Hipersónica

Nos hemos vuelto comerciales

Dream Theater – A Dramatic Turn of Events: aguantando con lo justo

Dream Theater A Dramatic Turn of Events

Que los mejores años de Dream Theater ya han pasado es algo que difícilmente se puede rebatir. La banda americana, grandes estandartes del metal progresivo e influencia para todo un movimiento musical, lleva muchos años sin acercarse a su mejor nivel, aunque eso no le ha impedido seguir editando algunos trabajos muy dignos en los tiempos recientes.

A Dramatic Turn of Events es el último en llegar a las tiendas, y lo hace tras la etapa más tormentosa de la formación, marcada por la salida del batería Mike Portnoy. Bien es sabido por todos que, junto al guitarrista John Petrucci, él había sido la principal columna creativa de la banda desde sus primeros días, y el culebrón que ha seguido a su marcha no ha sido plato de buen gusto para nadie.

En su lugar, los neoyorquinos han sentado en la batería a Mike Mangini, percusionista conocido por sus más que sobresalientes capacidades técnicas, aptas para tocar lo que le pongan por delante. El sustituto no ha tenido ningún problema para aportar el mismo nivel a la percusión que su antecesor, pero la gran duda era si la ausencia de Portnoy se iba a notar en el terreno de la composición. Y la respuesta es que no, porque las pautas que sigue este álbum van en la línea de lo que llevan haciendo desde Train of Thought.

A Dramatic Turn of Events, el drama de ver pasar los años

Dream Theater – ‘Lost Not Forgotten’ (YouTube)

Cuando ‘On The Backs Of Angels’ se mostró como primer adelanto, tuve la sensación de que la banda buscaba recuperar el tono más clásico de sus primeros álbumes, pero escuchándolo al completo vemos que estamos ante un disco que cumple con todos los parámetros de los Dream Theater más recientes. Todos los ingredientes que han aderezado sus últimos cuatro discos están presentes aquí, por lo que la incidencia del culebrón Portnoy ha sido menor en ese sentido.

Progresiones eternas, donde los clásicos juegos entre teclado y guitarra suelen llevarse el protagonismo, riffs muy pesados, solos que únicamente quedan al alcance de verdaderos talentos y un James Labrie que, en su madurez como vocalista, ha conseguido despejar ya todos los fantasmas que siempre le han rodeado. Si nos ceñimos a parámetros meramente objetivos, ni sobra ni falta nada de lo que cabría esperar en un disco de este grupo.

Pero la objetividad a la hora de valorar la música es una mera ilusión, y es la subjetividad de quienes llevamos años pegados a esta formación lo que determina su valía. Y es ahí donde nos damos cuenta de que, a pesar de que todo parece estar en orden, A Dramatic Turn of Events evidencia más que nunca el agotamiento creativo que viene experimentando la banda, algo perfectamente lógico si tenemos en cuenta los años que llevan haciendo música.

Sobre cambios y otros dramas

Dream Theater – ‘Bridges in the Sky’ (YouTube)

Quizás lo que he dicho antes puede sonar un poco duro, pues desde luego no estamos ante un mal disco. Canciones como ‘Lost Not Forgotten’, ‘Outcry’ o ‘Bridges in the Sky’, se disfrutan bastante, y el oído acostumbrado a Dream Theater se hace rápidamente con sus estructuras, pero ninguna de ellas llega a resultar tan apasionante y colosal como antaño.

El disco se mantiene en la media de duración actual de la banda, por encima de los 70 minutos, pero lo hace apostando por nueve temas, cifra a la que no llegaban desde Scenes from a Memory. También es su álbum más variado en años, donde prueban muchas cosas aunque con dispar acierto. Donde más flojea el elepé es sin duda en sus baladas, terreno en el que de hecho llevan ya tiempo mostrando su peor cara. Hasta tres figuran en este álbum, y ninguna de ellas consigue transmitirme mayor emoción o intensidad.

Sería fácil relacionar el título del disco e incluso su portada (tan fea como de costumbre en ellos) con los recientes acontecimientos en el seno de la banda, pero el teclista Jordan Rudess se encargó de desmentir tal hipótesis. En lugar de ello tenemos una referencia a los temas dominantes del disco, cuyas letras capitalizadas por la pluma de Petrucci nos hablan de grandes cambios en la vida, con mucha incidencia en el plano espiritual.

Dream Theater frente a su propio potencial

Dream Theater – ‘On The Backs Of Angels’ (YouTube)

Para no faltar a las tradiciones, estamos ante un trabajo que gana mucho con las sucesivas escuchas, pasando de la fría recepción inicial a un encanto que se va desvelando poco a poco. La pena es que, en este caso, el encanto que termina por llegar a la superficie no es tanto como el que nos tienen acostumbrados, dejando para la colección un disco que figurará entre los menos destacados de su colección.

Nota 6Sí, A Dramatic Turn of Events es un disco aceptable, pero la pregunta que el quintento debería hacerse, dado su potente historial, es si “aceptable” resulta suficiente para ellos. Sin esforzarme mucho, puedo decir ahora mismo una decena de grupos prog más jóvenes que han editado este año discos que superan ampliamente a este trabajo. Y eso, bajo mi punto de vista, no es suficiente para ellos, aunque desde luego les sirva para seguir aguantando el tirón con bastante decencia.

Escúchalo | Spotify
En Hipersónica | Dream Theater vuelven a sonar como en los viejos tiempos con el primer single de A Dramatic Turn of Events, A Dramatic Turn Of Events, el nuevo disco de Dream Theater. ¿El drama de olvidar a Portnoy?