Hipersónica

Nos hemos vuelto comerciales

Ultraísta – Ultraísta: artística monotonía

“ultraista-critica” src=”http://img.hipersonica.com/2012/10/criticas-hs-2012(ultraista).jpg” class=”centro” />

Presentar a Nigel Godrich a estas alturas es algo completamente innecesario; su estatus casi fáctico como sexto miembro de Radiohead ya es suficiente credencial. Por otra parte, Joey Waronker apenas lo necesita, al menos para esos que se preocupan de leer los créditos de los discos y de saber quienes son los que están sobre el escenario, gracias a haber sido el batería de gente como R.E.M, Smashing Pumpkins o Beck.

Quien quizás si necesite presentación (pocos conocerán el proyecto de pop electrónico Dimbleby & Capper) es la vocalista Laura Bettinson. Juntos conforman Ultraísta (con tilde incluida) el proyecto que ha vuelto a unir a los dos componentes masculinos del trío y que toma su nombre de la corriente literaria de principios del siglo XX nacida como respuesta al modernismo.

Ultraísta, electrónica y percusión con sabor yorkiano

Hechas las presentaciones hay que ver que es lo que nos ofrecen Ultraísta como proyecto y en su disco, del mismo título. Su oferta es simple: música sin complicaciones… para ellos claro, porque como el mismo Godrich dice, han hecho este álbum simplemente por entretenimiento y porque son capaces.

Eso es lo que tenemos sobre el papel. Luego, sobre la mesa, lo que Ultraísta nos dejan es una colección de diez temas que no sorprenden en exceso, al menos si has seguido la carrera de Godrich, y, sobre todo su trabajo junto a Radiohead y Thom Yorke. Y, con las credenciales de los integrantes del proyecto, nadie se sorprenderá al escuchar un álbum en el que las percusiones y la electrónica son las protagonistas.

Los que hayan dedicado parte de su tiempo a lo que hemos podido escuchar de Atoms For Peace, al The Eraser de Thom Yorke en solitario o, últimamente al The King Of Limbs de Radiohead, encontrarán este Ultraísta excesivamente familiar salvando el cambio de voz de la de Yorke a la femenina de Bettinson.

El concepto, a priori parece muy atractivo, y si se escucha en su justa medida, Ultraísta resulta un disco muy provechoso. Lo malo llega cuando te das cuenta de que es un trabajo demasiado repetitivo, que abusa del mismo concepto una y otra vez: percusión + capas de sintetizadores + voz; lo cual nos deja con un álbum demasiado uniforme aunque muy cuidado y complejo, que funciona peor que sus correspondientes sencillos o la escucha de los temas por separado.

Godrich y Waronker: convenciendo a los convencidos

A ello hay que sumar que la voz de Bettinson, si bien no es mala en absoluto, no tiene nada excesivamente destacable o que la haga sobresalir, y sólo confiere la personalidad justa a las composiciones de Ultraísta, incluidas las letras que canta, en las que los tres miembros del trío han tomado parte y que tienen un escaso mensaje más allá de ser otra de las capas y capas que se superponen en estos complejos temas.

De cualquier forma, no todo son defectos en este álbum. Su escucha es, indudablemente, algo monótona aunque la escasa duración del listado, sin llegar a los 40 minutos ayuda a hacer más llevadera la escucha del tirón, haciendo de Ultraísta un trabajo conciso y con bastante cohesión.

Por otra parte, cada escucha depara nuevos detalles gracias a la complejidad de los 10 cortes, que ayudan a que el disco gane algún punto en cada nueva ocasión. Por eso encontrar influencias de Brian Eno o Portishead como las de ‘Bad Insect’, o esos aires de krautrock y afrobeat que se respiran en las atmósferas creadas por el grupo llega a ser todo un placer.

A destacar sobre todo el verdadero single con el que nos han obsequiado hasta el momento, ‘Smalltalk’, momento en el que tanto la percusión de Waronker como la voz de Bettinson tocan techo dentro del disco, ofreciéndonos el momento más memorable de Ultraísta al que tan sólo se le acercan los atmosféricos ‘Gold Dayzz’ o ‘Static Light’.

Hipersonica vota un 6'90

En resumen, estamos ante un trabajo que ahonda en lo ya ofrecido con anterioridad por sus cabezas visibles, y que muestra la personalidad de todos sus miembros, aunque el mayor peso creativo recaiga en el nombre de Nigel Godrich, que es a su vez el que despierta toda la expectación.

Expectativas por cierto que, quedan cubiertas sólo en parte, y que dejan un álbum que, más que convertirse en un indispensable será una de esas obras de culto que muchos olvidarán pronto, pero que otros atesorarán en sus estanterías con le mayor apego posible. Porque, eso sí, a los seguidores de Radiohead y Thom Yorke no los va a dejar indiferentes.
“ultraista250″ src=”http://img.hipersonica.com/2012/10/ultraista250.jpg” class=”derecha” />

Ultraísta, tracklist:

01. Bad Insect
02. Gold Dayzz
03. Static Light
04. Strange Formula
05. Our Song
06. Easier
07. Smalltalk
08. Party Line
09. Wash It Over
10. You’re Out

En Hipersónica | Ultraísta, el nuevo proyecto de Nigel Godrich: The King Of Limbs, Atoms For Peace y vocalista femenina todo en uno