gente de manera gratuita. Lo que desde luego nos parece muy hipócrita es pretender que un sello te pague los discos y luego decirles a tus fans que se los bajen gratis.

Everlasting: Todos apoyamos que la gente se descargue gratis los temas ¿no? Quiero decir, cuando nosotros digamos. Y regalamos discos, metemos los discos en Spotify, hacemos recopilatorios para revistas especializadas, hacemos temas disponibles con contratos Creative Commons….

Hay sellos y artistas cuyo negocio se basa en regalar bajadas desde sus páginas web, Radiohead sería un ejemplo internacional y en España, hay iniciativas muy interesantes, como Producciones Doradas. Lo apoyo, claro.

Foehn Records: Tanto los grupos como Foehn sabemos que no viviremos de esto, tan sólo buscamos que llegue al máximo de gente posible. Pero aquí hay dedicado por todas las partes mucho esfuerzo, tiempo, dinero,… Y aunque es inevitable, no seremos nosotros mismos los que demos las facilidades.

Lovemonk: Nos parece fantástico la gente que hace música y la pone a disposición de la gente de manera gratuita. Lo que desde luego nos parece muy hipócrita es pretender que un sello te pague los discos y luego decirles a tus fans que se los bajen gratis.

Mushroom Pillow: Mira, me parecen bien la dos opciones. Si alguien quiere ir a favor de las descargas perfecto, pero que después no tenga la doble moral de pedir en un sello unos gastos importantes. La autoedición me parece perfecta también, incluso el copyleft me parece bien.

Lo bueno del momento actual es que todas las opciones son respetables, pero yo no apuesto por un proyecto para ponerlo gratis al servicio de todos. El que lo quiera hacer está en su derecho, pero en Mushroom no lo vemos así y según el concepto de libertad que leo a diario de parte de los usuarios, deberían de respetar esto.

Tanto los grupos como Foehn sabemos que no viviremos de esto, tan sólo buscamos que llegue al máximo de gente posible. Pero aquí hay dedicado por todas las partes mucho esfuerzo, tiempo, dinero,… Y aunque es inevitable, no seremos nosotros mismos los que demos las facilidades.

PIAS: Vuelvo al principio de esta entrevista. Los artistas que apoyan las descargas gratis son en su mayoría los que jamás han vendido un solo disco y por eso les da igual ocho que ochenta. Hay que distinguir entre INDUSTRIA y PROFESIONALES y HOBBY y AMATEURS.

Primeros Pasitos: Respetamos todas las opiniones en este sentido. Es cierto que si la gente no compra discos dejaremos de escuchar grandes grabaciones como las que nos gustan de los años 60 y 70, porque no valdrá la pena hacer la inversión. Y no todos los grupos quieren tocar en directo para recuperar su dinero tampoco. Pero por otra parte es normal que los que sí tocan en directo prefieran que mucha gente escuche su música aunque sea sin pagar, al final el dinero que ven es el mismo: cero; sólo que mucha más gente los conoce y eso se refleja en la asistencia a las actuaciones.

Starsky Records: Bien, si el artista se hace todo que haga lo que quiera. Nosotros no perseguimos a nadie es más le incitamos a que lo escuche como sea. Otra cosa es que para apoyar y como precio simbólico se debería pagar algo por algunas descargas porque las producciones nos sale muy caras.

Nosotros pagamos la grabación, el mastering, la edición, videoclips y toda la promo. Y con poquito algunas perras te sacas para poder seguir sacando cosas. Porque a mi no me da de comer esto, lo hago por amor a la música y por lo que creo que debería llegar a conocerse. Lamentablemente no podemos abarcar todo lo que nos gusta.

¿Habría posibilidad de concebir una escena musical sin sellos discográficos?

AA Records: Es un hecho que existen escenas musicales sin sellos discográficos y siempre han existido… pongamos el caso de AA como ejemplo. Nosotros no nos consideramos un sello discográfico, se trata más bien de una agrupación de artistas que funciona de manera cooperativa como plataforma donde publicar discos. Aunque la idea inicial no fuese sólo publicar discos, ha resultado ser que es lo que más hacemos, por eso se tiende a considerarnos un sello discográfico.

Los artistas que apoyan las descargas gratis son en su mayoría los que jamás han vendido un solo disco y por eso les da igual ocho que ochenta.

Aloud Music: Hoy en día un sello es como una guía, una marca. Yo sé de mucha gente que por el hecho de que un grupo lleve el sello de Aloud, le interesa. Pasó y pasa con sellos personales, como BCore, Acuarela, o fuera de nuestras fronteras con miles de sellos. Dudo que los sellos con personalidad se vayan a perder.

Desde luego que hoy en día un sello no es imprescindible, pero tampoco veo la necesidad de cargárnoslos a todos. Un sello que trabaje adaptado a la realidad de hoy en día, tiene el mismo riesgo que un grupo. Van a la par. Si eso está claro y sello y grupo están de acuerdo, me parece la combinación adecuada a día de hoy.

Aplasta Tus Gafas de Pasta: Creo que la escena musical está cada vez más deslocalizada a causa de Internet. Ya no hay grandes centros musicales localizados en torno a ciudades. Yo veo que se está generando una escena a nivel mundial. Un ejemplo es Cloudberry Records que saca a grupos indie-pop de todo el mundo, y también festivales como el Popfest, que se realiza en cualquier parte del mundo donde la gente decida crearlo, con grupos internacionales. Hay grupos españoles que son más conocidos fuera de España que aquí gracias a eso, por ejemplo Zipper, que sacan discos con Cloudberry Records.

Austrohúngaro: Claro que puede haber escena musical sin discográficas como también se pueden hacer conciertos sin promotores y sin managers. Lo hará todo más difícil.

Si la gente no compra discos dejaremos de escuchar grandes grabaciones como las que nos gustan de los años 60 y 70, porque no valdrá la pena hacer la inversión.

BCore: No, pero sí. Me explico. Por supuesto que las autoediciones pueden funcionar. Hay bandas que son sus propios gestores. Ellos controlan y delegan lo que les apetece (publishing, distribución, promoción) y marcan la pauta que quieren seguir. No es un sello quien está haciendo esa función, son ellos mismos. Pero están haciendo la función de un sello, así que aunque no sean un sello discográfico… trabajan como si lo fuesen. Con lo que yo creo que la figura del sello no desaparece.

Everlasting: Sello discográfico es una definición que cubre una gama tan amplia de actividades… pero por supuesto que otras empresas de servicios, con otro énfasis, podrían cubrir los servicios que ofrecemos nosotros ahora. No sé qué diferencia real eso conferiría, claro!

La quid de la cuestión no es eso… es más bien, por ejemplo, si ya no vale la propiedad intelectual, ¿quien va a invertir, prestarle dinero para grabar, sin intereses ni garantías, quien va a promocionar la grabación, pagar el video, negociar la cesión de derechos a patrocinadores o ese tipo de historias? Esos curros los puede hacer una promotora o editorial, supongo, pero ¿en qué se iba a diferenciar de un sello, entonces?

Foehn Records: Foehn intenta ser una plataforma para los grupos, un acceso a los medios y al público, pero hoy en día hay medios suficientes para hacérselo uno mismo.

De todas maneras, siempre es interesante que exista un filtro o punto de vista. Y tampoco creo que sea bueno que el propio músico tenga que venderse y promocionarse, sino seguir haciendo más música.

Hoy en día un sello es como una guía, una marca. Yo sé de mucha gente que por el hecho de que un grupo lleve el sello de Aloud, le interesa. Pasó y pasa con sellos personales, como BCore, Acuarela, o fuera de nuestras fronteras con miles de sellos. Dudo que los sellos con personalidad se vayan a perder.

Lovemonk: Sí, pero sería mucho peor. Los sellos discográficos hacemos un trabajo grande a la hora de que un artista publique su música y la de dar a conocer, a demás de ser un filtro. Suponer que un artista además de componer e interpretar buenas canciones tiene conocimientos para grabarlas bien, para publicitarlas y hacerlas llegar al máximo de gente posible, hacerse cargo del diseño gráfico de sus trabajos y encima tocar en directo y tener el dinero sufriente para poder hacer todo esto y además pagar el alquiler y poder comer al menos unos cuantos días al mes me parece como mínimo complicado.

Mushroom Pillow: Todo es posible, pero se me ocurren unos cuantos nombres que hubiesen tenido una carrera diferente si no estuviésemos ahí. Como te decía empezamos en el 2001, no hemos vivido los años de bonanza que han vivido muchos otros sellos, ni hemos hecho locuras de gastos que no estuviesen destinadas a la apuesta de un proyecto así que no nos vemos reflejados en acusaciones que se han hecho contra la industria. Estamos aquí porque éramos fans de la música, porque nuestro trabajo es un reto maravilloso y porque queremos cambiar cosas a nivel musical en nuestro país.

PIAS: ¿Hay posibilidad de concebir un Parque Automovilístico sin Concesionarios?

Primeros Pasitos: Seguro que sí, pero haría falta algún otro filtro, y ahora mismo el mejor que se me ocurre es el que ya existe… Si no hay discográficas habrá agencias de management o publicistas, pero algún filtro tiene que haber entre los miles de grupos que salen cada día.

Siempre es interesante que exista un filtro o punto de vista. Y tampoco creo que sea bueno que el propio músico tenga que venderse y promocionarse, sino seguir haciendo más música.

Starsky Records: Yo creo que no, al menos por ahora. Porque primero, las distribuidoras y los comercios no son capaces y no quieren comprometerse generalmente con un único grupo, ya por temas burocráticos de facturación de ventas… Ya que lo prefieren hacer en packs, con un discográfica. Si una distribuidora tuviera que pagar los porcentajes de venta a 1000 grupos distintos tardaría 5 años, en cambio si lo hace con un volumen de 20 o 30 sellos la cosa cambia.

¿Por qué no se venden los discos? ¿Es por culpa de la piratería?

AA Records: No sé. Yo creo que es culpa del formato en sí, es decir, de alguna manera se ha gastado, suena un poco raro pero el CD por ejemplo lleva unos 25 años vendiéndose, cuánto dinero se ha hecho del CD como soporte musical (no me lo puedo imaginar).

Existe una tendencia a volver a medios más “vernaculares” y que nunca han dejado de acompañarnos como el vinilo o el casete. Simplemente creo que hay que cambiar las maneras… tal vez tiradas más pequeñas, ediciones más cuidadas para la gente que realmente compra discos y luego el uso de los medios digitales para la gente que solamente quiere la música pero no desea el objeto.

Aloud Music: Porque los hábitos de consumo de música de la gente han cambiado. Hoy en día la música se escucha en Ipods, ordenadores, etc… y la tecnología hace innecesario el CD. Eso, unido a la opción de tener acceso gratuito a mucha música, hace que las ventas caigan. Pero aunque es una realidad que se vende menos, se sigue vendiendo mucho, lo único que la gente selecciona más.

Por mi parte, decir que desde nuestro nacimiento, cada año hemos vendido más discos, estamos en un crecimiento que aun no ha tocado techo, y en este 2010 las perspectivas son buenísimas. Con todo este jaleo de las descargas y la denuncia al gobierno, estoy cada día en Correos enviando discos a compradores nuevos.

Hay una parte de culpa grande en que vendes discos y la percepción general es que son gratis. Los medios de comunicación tienen mucha culpa de esto y del bajo nivel de conocimiento e interés musical que hay en España. Con todos mis respetos hay mucha, mucha gente escribiendo sobre música y muchos de ellos no solo tienen un conocimiento muy limitado sino que además no saben hablar o escribir y eso a un periodista se le supone.

Aplasta Tus Gafas de Pasta: Creo que la piratería sólo a afecta a grupos consolidados, que tienen muchos medios a su disposición, y por lo tanto les interesa que su producto esté oculto para mantener el deseo de comprar el disco. Los grupos nuevos, no tienen medios a su disposición, por lo tanto, necesitan regalar sus canciones, y eso les beneficia, ya que no tienen difusión ni en radios, ni en televisión. En este caso, mucha gente acaba comprándose el disco, por lo tanto, esta situación beneficia más a los nuevos grupos que a los antiguos. Es casi una cuestión generacional, dos formas de entender el intercambio musical irreconciliables. También beneficia a que el mercado sea más variado, y no haya supergrupos que se lucren como en épocas pretéritas.

BCore: Porque hay una superproducción y la oferta es demasiado grande. Porque muchas veces son caros y porque los puedes descargar gratuitamente. Y porque hay que fomentar la cultura musical.

Everlasting: Mucha gente compra discos, y muchos de los discos que no compran, es porque viven en un sitio que no hay donde coño comprarlos. Muchos de los discos que ya no compra la peña, los habrían comprado antes y se quedarían sin escuchar.

Foehn Records: Un poco de todo, es verdad que el formato CD está muerto, incluso produce rechazo, pero el acceso libre a toda la música cuando y donde quieras creo que es lo más determinante. Internet ha cambiado los hábitos de consumo, no sólo de la música.

Lovemonk: Hay una parte de culpa grande en que vendes discos y la percepción general es que son gratis. Los medios de comunicación tienen mucha culpa de esto y del bajo nivel de conocimiento e interés musical que hay en España. Con todos mis respetos hay mucha, mucha gente escribiendo sobre música y muchos de ellos no solo tienen un conocimiento muy limitado sino que además no saben hablar o escribir y eso a un periodista se le supone.

Se ha despreciado históricamente el carácter cultural del objeto/disco, a diferencia de los libros. Se ha considerado como un producto de entretenimiento de usar y tirar, enfocado a los jóvenes y a los seguidores de modas. Cuesta mucho demostrar que no es así y ese esfuerzo didáctico no lo han intentado seguir muchas discográficas que ahora se quejan de lo poco que preocupa la cultura a sus compradores potenciales.

Mushroom Pillow: En un porcentaje altísimo sí.

PIAS: Sí. Pero dejemos de hablar de discos. Ahora hay miles de formatos pero habría que pagar por todos ellos. Como hay que pagar por todos los alimentos que hay en un supermercado.

Primeros Pasitos: Claro. La gente no quiere pagar por algo que puede conseguir gratis. Y también se ha despreciado históricamente el carácter cultural del objeto/disco, a diferencia de los libros. Se ha considerado como un producto de entretenimiento de usar y tirar, enfocado a los jóvenes y a los seguidores de modas. Cuesta mucho demostrar que no es así y ese esfuerzo didáctico no lo han intentado seguir muchas discográficas que ahora se quejan de lo poco que preocupa la cultura a sus compradores potenciales.

Starsky Records: Porque la gente ha perdido apego al formato físico y sobre todo porque en España se han aprovechado del publico con unos precios abusivos durante mucho tiempo, todavía lo siguen haciendo. Otra cosa es por la pasta y por el espacio y la comodidad que la mayoría de la gente prefiere cambiar de tema desde el ordenador y no cambiando de CD.

Especial piratería en la música: