Hipersónica

Nos hemos vuelto comerciales

Single + Astrud en concierto en Madrid (11-03-2011, Sala Rock Kitchen): una visión particular del Pop

Astrud

El ciclo de conciertos para promocionar el recién creado Pop & Dance Club cuenta con un cartel muy interesante hasta junio bajo la iniciativa Coca-Cola Concerts Club. Buenos grupos nacionales en distintas fechas distanciadas en un programa que comenzó ayer en la sala Rock Kitchen con las actuaciones de Single y Astrud con un patrocinador que sorprendió a Manolo Martínez el día de antes.

Al margen de este hecho, bastante desagradable y cuestionable de ser cierto, la velada de anoche fue increíble. Dos de los mejores grupos nacionales del momento, y de los últimos años, juntos para ofrecer uno de esos conciertos que con el tiempo recuerdas por lo mágico de su propuesta.

De entrada, la sala Rock Kitchen sonó muy bien para lo que algunos habíamos experimentado en anteriores conciertos. Dos grupos de complicados medios, en especial la orquesta del Col·lectiu Brossa, que pudieron disponer de una acústica limpia en la que las voces de Teresa Iturrioz (Single) y Manolo Martínez (Astrud) se escucharon de lujo. Lo mismo ocurrió con los instrumentos, la guitarra de Ibón Errazkin (Single) se escuchaba sin molestos ruidos.

La noche fue tan buena que hasta debió comenzar a la hora que ponía en las entradas, hecho insólito en Madrid si esa hora son las 20:30. Fallo mío, por lo que me perdí la mitad del concierto de Single, a quienes llegué a escuchar las últimas canciones, donde estuvieron muy grandes en su formato de banda junto a Joan Vich a los teclados y Tito Pintado a los coros y a los bailes. Dos de los temas que abordaron y más me gustaron: ‘Tu Perrito Librepensador’ y ‘Mr. Shoji’, además de la versión de ‘Vamos a Casarnos’ de Hidrogenesse que ya tienen incluida en el repertorio como en su pasado concierto en la sala El Sol.

Astrud Rock Kitchen

Después llegó el momento de Astrud junto al Col·lectiu Brossa con Manolo Martínez asumiendo un papel de frontman muy suelto, con más movimiento y cambios en las letras que en la primera vez que vinieron a Madrid con el formato orquesta a la sala Neu! Club. Se notaba que el grupo estaba más rodado porque jugaron más con las canciones evitando reproducirlas tal cual.

Dominó un tempo muy calmado en el cual las letras ganaron aún más fuerza, logrando sacar repetidas carcajadas entre el público cuando tocaron ‘Noam Chomsky’ o ‘El Vertedero de São Paulo’, por citar sólo dos. También hubo momentos de karaoke motivados por canciones como ‘Todo Nos Parece Una Mierda’ o algunos momentos de ‘Miedo A La Muerte Estilo Imperio’. Todo esto con una sala llena.

Hipersonica vota un 9Los dos únicos momentos más calmados respecto a la reacción del público fueron causados por sus dos nuevos temas (‘Lo Popular (Retrato de Adrià Grandia)’ y ‘La Música de las Supercuerdas (Retrato de Marc Casas)’) que siguen quedándose atrás frente a los aplausos de ‘Esto Debería Acabarse Aquí’ o ‘Mentalismo’, como es lógico. No me olvido de la versión que se marcaron de Franco Battiato en italiano para el tema ‘Voglio Vederti Danzare‘.