Hipersónica

Nos hemos vuelto comerciales

Diez de las portadas de discos más feas que han salido en lo que va de año

“Trust – TRST” src=”http://img.hipersonica.com/2012/05/TrustTRST02.jpg” class=”centro” /> No tenéis ni idea de cómo es esta portada completa

Hay un tema recurrente que da para mucho juego. Da para juego infinito, si queremos, y se trata de la extrema fealdad de algunas portadas de discos. Teniendo en cuenta que las cosas entran también por los ojos, creo firmemente que habría que llevar a cabo un sesudo estudio avalado por verdaderos profesionales del ramo sobre las razones que le llevan a un artista/grupo/sello discográfico a lanzar al mercado un disco con una portada que de fea podría ser hasta delito.

No me digáis que nunca os habéis comprado un disco sólo por su portada, sin haber escuchado nada. Yo sí. Unos cuantos. Y ha habido de todo, desde verdaderas joyas hasta productos que no deberían haber nacido nunca. Lo que está claro es que no me compraría ninguno de estos diez discos si tuviera que guiarme por sus portadas. O me los compraría todos. No veo término medio.

Estamos a mediados de año, pero a estas alturas ya tenemos buena mierda. Atentos.

Simone White – Silver Silver: te enseño el culo en la playa

“Simone White – Silver Silver” src=”http://img.hipersonica.com/2012/05/SimoneWhiteSilverSilver.jpg” class=”centro” />

Qué decir de la portada del Silver Silver de Simone White. Pues por ejemplo que es la típica imagen que el típico colega graciosete que te envía los típicos e-mails en cadena de los que estás hasta las narices (Internet es para otra cosa, joder) acompañaría con un texto del tipo “seguro que no has visto al tipo que hay sentado en la arena con una guitarra”. Porque sí, hay un culo de perfil al fondo que capta nuestra atención.

The Hickey Underworld – I’m Under The House I’m Dying: una klingon se ha colado en mi fiesta

“The Hickey Underworld – I’m Under The House I’m Dying” src=”http://img.hipersonica.com/2012/05/TheHickeyUnderworld.jpg” class=”centro” />

La frente de esa muchacha es muy Klingon, pero el morrito me recuerda a algún otro personaje ficticio que ahora mismo lo logro descifrar… quizás de algún videojuego. No sé. En cualquier caso la portada es tan sumamente horrible que me encanta. Me haría un póster con la chica fea a cuyos pies se rinde todo el mundo. Podría llegar a ser primera dama si se lo propusiera. Podría presidir Alemania, incluso. O irse a otra galaxia, bien lejos de aquí.

Your Demise – The Golden Age: diamantes en una luna dorada

“Your Demise – The Golden Age” src=”http://img.hipersonica.com/2012/05/YourDemiseTheGoldenAge.jpg” class=”centro” />

Porque lo que hay detrás de los diamantes flotantes es la luna, ¿no? Lo pregunto porque un compañero de Hipersónica al que le he mostrado esta portada, en un primer momento me ha dicho “¿un desayuno (tortita) con diamantes?”. No diré quién ha sido. Igual a partir de ahora empiezo a llamarle tortita a la luna. Mira qué bonita está la tortita esta noche. Hoy hay tortita llena. Sustituid la palabra luna por tortita en todos los poemas que conozcáis. Los resultados serán tan graciosos como esta portada. Porque o bien te ríes de lo horripilante que es o te das cabezazos contra la pared preguntándote, una y otra vez, por qué.

Trust – TRST: el pariente lejano de Marilyn Manson

“Trust – TRST” src=”http://img.hipersonica.com/2012/05/TrustTRST.jpg” class=”centro” />

No sé qué decir de esta portada. En serio, no sé qué decir. Que llama la atención, por ejemplo. ¿Cómo no va a llamar la atención? ¿Pero esto qué es? Uno se encuentra esto en las estanterías de su tienda musical favorita, esa que está escondida en un rincón casi inaccesible de uno de los barrios más sucios de su ciudad, y no sabe si está ante un disco o ante el álbum de fotos familiar de Marylin Manson. Me compraría el disco para poder pisotearla.

Marauder – Elegy of Blood: con los libros, cuchillo y fuego

“Marauder – Elegy of Blood” src=”http://img.hipersonica.com/2012/05/MarauderElegyofBlood.jpg” class=”centro” />

Veo esta portada y no puedo evitar pensar en un aprendiz de Photoshop jugueteando con las capas y la posibilidad de recrear llamas de fuego realistas partiendo de la nada más absoluta. Tendrá mucha simbología y todo lo que queráis, pero esta portada llega a ser un poquito más fea y se fagocita a sí misma. ¿Habéis visto un agujero negro de cerca? Con esta portada hemos estado a punto de ver uno. Y de ser engullido por él.

Lil B – Trapped in Basedworld: en una silla eléctrica, pero me río en tu cara

“Lil B – Trapped in Basedworld” src=”http://img.hipersonica.com/2012/05/LilBTrappedInABasedworld.jpg” class=”centro” />

Tras el maravilloso y espectacular post de mi compañero Natxo Sobrado sobre Lil B conviene echarle un buen vistazo a la portada del mixtape que ha lanzado este año, porque menudo homenaje al mal gusto. El montaje es tan infantil que lo podría haber hecho vuestro sobrino de dos años con el Paint. Se pillan unas cuantas imágenes de aroma carcelario y se coloca al artista en medio sentado cómodamente en una silla eléctrica. Pero sonriendo. Nunca sabremos si es porque tampoco hay que tomarse estas cosas tan en serio (lo de que le frían a uno con una descarga del copón, digo) o porque se tiene que mofar del sistema. Con los hiphoperos nunca se sabe.

Django Django – Django Django: Django Django… y así hasta el infinito

“Django Django – Django Django” src=”http://img.hipersonica.com/2012/05/DjangoDjango.jpg” class=”centro” />

Está claro que si tienes un grupo de rock experimental y psicodélico no puedes ponerle a tus discos una portada sosa. La imagen tiene que representar bien lo que vamos a encontrar en el álbum, lo cual en este caso se traduce a que tras darle al play podemos morirnos un poco de lo que viene siendo asco. Bueno, quizás me he pasado. Tampoco da tanto asco la portada, sólo dolores severos de cabeza y un ligero cosquilleo en la parte trasera el ojo derecho. No creo ni que el propio diseñador de la portada sepa qué narices es eso…

Light Asylum – Light Asylum: lo mezclamos todo y lo agitamos bien

“Light Asylum – Light Asylum” src=”http://img.hipersonica.com/2012/05/Lightasylum.jpg” class=”centro” />

¿Qué le ponemos de portada al disco? Yo qué sé, ¿qué os gusta? A mí el espacio, las estrellas, las galaxias. A mí me gustan las esculturas. Yo soy fan de todo lo que tenga que ver con la cultura egipcia. Pues venga, que no se diga, abrimos Google, le ponemos estas cosas y con lo que salga ya haremos algo. Total, lo que importa de verdad es cómo suene el disco, ¿no? Y ahí vamos bien. Claro, vamos bien. No se hable más.

Gossip – A Joyful Noise: esa manaza guapa

“Gossip – A Joyful Noise” src=”http://img.hipersonica.com/2012/05/GossipAJoyfulNoise.jpg” class=”centro” />

Para ser un grupo de garage rock la verdad es que la portada del A Joyful Noise de Gossip es verdaderamente desconcertante, por no decir aterradora o directamente horrenda. No entiendo nada… un fondo tirando rosa pastel, una cabeza humana con ojos de gato (o más bien de Michael Jackson en ‘Thriller’) una manaza muy gorda y grande en primer plano que da la impresión de que en cualquier momento va a salirse de la portada para cruzarte la boca… De lo peor que se ha visto.

We Are Nobody – The Chap: ¿culo o codo?

“We Are Nobody – The Chap” src=”http://img.hipersonica.com/2012/05/WeAreNobodyTheChap.jpg” class=”centro” />

Esta portada es muy grande. ¿Qué veis ahí? Tranquilos, no es una pregunta trampa. Creo que no hay discusión posible. Esto estaría bien si fuera la imagen de un artículo de esos que venden en ciertas tiendas repletas de objetos semisexuales presuntamente graciosetes (y que dan bastante vergüencica, dicho sea de paso), pero hombre, para una portada de disco… Fea de cojones. JAJA. Chistazo.

Y hasta aquí esta minúscula lista con diez de las portadas de discos más feas que han salido en lo que va de año. En realidad esto daría para subir la cifra a 100. O más, pero podríamos morir en el intento. Y por ahora prefiero seguir vivo. Sobre todo para poder comprarme estos discos y ponerlos todos en una estantería. Tanta fealdad junta debe dar un resultado mágico. Debe llover dinero del cielo o partirse el mundo en dos. Algo.