Hipersónica

Nos hemos vuelto comerciales

Rate Your Music, a fondo: obsesiones melómanas con nota y tags

“RYM” src=”http://img.hipersonica.com/2012/09/rym-pitbull.jpg” class=”centro” />

Doce años más tarde escribiendo sobre Rate Your Music; al pie del cañón siempre. En estos momentos es muy probable que todos sepáis qué hay tras una de las mejores bases de datos online de música pero también me he encontrado con amigos que aún siguen desconociendo esta página convertida en locura melómana para unos cuantos. La idea en este artículo es explicar algunas funciones además de varios usos mejorados.

Mejor que Discogs

Desde que descubrí Discogs se convirtió en una de mis páginas básicas de consulta y de las que mi tarjeta de crédito más temía puesto que es la mejor tienda online a la hora de buscar un disco concreto, da igual el año, la referencia el país o si solo hay dos copias, si no está en Discogs suspira fuerte. RYM funciona como tienda al localizarte los discos en Amazon, Play y distintas tiendas online pero no permite venta directa.

Discogs cuenta en este momento con 3.374.738 referencias y 2.542.427 artistas. Rate Your Music a 23 de diciembre de 2011 tenía 2.300.765 referencias y 747.610 artistas.

En ambas variables RYM pierde. Pero gana en una no comentada: la comunidad. Rate Your Music cuenta con 1.453.200 críticas publicadas y con 376.907 perfiles de usuarios, los cuales a 19 de septiembre de 2012 están cerca de llegar a los 400.000. Además la apertura de RYM no la tiene Discogs, más cerrada, con el a priori beneficioso perfeccionamiento a la hora de subir los discos con toda la información requerida generando vagancia por tanto paso a cumplir, mientras que en RYM puedes subir el disco solo poniendo el título y unos datos rápidos. Ya vendrá un tercero, o tú más tarde, a completar esa información. De las críticas en Discogs ya ni hablamos porque es un páramo desierto.

También se suma una mejor catalogación de la colección personal, las listas… Pero sobre todo el hecho de la comunidad. RYM tiene vida mientras que Discogs es una Wikipedia de algunos datos básicos.

Catalogando la enfermedad

Yo uso RYM para catalogar mi enfermedad en un afán por dejar a la cabeza más libre de datos de lo que ya está sometida. ¿Ese álbum que escuchaste hace tres meses que ya ni te acuerdas de cómo se llamaba? ¿Ese grupo de House que ni conocen en la casa de la novia del productor? O peor: ¿he escuchado este disco? Solución: RYM.

El mecanismo es sencillo. Entras en un perfil de un grupo, pongamos The Rolling Stones, y tienes toda la información disponible ante ti. Una entradilla estilo Wikipedia con año de formación, ciudad, miembros, artistas relacionados, una biografía en algunos casos y más datos. Abajo: los discos, EP, recopilatorios y demás variables.

Solo la posibilidad de ver todos los álbumes ordenados de forma cronológica con su media de puntuaciones ya despierta la melomanía de los datos. Si el grupo no lo conoces ya tienes un primer criterio para adentrarte en él. En una columna verás el número de críticas escritas dentro de cada disco, votaciones y la media de las puntuaciones.

Ahora pinchas en un álbum, por ejemplo Let It Bleed. De nuevo toda la información estilo Wikipedia que los usuarios pueden modificar mejorándola. Fecha, géneros, canciones, ediciones… Arriba (hablo siempre con el nuevo diseño activo) puedes votar, poner en qué tipo de formato tienes o deseas el disco en cuestión y también añadir los tags, la herramienta perfecta para ir organizando una colección que ha pasado a ser inabarcable.

Mediante los tags podrás ir agrupando toda tu colección bajo las etiquetas que gustes. En mi caso uso el año, los géneros musicales y la discográfica. Luego todos mis discos que tengan el tag 2012 estarán unidos en este apartado. Una forma fácil de organizarte.

En la página del disco podrás leer las reseñas que cualquiera puede ir publicando. Aquí es donde surge uno de los puntos fuertes de RYM. A la derecha podrás ver algún vídeo relacionado que suele incluir las canciones del disco, justo debajo encontrarás las listas de los usuarios que han incluido el álbum que estás viendo en una clasificación que varía según cada uno. En esas listas acabarás encontrando la locura habitual de Internet y no sabrás dónde puedes terminar ni qué artista conocer. Y si gustas puedes comentar en las listas, lo cual mejora el debate.

RYM como cambio de foco

Frente al criterio editorial conocido de las cabeceras de música, que al final son tres y suelen sorprender más bien poco, o bien guiadas por las modas o bien yendo contra estas, me quedo con el criterio de RYM como masa en el sentido de que no conozco a las 6.983 personas que votaron el Let It Bleed pero me puedo fiar más de su criterio que el de ciertos medios anodinos y sietecomacinquistas.

La importancia de RYM es construírtelo tú mismo como medio del que fiarte. Como usuario tienes la posibilidad de seguir a toda la gente que desees. Las reseñas y los votos de estos amigos virtuales aparecerán resaltados en verde y en un primer lugar a tus ojos para que puedas ver antes el criterio de quienes te fías de quienes no conoces. La media de 59 personas que sigo y que votaron al Let It Bleed es de 4,31 frente al 4,19 general. En este caso es bastante irrelevante por ser el álbum que es pero al ir metiéndome en según qué discos y géneros más minoritarios me gusta tener de guía esas personas a las que sigo bien por la simple curiosidad de qué les parece a ellos el álbum o bien descubrir algo siguiendo sus votos (lo más importante para mí).

Por mi parte me fío más de varios de los usuarios que sigo al conocer sus gustos, en qué parecen estar especializados, que en casi cualquier revista o web generalista que lo mismo hablan del Fary como de Grandmaster Flash. Y por lo general el voto es menos de cara a la galería de la corrección política de no salirse de la tendencia marcada pese a que esta les parezca infumable al plumilla que escribe. Es más de amigo a amigo que de esto te tiene que molar aunque no te guste la Neosardana.

A mayor número de reseñas y votaciones se descubre un punto más amplio de lo que a terceros le puede parecer ese álbum. En las reseñas puedes encontrarte buenas sorpresas de las que aprender con conclusiones que te llevan a ver según qué discos de otra manera.

La Wikipedia personal

RYM es mi droga por esto mismo. Por la posibilidad de usar toda la información para uso propio que entre todos hemos ido subiendo. Mediante las listas puedes ir recopilando tu propia Wikipedia o base de datos en la nube.

Yo voy creando listas privadas que voy desarrollando en torno a un tema, ya sea a un artista, género o año concreto, por poner tres ejemplos. En estas listas tú puedes ir introduciendo lo que gustes. Anotaciones personales, canciones destacadas, información que has ido obteniendo de distintas fuentes y aglutinas en un único sitio. El límite está en cómo quieras usarlo y cómo se te ocurra.

Desarrollaría más este punto pero no quiero que nadie llame a los sanitarios para que me pongan la camisa de fuerza que dentro del manicomio no tendría RYM.

Personalizando RYM

Ante todo, ponemos el nuevo diseño, entrando en una referencia de un disco y eligiendo la nueva vista antes que la vieja.

Por unos 11 euros al año en RYM accedes a una versión de suscriptor que te da una serie de mejoras que sirven para aún desarrollar más tu base de datos personal, como la de poder navegar por los géneros y las discográficas que tienes en tu colección. Además te muestra los votos de tus amigos en la página del artista sin tener que entrar a cada referencia, entre otros detalles. Pero sobre todo: das apoyo a una web casi sin anuncios (si tienes el AdBlock ni aparecen) y que en mi caso uso cada día durante muchas horas.

La ingente información que tiene RYM ha llevado a algunas personas a desarrollar scripts que a muchos nos han alegrado el día. Están disponibles en userscripts.org bien buscando “rateyourmusic“ o “rym“ (donde hay alguno pero están mezclados).

Para instalar estos scripts es fácil. En Chrome tienes que instalar Tampermonkey y en Firefox el Greasemonkey. Vas a la web de los scripts, le das a “install”. F5 en RYM y listo.

Entre estos scripts destacan:

  • Puntuaciones del 1 al 10. Cambia las estrellas por puntuaciones numeradas. Añade color según sea la nota final, añade la media de las votaciones de cada tipo de referencia al perfil del artista, así como la media de todas ellas, y añade dos opciones que en mi caso no se han activado bien como son las de destacar discos que tengo al ver una lista o contar cuántos de los discos de la lista tengo. Falta ver el por qué.
  • Links directos a Grooveshark y a Spotify. Al instalar cualquiera de los dos scripts los nombres de los artistas y los discos tendrán un símbolo de la aplicación de música al lado, al pincharlo te lleva directamente a escuchar sus temas. Todo en uno.
  • La primera edición publicada: si lo tuyo es encontrar rápidamente cuál fue la primera referencia publicada entre toda la lista de ediciones de un disco entonces tienes el script idóneo. Añade un pequeño mensaje en rojo que dice “[primary]” en la columna derecha de los discos.
  • Ocultando los discos deseados: cuando añades un disco a la lista de los deseados te aparece en tu perfil como si lo hubieses votado pero tú lo has hecho así para que no se te olvide a futuro y puede que al ir a ver tus últimos votos moleste ese ahí. Con este script irás a tu perfil principal y solo te aparecerán los discos votados. Los deseados se quedarán en la pestaña correspondiente. Una opción muy buena para ver el resto de perfiles de usuarios evitando los huecos blancos.
  • El tiempo total del disco: la suma del tiempo de las canciones. Abajo de la lista de estas aparecerá un nuevo valor con el total.
  • Múltiples links a Wikipedia, AllMusic, Google, Discogs, Torrents…: con este script se crea una serie de botones de acceso directo en la página de perfil de cada artista, a la derecha del nombre.
  • Links para buscar en Google cada disco: al instalarlo aparecerá un link debajo de las portadas que al pincharlo hará la acción establecida. Por defecto busca “[artist][albumname] blogspot”. Esto podemos cambiarlo dentro del editor de turno, en mi caso Tampermonkey. También podemos hacer este proceso con el resto de scripts pero cuidado con dónde se toca.

“scripts” src=”http://img.hipersonica.com/2012/09/scripts.jpg” class=”centro” />

Una vez dentro tenemos esta pantalla. Pinchamos en el que queramos retocar, en este caso RYM Blogspotter.

“disco” src=”http://img.hipersonica.com/2012/09/rym.jpg” class=”derecha” />

Aquí podemos modificar lo que gustemos, pero en este caso solo retocaremos el @name de la segunda línea (por si queremos cambiar el nombre interno del script), la línea 20 y la línea 16 donde pone: “lnk.setAttribute(“href”, “http://www.google.com/search?q=%22” + album + “%22 “ + “%22” +artist + “%22” + “ blogspot”);”. Esos últimos términos entre comillados son los que va a buscar en Google, así que tú puedes poner lo que te apetezca creando una orden automática hacia Google. Por ejemplo:

lnk.setAttribute(“href”, “http://www.google.com/search?q=%22” + album + “%22 “ + “%22” +artist + “%22” + “ hipersonica”);

Si por algún casual estuvieses aburrido y quisieses ver si tienes la suerte de encontrar alguna opinión en Hipersónica sobre el disco que estás viendo en RYM. A un simple click tendrás lo deseado.

En la línea 20: “var lnk_content = document.createTextNode(“Blogspot this release”);” podrás cambiar “Blogspot this release” y poner el texto que desees que salga en RYM bajo el disco.

“nuevo” src=”http://img.hipersonica.com/2012/09/nuevo.jpg” class=”centro” />

Si buscas tener varios links de este tipo por cualquier necesidad puedes:

* 1) Copiar todo el código del script original de búsqueda en Google sustituyendo al que hay por defecto en el nuevo script blanco creado.

Para evitar problemas, este es el código a copiar:

Lo básico para cambiar: línea 2, el nombre del script. Línea 5, descripción. Línea 16: lo que va a buscar en Google. Línea 20: lo que aparecerá en RYM.

* 2) Dar a la pestaña negra con un papiro blanco.
* 3) Pegar ahí el nuevo script.
* 4) Cambia a tu gusto los términos.
* 5) Asegúrate de dar a guardar (disquete situado a la izquierda de la pantalla) cuando quieras que el cambio se ve en RYM.
* 6) Para evitar que te queden unidos en RYM puedes poner al final del script original de búsqueda en Google estas dos líneas separadas en distintos renglones (el 26 y el 27):

“Líneas” src=”http://img.hipersonica.com/2012/09/Captura de pantalla 2012-09-20 a la(s) 12.30.16.jpg” class=”centro” />

Tiene que quedar así el primer script de Google instalado (cada uno con los términos que quiera poner, en mi caso “gatitos”):

“primer script” src=”http://img.hipersonica.com/2012/09/primer script.jpg” class=”centro” />

Este último consejo para separar las líneas está ofrecido por el gran @Kalimero. El resultado es el que veis en imágenes, con un espacio gris más amplio de lo esperado, generado por algún script que ni idea ahora. Tampoco me molesta.

“Scripts” src=”http://img.hipersonica.com/2012/09/scripts-1.jpg” class=”centro” />

Al final el orden de los scripts sería este. Solo importa el orden de cómo quedan los dos de Google. Primero el que lleva las dos líneas de código añadidas y después el otro.

Podéis modificar el de Google generando otras búsquedas como estas:

* Buscar “reviews” de ese disco: al usar el término inglés optas al mercado anglosajón, con mayor cantidad de opciones.

* Buscar “críticas” de ese disco:

* Buscar la entrada de la Wikipedia de ese disco: una opción que te permitirá ver páginas relacionadas.

* Buscar las letras de las canciones de ese disco.

* Buscar la carátula del disco:

Lo interesante sería que se desarrollasen nuevos scripts acordes a nuevas necesidades y que se den utilidad a la cantidad de datos disponibles. No tengo ningún conocimiento informático que me lo permita pero seguro que a alguno se os ocurre algo nuevo.

Los #sincriterioalguno

Editores de Hipersónica que estamos en RYM:

A estos hay que sumar tres que son de la familia #sincriterioalguno:

Usuarios que recomiendo seguir

Aquí cada uno tendrá sus gustos. Estos son los míos que ahora recuerde:

Mohorte recomienda:

  • Aless: sobre todo música de los 60, míticos y desconocidos.
  • Blackdecker: un toque raro en las reseñas.
  • Julucha: un criterio variado y con reseñas divertidas.
  • Lennon19: indie pero no tan tópico.

Listas que son oro

Estos son algunos de los ejemplos de la calidad que se puede encontrar en RYM:

Fin de la locura. Al menos por el momento. Nos vemos por RYM.