Hipersónica

Nos hemos vuelto comerciales

Tangerine Dream – The Virgin Years 1974-1978: una época dorada con sus altibajos

Tangerine Dream, disco The Virgin Years 1974-1978

Los 70 quedaron muy atrás por razones evidentes. Los avances y experimentación en la música de aquellos años son habituales en estos momentos, pero en su día fueron una innovación. Que un grupo como Tangerine Dream fichase por una major como Virgin Records sería visto hoy en día como un capricho imposible de un A&R iluso. En aquel momento no sólo fue posible sino que las ventas justificaron el fichaje con grandes puestos en las listas de discos.

Sin la escuela de Tangerine Dream, y por ende, de todo el Krautrock más abstracto y ambiental, hoy quizá no estaríamos poniendo por las nubes a Oneohtrix Point Never por citar sólo el último ejemplo de tantos grupos basados en este sonido revolucionario en su momento y que con el recopilatorio The Virgin Years 1974-1978 (2011, Virgin) tenemos la oportunidad de escuchar seguidos cinco discos claves para el género.

Phaedra (1974, Virgin): pieza clave

Tangerine Dream, portada Phaedra

Con Phaedra (1974, Virgin) la banda alemana logró su mayor hito hasta aquel momento. Un merecidísimo puesto 15 en la lista de ventas de Gran Bretaña confirmaba el proyecto de Edgar Froese como algo más que una aventura por terrenos surrealistas con músicos que salían y entraban en la formación. Suponía la continuación del disco Atem (1973, Ohr) con el que habían cerrado sus The Pink Years y comenzado The Virgin Years, época que englobaría todos sus discos bajo este sello, concretamente hasta Hyperborea (1983).

Hipersónica vota un 9,5En Phaedra nos encontramos con un disco sublime de Ambient donde uno de los aspectos a destacar son los medios disponibles en su día, época en la cual los sintetizadores empezaban a dejarse ver en las bandas pero aún quedaba mucho por hacer. Cuatro cortes, con el que da título al disco yéndose a los 17 minutos con 32 segundos de ensoñaciones marcianas que ‘Mysterious Semblance At The Strand Of Nightmares’ continuaría entre el sonido del mellotron a cargo de Froese y una mayor densidad. El sonido cósmico tenía una de sus obras claves.


Tangerine Dream – Phaedra (YouTube)

Rubycon (1975, Virgin): más oscuros

Tangerine Dream, portada Rubycon

Hipersónica vota un 8Los experimentos que habían llevado a cabo en Phaedra continuaron en Rubycon (1975, Virgin). El trío compuesto por Edgar Froese, Christopher Franke y Peter Baumann repite con éste último añadiendo con éxito líneas de flauta entre tantas capas ambientales. La Psicodelia va ganando terreno junto a la moda progresiva frente al Ambient, que domina el disco pero con un mayor cuerpo gracias al uso del Moog y los pianos preparados para la ocasión. Dos partes y con mayor oscuridad que en la anterior entrega. Salió publicado en marzo.


Tangerine Dream – Rubycon part 1 (YouTube)

Ricochet (1975, Virgin): la experiencia del directo

Tangerine Dream, portada Ricochet

Hipersonica vota un 8,50Tangerine Dream estaban viviendo un momento plácido, con dos álbumes en dos años, una gran recepción en las listas británicas y un apoyo popular que también se traducía a los conciertos ya que se habían ido ganando la fama del boca a boca de sus fans. Ricochet (1975, Virgin) supone el discurso de estudio trasladado al directo. Grabado con motivo de la gira europea de invierno de ese mismo año, con fragmentos extraídos de sus conciertos de Inglaterra y Francia. En dos únicos cortes, divididos de nuevo en parte 1 y parte 2, el trío alemán se acerca aún más al Rock, con un mayor papel de guitarras y percusión que en los anteriores álbumes de estudio. Esto no evita que los acercamientos al Trance estén presentes. A mitad del primer corte estamos ante la más pura sensación trance. Salió publicado en diciembre.


Tangerine Dream – Ricochet 1/2 (YouTube)

Stratosfear (1976): la búsqueda de la melodía orgánica

Tangerine Dream, portada Stratosfear

Hipersónica vota un 7,5El comienzo de ‘Stratosfear’ con los 10 minutos de electrónica recuerdan al Autobahn (1974, Philips) de Kraftwerk. Sólo dicho tema ya sostiene un disco con el cual vuelven a marcarse una de sus cimas artísticas. Pese a ello, a mí ‘The Big Sleep In Search Of Hades’ me parece soporífera. En Stratosfear siguen creciendo hacia un plano más melódico, una evolución en la cual los instrumentos orgánicos tienen más presencia que las composiciones ambientales de las anteriores. Los distintos pianos y las guitarras de Edgar Froese son claves.


Tangerine Dream – Stratosfear (YouTube)

Cyclone (1978): el cambio radical

Tangerine Dream, portada Cyclone

Hipersonica vota un 5,5Después de la banda sonora Sorcerer (1977, MCA) y de otro disco en directo, Encore (1977, Virgin), Tangerine Dream publicaron el disco Cyclone (1978, Virgin), con el que rompieron de forma clara con sus anteriores discos. Tres años después del éxito de las dos primeras referencias para Virgin la banda alemana cambia de forma drástica hacia terrenos del Rock progressivo que nada tienen que ver con la calidad previa. Sigue habiendo melodías espaciales gracias a los sintetizadores pero la incorporación de Steve Jolliffe a las voces, flautas y demás instrumentos (todos los miembros eran polivalentes) afea de buena gana el resultado, añadiendo por primera vez al grupo letras y voces. Las canciones se vuelven pesadas, el rollo ópera que por aquel momento tan en boga estaba fracasa, ‘Risinig Runner Missed by Endless Sender’ suena cargante, la New Wave unida con una New Age rockera. Se nota la salida de Peter Baumann por visiones artísticas enfrentadas con Froese.


Tangerine Dream – Rising Runner Missed By Endless Sender (YouTube)

[gallery: tangerine-dream-the-virgin-years-1974-1978]

Sitio oficial | Tangerine Dream