Hipersónica

Nos hemos vuelto comerciales

Berri Txarrak – Haria: el hilo por el que hay que tirar

berri-txarrak-haria

Tras su fugaz paso por la división española de Roadrunner en el que les dio tiempo a publicar Payola, el disco del ser o no ser de Berri Txarrak, Haria supone su debut con Kaiowas, el sello en el que han desembocado antiguos compañeros como Hamlet.

Si en aquél Steve Albini, palabras mayores, fue el encargado de ponerse a los mandos y grabarles en sonido analógico en Chicago, en éste el ilusionista Ross Robinson, al que hay que poner en un pedestal por sus discos con At The Drive In, Slipknot o Korn, les recibió en su mansión de Venice Beach (California) con los brazos abiertos.

Haria, un disco de una banda de rock que no sería más grande si sus letras no fueran en euskera

Mucho se ha hablado de los navarros y todo, o casi todo, ha sido bueno. Las publicaciones se han desecho en halagos sobre este trío en el que Galder Izaguirre (Kuraia, Dut) se ha colocado a la batería en sustitución de Aitor Goikoetxea.

Nunca me ha entrado el rock y el metal en euskera, ni siquiera en los tiempos del rock radikal vasco, por eso para mí Berri Txarrak eran una incógnita por despejar en mi abultada colección de bandas a la que hincarles el diente.

Si por Payola pasé de largo, no ocurrió esto con Haria, Hilo en castellano, el séptimo trabajo de los de Lekumberri que después de un montón de escucha me ha abierto la mente sobre la escena rock euskaldún, en la que tenía en un altar a Lisäbo y ahora a los navarros.

Lo que sí me ha quedado muy clarito es que Berri Txarrak es una banda de rock y que, a diferencia de la urgencia podríamos llamar punk de Payola, en esta nueva entrega tenemos un montón de capas de guitarra de ascendencia metálica, y muchísimas melodías pop, que la hacen sin duda más asequible.

Berri Txarrak – ‘Haria’ (YouTube)

El título tiene que ver con esa encrucijada en la que había quedado el grupo tras la salida de su batería y miembro fundador y ver que dirección tomar, en definitiva que hilo seguir tal y como dicen en el tema homónimo:

Y tienes razón, a veces este pueblo es un loop donde todos estamos obligados a bailar en busca del hilo por el que tirar.

No creo que se hayan equivocado Berri Txarrak y Gorka Urbizu, que al frente del grupo ha sido el más entusiasta a la hora de redimensionar el espacio en el que trabajar, nuevamente en el mundo independiente en el que se habían movido en su etapa en la discográfica Gor.

Y las letras, que en su versión en castellano resultan muy maduras y, lo que es curioso, poco habituales en una banda de rock estatal. Hay que mascarlas y encontrar el mensaje que el grupo quiere transmitir, por otro parte bastante comprometido si leemos por ejemplo una frase de ‘Albo-Kalteak’, que es el single de adelanto de Haria:

Estos son, cómo decirlo, los daños colaterales de ser nosotros mismos, las consecuencias del no-ser.

Si alguien creía que las letras eran secundarias, con el trío navarro va dado, pues no son más que un medio de expresión de los pensamientos y compromiso de estos músicos con la realidad que les ha tocado vivir.

Berri Txarrak – ‘Harra’ (YouTube)

Que Haria es asequible no hace falta ni decirlo, sus doce temas pasan por el reproductor como en un suspiro y vuelta a empezar y a disfrutar de esas melodías, esas guitarras inmensas y la percusión arrolladora de Galder Izaguirre, que aporrea los tambores como si se fuera a acabar el mundo mañana mismo.

La rabia y el resquemor de tiempos pasados ha quedado en un plano lejano, no hay urgencia, si el primer sencillo es claramente muy asequible, ‘Sugea Suge’, con la que se abre el disco, ya te abre un poco la receptividad para lo que viene después.

¿Podrían ser más grandes si cantaran en castellano o inglés? No estoy seguro de ello, pero me inclino por el no. Lo que sí creo es que ‘Haria’, el cañero tema que da título al álbum, no sería igual cantado en otra lengua.

Ni tampoco ‘Guda’ o ‘Lepokoak’, dos rabiosos cortes que son el motor de explosión del álbum, o ‘Iralia’, muy pop para mi gusto, que contrasta con esa maravilla que es ‘Harra’, un título cuya traducción es Gusano, para mí lo mejor de este Haria que, no sé si os habrá pasado, es un baúl de sorpresas con cada nueva escucha.

‘Makuluak’ es mucho más visceral, más expansiva y agónica. Se basa según parece en ‘Las muletas’, un poeta de Bertolt Brecht. Después llega ‘FAQ’, urgente, rápida, punk, un trallazo que engancha a la primera, así de simple. Han madurado no se han adocenado.

Hipersónica vota un 7,5‘Non Bestela’, cuyo inicio es cien por cien metal mastodóntico, y después se convierte en un corte melódico que luego muta en trallazo. Aquí destacan las partes vocales de Gorka Urbizu, que muestra varias caras. ‘Soilik Agur’, penúltimo tema del disco, vuelve a embobarnos con ese sonido renovado de Berri Txarrak, un medio tiempo muy melódico pero con bastante fuerza como para ser imprescindible en directo. Finalmente, ‘Lehortzen’ cierra el álbum de manera muy introspectiva.

Tracklist de Haria de Berri Txarrak

  • 1. Sugea Suge
  • 2. Albo-Kalteak
  • 3. Haria
  • 4. Guda
  • 5. Lepokoak
  • 6. Iraila
  • 7. Harra
  • 8. Makuluak
  • 9. FAQ
  • 10. Non Bestela
  • 11. Soilik Agur
  • 12. Lehortzen

Sitio oficial | Berri Txarrak