Hipersónica

Nos hemos vuelto comerciales

Sex Pistols – Never Mind the Bollocks, Here’s the Sex Pistols: Dios bendiga a los rebeldes

El destino siempre reserva un sitio para los grandes, para aquellos que rompen con lo establecido y se desmarcan del resto. Esos inconformistas que deciden que ya ha habido bastante de lo anterior y es hora de darle un cambio radical a la situación. Ese fue el caso de los Sex Pistols en los setenta. No se tomaron a bien la escena rockera que estaban viviendo, ni tampoco la sociedad de entonces de su Inglaterra natal. Así que decidieron darle la vuelta a la cosa, cogieron sus guitarras y se dispusieron a encender la mecha.

Sex Pistols, una banda con pelotas dispuesta a tocar las pelotas ajenas

La situación del rock hasta entonces había logrado demasiada sofisticación por culpa de bandas como Led Zeppelin o Pink Floyd, que hicieron del género algo muy ostentoso y demasiado elaborado. Al menos esa era la opinión de varios grupos que decidieron volver a hacer del rock lo que era: algo rabioso y potente. Pero hacerlo más veloz y con más agresividad. De esa tendencia surgió el género Punk, destacando en especial dos grupos: por Estados Unidos, los Ramones, que aportaron al género la actitud y la efectividad. Por el otro lado del charco, en Inglaterra, los Sex Pistols.

Los Pistols aportaron la rabia, el inconformismo con la sociedad y, sobre todo, muchas pelotas. No ya tener actitud de chicos malos, sino serlos. Hay que echarle muchos cojones para poder hacer cosas como estos tíos. Arramblando todo a su paso como si de un toro en una cristalería se trataran. No estaban contentos con su gobierno y se encargaron de plasmarlo en sus letras, destacando la de su mítica ‘God Save The Queen‘ que tantas alegrías nos ha dado y que tanto problemas le genero al grupo (el cantante Johnny Rotten recibió una seria paliza por esta canción).

No sabemos lo que queremos, pero lo queremos ahora

Tras su formación en 1975, consiguieron hacerse un buen nombre en la escena británica undeground por sus incendiarios conciertos y por sus furiosos temas. El que quisiera ficharlos debería tener cuidado que tanta polvora no acabara explotándoles encima. Finalmente, Virgin Records decidió apostar por ellos para que reunieran sus canciones y lanzarlas en formato disco. Así llegó en 1977 Never Mind the Bollocks, Here’s The Sex Pistols, debut y único disco suyo hasta la fecha, y una de las piezas más representativas del Punk Rock.

El disco recopila temas que son himnos para la sociedad inglesa de los setenta y para el rock. Todo nacido de las trastornadas mentes de el cantante Johnny Rotten, tocapelotas defensor de la sociedad oprimida con una dicción “envidiable”, el guitarrista Steve Jones, que también se encargo de grabar las líneas de bajo dado el abandono de Glen Matlock, y la batería de Paul Cook. Sid Vicious, ese icono del Punk, aun no se había incorporado de forma completa, pero si pudo grabar la línea de bajo para ‘Bodies‘.

Hondonadas de hostias

Este es un disco con garra y muy explosivo. Los grandes hits bien sirven para avalarlo, como el mítico ‘Anarchy In The U.K.‘, ‘Pretty Vacant‘ y su riff que se inspira de algo tan poco Punk como es ABBA, pero que Jones consigue convertir en algo visceral y potente. Y, por supuesto, ‘God Save The Queen’, la impactante letra, el enganchante y magnífico riff de guitarra y, sobre todo, el “No Future” que pide ser gritado a pleno pulmón. Un tema con gran repercusión en su momento y cuyo mensaje todavía tiene validez en la actualidad.

Hipersónica vota un 9,5Comenzar brutalmente con ‘Holidays in the Sun‘ y terminar a lo grande con ‘E.M.I.‘ pasando por un conjunto espectacular que incluye temas como ‘Bodies‘ o ‘Problems‘. Los Pistols lo hicieron genial y se metieron en la historia por la puerta grande. Su único disco ha conseguido la categoría de leyenda y sin un sucesor que le ensombrezca o que lo haga aun más especial. Y Rotten y compañía marcaron fuertemente la música dejando un magnífico legado en el resto de bandas sucesoras que los tienen como principal influecia. Dios (o Lucifer, u Odín o cualquier otra deidad que se os ocurra) bendiga eternamente a los Sex Pistols y a su anárquico gobierno de repartir estopa sin remisión.

Tracklist de Never Mind the Bollocks, Here’s the Sex Pistols

  1. Holidays in the Sun
  2. Bodies
  3. No Feelings
  4. Liar
  5. God Save The Queen
  6. Problems
  7. Seventeen
  8. Anarchy in the U.K.
  9. Submission
  10. Pretty Vacant
  11. New York
  12. E.M.I.

Más en Hipersónica | Los 10 acontecimientos musicales que me hubiese gustado vivir (II)