Hipersónica

Nos hemos vuelto comerciales

Foxygen también saben ser Love en los adelantos de su nuevo disco, We Are the 21st Century Ambassadors of Peace & Magic

Aunque deberíamos plantearnos qué no saben ser Foxygen. En Take The Kids Off Broadway descubrimos su absoluta devoción por The Rolling Stones y el amor incondicional que profesan por David Bowie, pero también cierto deje garagero. Y ahora, en los adelantos de su nuevo disco, We Are the 21st Century Ambassadors of Peace & Magic, nos encontramos con Love y The Kinks. ¿Pueden ser Foxygen la reencarnación de todos nuestros artistas favoritos de los sesenta, todos a la vez? Lo sabremos el 22 de enero, cuando se publicará su segundo trabajo.

Los más impacientes ya podéis reservar el vinilo de We Are the 21st Century Ambassadors of Peace & Magic en la web de Jagjaguwar, quienes han querido repetir la experiencia de editar a Foxygen tras el abrumador acierto del pasado verano. Hay que recordar que Foxygen publicaron Take The Kids Off Broadway en 2011 y que su vitalidad genial provocó que Jagjaguwar se animara a editar el disco en vinilo. ¿Qué quedará del anarquismo irresistible de su disco debut, ahora que quedan al resguardo de una discográfica más o menos célebre? Pues de momento poco, pero hemos ganado otras cosas.

En ‘Shuggie’ desaparece el caos. Hay orden, lo cual es novedoso, en las canciones de Foxygen. We Are the 21st Century Ambassadors of Peace & Magic parece fijarse más en la psicodelia de San Francisco, y el resultado es menos emoción pero más elegancia, muy deudora de Jefferson Airplane y, ojo, también de los Love del Forever Changes (sin olvidar a Bowie, que aparece en cada esquina). ¿Adelanto frío? No, en absoluto, no deja de ganar en cada escucha.

Y ante ‘San Francisco’ no caben objeciones: es una joya de psicodelia folk, de garage dulce, de melodías preciosas e inquietantes, de los Kinks más maravillosos, de los Love del Forever Changes otra vez. De San Francisco. Puede que Foxygen sean más lineales en su nuevo disco, pero habremos ganado un grupo que talla melodías enormes, gigantes, en las que perderse toda una vida. No tendremos que esperar mucho. En enero, justo a tiempo para lo mejor del 2013, podremos disfrutar de Foxygen y de todas las bandas a las que quieren imitar en toda su plenitud.