Hipersónica

Nos hemos vuelto comerciales

Franc3s – Campanas de Fuego Rosa: depurando las vísceras

“Franc3s Campanas Fuego Rosa” src=”http://img.hipersonica.com/2012/11/650_1000_franc3s.jpg” class=”centro” />

Tras varios ep con los que apuntaban maneras, el año pasado Franc3s debutaron en largo con el sello Los Enanos Gigantes, de Fernando Alfaro. Aunque se les veían formas, es ahora bajo el paraguas de Limbo Starr, cuando parece que este Campanas de Fuego Rosa, segundo álbum, hará que atraviesen la puerta a la que el año pasado estaban llamando. El adelanto del disco, Apartamento Alquilado, era un aviso.

Franc3s, el homónimo debut en largo de los gallegos, no logró su propósito. Tenía que ser la prueba de que los dos epés publicados anteriormente y que les hicieron ser finalistas de varios concursos, no eran un espejismo. Gracias a sus letras surrealistas y mordaces sustentadas por fuertes dosis de noise rock corrosivo, captaron parte de atención. Pero aun así, era un primer disco en el que había demasiado ruido descontrolado y algunas fórmulas que debían ser replanteadas.

Campanas de Fuego Rosa, la depuración de su sonido

Ha sido ahora, bajo el sello Limbo Starr y con Rodrigo Caamaño de Triángulo de Amor Bizarro como padrino y productor, cuando han sido capaces de ofrecer una propuesta mucho más seria, compacta y con un acabado infinitamente mejor que su álbum de 2011. Apartamento Alquilado, el avance que nos dejaron escuchar, ya apuntaba maneras y avisaba de que Franc3s han venido para hacer ruido, pero no sólo del que emiten cuando pisan el pedal.

Sus acordes cortantes y letras lascivas demostraban que tenían madera para el futuro, pero en su primer larga duración aún sonaban demasiado amateur. Además, abusaban de los mismos acordes y de varios sonidos de teclado que se repetían una y otra vez. Aun así, el ambiente visceral y oscuro demostraba que podía ser el germen de una propuesta mucho más interesante. Y lo sabían, puesto que estuvieron a punto de abandonar el proyecto, pero sabiamente decidieron seguir.

Hola, madurez

En este segundo largo, Franc3s han llegado a la mayoría de edad. Se han despojado de esos toques amateurs que les lastraban. Su propuesta ahora es más compacta, más seria, más madura. De la impresión de estar escuchando un grupo amateur de amiguetes con muchos aspectos que pulir, ahora nos encontramos con un trío que ha potenciado sus cualidades.

En Campanas de Fuego Rosa no sólo se aprecia una gran mejora en la propuesta sonora, también ganan en el apartado lírico. Siguen conservando ese toque elocuente y surrealista, pero sin llevarlo al extremo. Antes parecían letras nacidas de la más pura espontaneidad; ahora siguen afiladas y expulsadas desde las entrañas, pero con más contenido y sin tanto cripticismo. Hablan abiertamente de la angustia de ser joven y la necesidad de seguir adelante, de algo tan recurrente pero necesario como es el amor.

La diferencia en la calidad del acabado y la mejora en la propuesta sonora se percibe nada más empezar este segundo disco. Apartamento Alquilado, construida a raíz de la primigenia Último Momento, tiene todos los ingredientes para ser un hit: acordes melódicos, una sección de percusión muy marcada y la lánguida voz de Alberto, secundada por un teclado electrizante. Es lógica su condición de single, es altamente adictiva.

El temido bucle que te hace perder horas

La voraz vitalidad del disco se apodera de ti conforme vas explorando el disco, que va creciendo con las escuchas. El hecho de que las canciones sean tan cortas hace que se acabe sin que apenas te des cuenta. Vuelves a ponerlo. Vuelves a darle otra vuelta. Y así es como entras en un bucle vicioso en el que no te empachas de Franc3s, cosa que ocurría con su debut, que podía resultar algo lineal.

Asimismo, la evolución de su propuesta ha hecho que no se vuelvan locos metiendo ruidos agresivos y distorsiones continuamente; hay una versatilidad que facilita que accedas a ponerte el disco otra vez. Mientras su música fluye, te habrás cobrado un par de sonrisas tontas y meneos sistemáticos con la cabeza sin haberte dado cuenta.

Encontramos aquí esa declaración de intenciones típica pero por otra parte casi necesaria en grupos jóvenes. Entrelazamiento es esa válvula de escape, esa necesidad de evadir la realidad y desaparecer con esa persona que te hace especial. Todo a un ritmo de persecución en el far west. E inmejorable el dueto entre Albeto y María.

Pero no sólo está esa propuesta escapista, también enfocan temáticas más íntimas como la de Cables de una forma más explícita, sin tapujos, sin miedo a madurar. Son estos detalles los que ofrecen mucha más creadibilidad a los gallegos para con su anterior disco. A raíz de este inicio de disco que representa ese punto de inflexión con su etapa anterior, llega hasta prácticamente el final, el torbellino de canciones cortas; las pequeñas ráfagas de garage hedonista, marca de la casa.

En este fragmento nos topamos con la versión más cercana a su ópera prima, pero mejorada, con Orden en la Sala de Profesoras (De La Vieja Escuela), las habituales historietas oscuras y bizarras de Llaves o Clases de Natación. Son pequeñas dosis de noise que siguen manteniendo ese elemnto adictivo gracias a la doble sección vocal y al ritmo que imprime la batería, vertebrando el tempo de las canciones.

El trabajo en la producción vuelve a resaltar en temas como Un Vaso de Agua de Tormenta de M o Amar con Dignidad, en ambas se precia un ambiente sonoro mucho más cargado, con más presencia. Con un acabado más diáfano, es más sencillo prestarle atención a las letras, donde recitan versos con mayor contenido, pero manteniendo su originalidad:

Estás tan callada / Como una Bomba / Antes de Explotar / Cómo Hemos Llegado Hasta Aquí

Y para finalizar este efímero pero intenso trayecto, llega la bomba final, el tema más vertiginoso, sucio y visceral de todo el trabajo, la montaña rusa que es Ritmo Intestinal. En él colabora también Rodrigo Caamaño, aportando su particular sello Bizarro. Lo cual se nota, porque es el corte más cercano al ya afamado grupo gallego. Nada más y nada menos que trece minutos de veneno, sudor, distorsión y locura. Un buen contrapeso a un final de disco que fluye demasiado rápido por la brevedad de sus temas.

En este sentido, estamos ante el trabajo que ha de consolidar el proyecto de Franc3s y que merecidamente le otorgará un mayor eco en el panorama independiente español. Un paso inteligente.

Hipersónica vota un 7 Siguen con su postulado post Parálisis Permanente, con una lírica perturbadora (ahora más elegante), y lo más importante, manteniendo la personalidad del grupo, no renunciando a sus cimientos noiseros y aclarando su sonido. Un disco que seguro que haría sentir orgulloso al difundo Alberto Gende, diseñador de la portada e ideólogo del videoclip de Apartamento Alquilado. Se abre ahora un camino muy interesante para una banda que seguro dará mucho que hablar.

Blog oficial | Franc3s Blogia
Bandcamp | Franc3s