Hipersónica

Nos hemos vuelto comerciales

Primavera Sound 2011: el día en el que te pidieron que te casaras con él (Crónica del viernes 27 de mayo)

Primavera Sound 2011

¿Te acuerdas de la primera vez? Pulp fueron el plato estrella del segundo día grande del Primavera Sound 2011, que era también el día en que más nombres interesantes parecían coincidir. No diremos que no hemos sufrido con los solapes, porque sí lo hemos hecho, pero pese a todo, se nos vuelve a quedar un buen sabor de boca con varios de los nombres y eso hace más llevadera la decepción con otros.

Y si ayer comentábamos lo mucho que le quedaba a la organización por mejorar en una edición marcada por el Beergate, hoy podemos decir que ayer casi todo salió perfecto: pagamos con dinero en las barras, y además todo el mundo recibió la devolución del dinero que tenía en sus tarjetas monedero. Si aún no lo habéis hecho, pasar por alguno de los puestos de “Recarga”, que ahora han cambiado convenientemente su nombre al de “Devoluciones”. Y ahora sí, vamos al único festival en el que Pulp han servido de banda sonora para una petición de matrimonio en directo. (P. Roberto J.)

Lo mismo de ayer: las crónicas de 140 caracteres las firmo yo, el resto son de Roberto.

Sufjan Stevens

Primavera Sound 2011 Sufjan

Las dos horas de concierto ligeramente diferente al del jueves que se marcó Sufjan Stevens en el Auditorium despejan varias dudas sobre The Age of Adz, pero no acaban con la sensación de estar disfrutando de un disco menor suyo. Por mucho que Sufjan brille en vivo con sus alas, el horror vacui que lleva ahora por los escenarios puede resultar agotador. (7)

Berlinetta

Nos hablaban de hardcore, pero en Berlinetta no hay casi nada de los nombres que citan y sí un grupo demasiado en mimbres aún. Si de verdad quieren ser como At The Drive-In o Fugazi y no sólo como uno de los muchos grupos que sacó B-Core en los 90 (¿alguien se acuerda de ellos?), no sólo deberían tocar bien (que lo hicieron) sino tratar de capturar la inspiración con más frecuencia (4).

Ainara LeGardon

Casi a la misma hora que Berlinetta, pero justo en la dirección contraria. Lo que ahora lleva Ainara LeGardon en vivo difiere mucho de aquello que nos dio al comienzo. Si aún pensáis en ella con su guitarra acústica, es conveniente que le echéis un ojo a su nuevo disco, puesto que sonó con furia, electricidad y mucho bueno que contar en el Ray-Ban, que no es precisamente un escenario pequeño. Grande. (7)

Kokoshca

Son el grupo que os está dando los hits más necesarios de hoy en día en España, y en su segundo Primavera Sound, el primer dentro del Forum, no defraudaron. Como en sus últimos conciertos, siguen rescatando canciones de las primeras maquetas para elevarlas a los mismos altares donde habitan las de La Fuerza, un disco ineludible. Y aunque ayer les sobró una canción y media (adivinad cuál quienes estuvisteis), Kokoshca son tan imprescindibles en vivo que la organización del PS debería hacer con ellos como Steve Albini y sus Shellac y darles cada año un concierto. (9)

Pura dinamita en las canciones ya conocidas. Rock & Roll rápido y pegadizos estribillos.Más flojos en las primeras y las lentas con teclado. (7)

Tennis

Primavera Sound 2011

Siendo el suyo un disco tan deliciosamente pequeño, sorprendió gratamente ver a tantos fans en el escenario ATP para disfrutar del concierto de Tennis. Y sí, he dicho fans, que allí la gente se sabía las letras, se echaba bailecitos en grupo y disfrutaba del joie de vivre que desprenden esas canciones. Ojo, porque además Tennis, en un gran concierto, parecieron a ratos cercanos a Beach House, y no sólo por los pelazos de las cantantes. (8)

M. Ward

M Ward

Rock’n‘Roll. Esas tres palabras se han vaciado de significado, pero hubo una época, cuando se utilizaron para poner nombre a esa música, en que valían para describir justo lo que M. Ward tocó sobre el escenario San Miguel. Y tener a alguien, hoy en día, que no tiene problemas en traer de vuelto el rock’n‘roll de los que dieron inicio a todo esto es maravilloso. Que no pierda el tiempo nunca más con la She y que se dedique él, Him-himself, a sacar discos enormes y a dar conciertos en los que no te puedes quitar la sonrisa. (8,5)

James Blake

Lento y cálido, con una pareja con batería jazzy y guitarra mínima, bases entre la IDM y el Abstract. Y luego él:voz y teclado.El nuevo Soul. (9)

The National

Primavera Sound 2011

Ay, The National. Cómo suenan en directo, qué bien tocan y qué grupo tan de grandes estadios que tenemos delante. Pero también que manera de enfangarse, como ya les pasa en sus discos, en esas canciones tan insulsas que de vez en cuando se les cuelan entre sus grandes temas. Si en estudio aún no han sacado el disco que disipe todas las pegas que podamos ponerles como grupo, en directo ya se les nota muy necesitados de él para dar con un repertorio que no tenga fisuras ni huecos para rellenar (6)

Ariel Pink’s Haunted Graffiti

Toques de música Disco y de un Soul un tanto hortera. Amagos a lo Happy Mondays y espasmos de Led Zeppelin. Todo es posible con Ariel. (8,5)

Shellac

Oigan, es salir Shellac al escenario del Primavera Sound, y verles de un relajado que jamás nos lo hubiésemos imaginado. Ya dijo ayer Steve Albini que este es un festival increíble, lleno de gente sexy a la que te podrías follar, pero tal y como disfrutan con nosotros cada año va a haber que quitarle la fama de huraño al Albini. ¿Y el concierto? Pues grand, como siempre, e incluso ligeramente distinto que los de anteriores años. A ver si se sacan ya disco y dan un pequeño vuelco a todo su repertorio (8).

Belle & Sebastian

Primavera Sound 2011

La fanfarria en la que se han convertido Belle & Sebastian con el paso de los años es, dicen, gloriosa, pero me siento incapaz de conectar con ellos. Y lo peor es que la culpa de todo lo malo que veo en Stuart Murdoch y compañía desde hace varios discos parece estar justo en lo que más me gusta de ellos durante su primera etapa: aquel triplete/cuarteto/quintento de EPs gloriosos pre-efecto 2000. No es casualidad, pues, que en vivo estos Belle & Sebastian recuperen con ganas ‘La Pastie de de la Bourgeoisie’ y ‘Legal Man’. Se bailaron y bien, pero no, Murdoch, he music that you constantly play it says nothing about my life… y menos si te dedicas a cosas como ‘Dear Catastrophe Waitress’. (5)

Comenzaron con un volumen demasiado bajo,luego mejoró.Canciones Pop fantásticas, aptas para otra hora y sin un concierto previo con subidón. (5)

Pulp

Justo después de ‘I Spy’ y antes de ‘Underwear’, Jarvis ayudaba a un chico a pedirle matrimonio, en pleno Primavera Sound, a su novia. Y justo en mitad de ‘Sunrise’, la pareja que estaba justo delante de mí en el concierto se peleaba voz en grito, sólo tapada su discusión por la marea sonora de la canción más floja que sonó en el concierto de Pulp. Y esas dos escenas (más la posterior reconciliación de estos últimos; no llegó la sangre al río) bien podrían haber sido fruto de un teatro montando por Jarvis para encajar el regreso de Pulp en el marco en el que siempre se movieron sus canciones.

Pero no, lo de Pulp nunca ha tenido trampa ni cartón. Ni tan siquiera su regreso.“¿Es un sueño” “¿Es algún tipo de broma?” “¿Estáis seguros de que queréis que lo hagamos?”; los propios Pulp juegan con sus miedos y los de tantos de nosotros a una reunión que, como todas las de grupos viejunos que vuelven por dinero, pudo haber acabado en desastre. Pero, claro, Pulp nunca ha sido un grupo normal y dieron el concierto que tenían que dar para que no volviésemos con el rabo entre las piernas, pensando “al menos tengo sus discos”.

No, al menos no tenemos sus discos: les hemos tenido mucho tiempo allí y ahora, gracias, gracias, les hemos podido ver en vivo, verles tocar un setlist de ensueño, donde estuvieron casi todas: sí, ‘Commone People’ dedicada a los indignados; y ‘Babies’ y ‘This Is Hardcore’ y ‘Something Changed’ y ‘Razzmatazz’ en el bis, pero también ‘Pink Glove’, ‘Pencil Skirt’ o ‘Bar Italia’. Y de repente a Jarvis se le quitaron todos los años que se ha ido poniendo de más en su carrera en solitario y volvió a ser el tío que nos ha enseñado a amar/follar/discutir/enamorarnos/vivir y el resto volvió a ponerle esa banda sonora a nuestra vida, la misma banda sonora llena de romanticismo real que nos ha ayudado a sobrevivir a esto, a lo nuestro.

Pulp. Sí, Pulp. Ya me acuerdo de la primera vez. (10)

Ya lo ha dicho todo Roberto. En mí pesaron más las ganas y la emoción de ver a Pulp que el concierto en sí. Bien y con himnos. (8)

Battles

Un pasito pa’lante, un pasito pa’trás. Así fueron Battles y su Math Rock bajo una estructura cada vez menos sorprendente. Entre dos tierras. (5)

[gallery: primavera-sound-2011-viernes]