Hipersónica

Nos hemos vuelto comerciales

Kelly Rowland se arrima a Calvin Harris: la perdimos para siempre

Kelly Rowland

Kelly Rowland ha tenido una carrera tremendamente irregular desde que la formación de Destiny’s Child se disolviera. Tuvo momentos en los que parecía dispuesta a continuar y progresar sobre el estilo de la mítica banda femenina de R&B, como en su debut, Simply Deep, pero ya entonces, aunque de manera muy tímida, empezó a coquetear con el lado más dance del mainstream por el que apostó desde el principio.

Los que esperamos, alentados por temas más recientes como ‘Motivation‘, que retornara al estilo que mejor se le daba y del que nunca debió salir salvo para la eventual y económicamente beneficiosa colaboración de turno, podemos empezar a abandonar por completo la esperanza. No era difícil olerse que Kelly Rowland quería convertirse en una especie de nueva Donna Summer rediviva. El problema es que ni estamos en los ochenta ni andamos escasas de divas con más fortuna que Kelly. Rihanna, sin ir más lejos.

Parece que esta misma comparación se le ha ocurrido a la propia Rowland, ya que ha decidido buscar la ayuda de Calvin Harris, responsable de ‘We Found Love‘. Quizá esté intentando revivir los dulces días en los que nos dejó a todos saturados con la sobreexposición a la que nos vimos martirizados con ‘When Love Takes Over‘, perpetrada por David Guetta.

Vender le debió de picar el gusanillo, y en lugar de acochinarse por los flojos resultados obtenidos por Here I Am – que ni de lejos es un mal trabajo -, ha preferido tirarse definitivamente a la piscina del dance para tratar de sacarse los cuartos así. Quizá el R&B comercial ya no dé de comer tan jugosamente como en los noventa, o quizá simplemente se le haya agotado la paciencia de estar entre esas dos aguas que no benefician a nadie. Por desgracia, ha tomado la salida más rápida y la menos atractiva.

El panorama comercial está saturado por todas las cantantes de pop que se han subido a esta moda electrónica, que ya de nueva no tiene nada, y entre las que podemos empezar a contar a gente como Katy Perry, Britney Spears y un buen número de aspirantes que las siguen como corderillas. Todavía no sabemos si esta colaboración con Calvin Harris está destinada a ser parte de un supuesto cuarto álbum de Kelly Rowland, o si será un aperitivo de un posible trabajo del escocés. Pero en cualquier caso, mucho me temo que atrás quedan los días de ‘Stole’ y compañía.

Vía | Popdust