Hipersónica

Nos hemos vuelto comerciales

Nacho Vegas + Manta Ray en concierto en Gijón (Sala Acapulco, 14-12-2012): La Plaza 1992-2012

“Nacho Vegas_aniversario de La Plaza” src=”http://img.hipersonica.com/2012/12/Nacho-Vegas_LaPlaza.jpg” class=”centro” />

Cuando Manta Ray se separaron en febrero de 2008 lo hicieron con un escueto comunicado, sin hacer mucho ruido, tal y como fue su filosofía como banda en los años que estuvieron en activo. El grupo no daba más de sí, no consiguieron, ni creo que nunca lo quisieron, profesionalizarse, y nos dejaron sin un disco en directo (Score no cuenta), algo que quizás se subsane después de lo que ocurrió la noche del viernes en la Sala Acapulco de Gijón.

“Manta Ray y Nacho Vegas” src=”http://img.hipersonica.com/2012/12/Manta-Ray-y-Nacho-Vegas.jpg” class=”centro” />

El grupo gijonés se reunió para celebrar el vigésimo aniversario de La Plaza, un local propiedad de Nacho Álvarez que fue uno de los núcleos aglutinantes del llamado Xixón Sound. Por allí pasaron todos los músicos de la ciudad y como bien se encargaron de comentar Mar Álvarez y David Guardado, maestros de ceremonias, el bajista de Manta Ray afirmó con mucha gusas un día que él había creado el Xixón Sound: “estaba en el paro y abrí un bar…”.

Un bar en el que trabajó Nacho Vegas cuando era Nachín el de Eliminator Jr., que fue quien se encargó de abrir una cita irrepetible que quedará en la retina de todos por mucho tiempo. Volver a verle junto a sus ex compañeros al final su actuación cantando ‘Santa Bárbara Bendita’ y devolverles el gesto en el primer bis fue algo más que emocionante.

Vegas, que ya nos debe un nuevo álbum de estudio, ejerció de telonero de lujo. El lo sabía y lo tuvo asumido, por eso su concierto fue más corto, sin bises y con un repertorio especial. Acompañado de su banda, con Manu Molina con un set de percusión reducido, abrió con ‘La plaza de la Soledad’, un tema de Cajas de música difíciles de parar, que ya es un clásico.

Que cayeran dos versiones: ‘El día que me dijiste’ de Chabuca Granda, aunque fue Chavela Vargas quien la popularizó, y ‘Déjame vivir con alegría’ de Vainica Doble, aquí acompañado de las hermanas Álvarez de Pauline en la Playa, fue toda una delicia. Pero también lo fue que estrenara un tema nuevo, ‘Vampiros’, una composición con gran flema dedicada a la ciudad de Gijón, y que revisara la premonitoria ‘Como hacer crac’.

“Manta Ray, La plaza” src=”http://img.hipersonica.com/2012/12/MantaRay_LaPlaza.jpg” class=”centro” />

Lo de Manta Ray fue estratosférico. Quizás suene exagerado pero aquello fue como un déjà vu. El cuarteto pareció salir de una nevera y mostró la misma actitud de antaño. Una auténtica maquinaria de rock espeluznante bajo las luces de su antaño técnico de luces, Ramón Isidoro, que tiñó como si fuera uno de sus lienzos el escenario de la Acapulco.

Impecable el sonido e impecable el set list. No hubo ni un hola ni un adiós. Cerca de dos horas de auténtica catarsis colectiva, torres de electricidad abrasando las mentes, una intensidad y una entrega que se echa de menos en el rock estatal.

Manta Ray se centraron en sus última etapa, para muchos la más aprovechable de su carrera, y sobre ellos construyeron un cancionero cincelado a golpe de escoplo, tocado con rabia y arañando literalmente los oídos del público.

Recurrieron a ‘Sad Eyed Evil’ de Pequeña Puertas que se abren y pequeñas puertas que se cierran para entrar en materia. La única luz que hubo en la velada fueron las de las luces dramáticas y explosivas, nada de melodía, cerebrales, apabullando con andanas sónicas bien sea con ‘If you walk…’ + ‘Take a Look’, con ‘Añada’ sirviendo de intro para la hipnótica ‘Asalto’, o recuperando ‘Tin Pan Alley’ como preludio de la poliédrica ‘O.F. King’.

Y claro, cada uno de los cuatro músicos dando un recital, metiendo miedo como cuando Nacho Álvarez y Fran Rüdow duplicaron bajos, lacerando con Ausfhart y Rosa Parks, dándole una nueva vuelta de tuerca a Adamo y ofreciendo violencia no gratuita en ‘Mi dios mentira’, con Josele García poseído, ‘Estratexa’ y ‘Qué niño soy’.

Hipersónica vota un 10En la primera propina se les sumó Nacho Vegas, tensando la cuerda en ‘Sol’, que en su última revisión pareció otra, lo mismo que ‘Wide-o Blues’, auténticamente hipnótica y pasional. Tenían otro tema, ‘Cartografíes’, que fue como el chute de adrenalina final para salir con el vello erizado sin haber somatizado el tremendo espectáculo al que habíamos tenido la suerte de asistir.

Más en Hipersónica | Diez temas para que te acuerdes de Manta Ray, El retorno de Manta Ray
Vídeo | Metacafe
Fotografías | Víctor R. Villar en Pinterest