Hipersónica

Nos hemos vuelto comerciales

Ne Obliviscaris – Portal Of I: la dualidad de la vanguardia metalera

En una reciente conversación en mi crítica del último disco de In Mourning se destacó el estancamiento reciente que ha habido en el Death Metal Progresivo. Sí, ha habido una buena tanda de grupos espectaculares como son In Vain, los propios In Mourning, o Gojira. Pero la sorpresa y revolución que aportan estos grupos es mínima, aun ofreciendo un alto rendimiento. Estos son nombres recientes, pero la verdad es que la revolución en el género metalero ha estado bien parada desde hace tiempo.

Renovarse o dejar paso a otros

El vanguardismo del metal de esta primera década de siglo ha recaído principalmente en el subgénero del Death Progresivo. Eso no excluye al resto de etiquetas, pero el verdadero protagonismo se lo han llevado este tipo de bandas (principalmente de procedencia escandinava). Podría decirse que el desgaste era inevitable. No se podía estar pidiendo constantemente savia nueva que le diera vida al metal. Aunque luego quedan excepciones como Leprous, que van más allá de cualquier límite (pero eso mejor para otro día).

Aunque unido a este aparente estancamiento, surge una nueva corriente de frescura y renovación en otros subgéneros. En lo que a este año se refiere, El Death Prog no ha sido el más destacado, sino otros géneros como el Doom Metal y el Black Metal. La banda que hoy nos ocupa se puede encuadrar dentro de este último, pero en parte, porque su fórmula admite reminiscencias del Progresivo, toques de Post-Metal, rock sinfónico y también Death técnico.

Ne Obliviscaris, la última propuesta del Black Metal de vanguardia

Ne Obliviscaris nacieron hace nueve años en Melbourne, Australia, y este año ha sido en el que ha visto la luz su disco de debut. Titulado Portal Of I, el disco toma de base el Black Metal mientras el grupo recoge influencias de diversos géneros para enriquecer su propuesta. No serán los primeros, ya que ha habido muchas bandas que ya realizaron este movimiento, como los franceses Deathspell Omega. Pero aun sin ser pioneros del movimiento, el esfurerzo realizado en este disco les coloca bien alto en la escena Black y les hace ser muy tenidos en cuenta para el futuro.

No ha sido fácil para el grupo dar a luz a este disco. Durante su grabación ha habido diversos problemas internos y varios cambios en la alineación. Pero, aun con las complicaciones, los australianos salen adelante con la cabeza alta. Todo ello aprovechando sus amplias inquietudes musicales. No tienen problemas de pasar desde un momento puramente extremo lleno de riffs de guitarra feroces y el bombardeo del doble bombo para luego reducir el tempo con acordes suaves y melódicos e, inmediatamente después, hacer una explosión desenfrenada de sinfonía épica y destructiva.

La belleza que reside en los parajes más tenebrosos

Aquí se da uno de esos casos en los que el primer tema define completamente el disco. Los doce minutos de ‘Tapestry Of The Starless Abstract‘ son la escucha precisa que necesitáis para saber si esta banda os interesa o no. Si la escucha te gusta o te deja con ganas de más, este disco es para ti. De lo contrario, no te acerques a los 58 minutos restantes llenos de progresiones veloces y afiladas como cuchillas, intercaladas con calmados momentos de pura elegancia y espontaneidad.

Si no disfrutas con una batería atronadora a la vez que virtuosa, unas capas de guitarra que cambian fácilmente de lo extremo a lo melódico, y la constante batalla entre dos cantantes (uno de ellos, además, tocando el violín, aportando un elemento sinfónico importante), el cante gutural y tenebroso de Xenoyr contra el cante amable y limpio de Tim Charles. La eterna dualidad, el bien y el mal, la bella y la bestia, “Born to kill”. Ese es el espíritu principal de este álbum.

8/10

El Death técnico ha dejado de ser el movimiento vaguardista dentro del metal y ahora se abre paso firmemente el nuevo Black Metal más sobrio, elegante, melódico y técnico también. Grupos como Ne Obliviscaris vienen con hambre para estar entre las bandas más destacadas del metal extremo menos convencional. Su esta banda es capaz de hacer un trabajo tan formidable en su debut, tened cuidado cuando cojan unos cuantos años más de experiencia. Pueden ser capaces de comerse el mundo. O tal vez no. No sería el primer caso. Pero voy a depositar parte de mi confianza en que los australianos van a tener mucho que decir en la escena metalera a partir de ahora.

Tracklist de Portal Of I

  1. Tapestry of the Starless Abstract
  2. Xenoflux
  3. Of the Leper Butterflies
  4. Forget Not
  5. And Plague Flowers the Kaleidoscope
  6. As Icicles Fall
  7. Of Petrichor Weaves Black Noise