Hipersónica

Nos hemos vuelto comerciales

Sula Bassana – Dark Days: el gusto de ser Juan Palomo

Todos los amantes de la música en general habrán tenido el gran sueño: montar un grupo junto a algunos colegas para emular el éxito de sus bandas favoritas. Nada como estar junto a amigos, tocando como si no hubiera mañana, fiestas continuas con alcohol y demás drogas y camiones descargando dinero cada hora. Sí, mola hacer todo eso en compañía, pero, ¿qué pasa por hacerlo todo uno mismo?

El rock autónomo

Underground by Sula Bassana on Grooveshark

El clásico dicho del Juan Palomo: yo me lo guiso, yo me lo como. Un dicho que se aplica bastante en la música. Muchos artistas que optan por manejar el cotarro ellos solos, sin control ni supervisión ajenos. Nadie que te diga: “vamos a cambiar el tempo a este riff”, “ese solo de guitarra me sobra”, “esa letra no tiene sentido”, “la batería se oye muy fuerte en la mezcla” o “no tenéis ni zorra ninguno sobre componer”.

Esos roces generados durante la grabación de un disco son bastantes comunes en las agrupaciones, pero son inexistentes en el mundo de los que van individualmente. Aunque la opción de montartelo por tu cuenta siempre es un arma de doble filo: está bien no tener nadie que te controle y así poder dar rienda suelta a tu creatividad, pero también puede darse que tanta libertad acabe dando un resultado extraño, incomprensible y que solo te guste a ti.

Sula Bassana, ¿pero esto es Psy o es muy Psy?

Surrealistic Journey by Sula Bassana on Grooveshark

Bajo esa premisa parte David Schmidt, el artista alemán que da a luz a sus obras bajo el nombre de Sula Bassana. Y dado que este año parece que los alemanes no paran de sacar genialidades, Schimdt no se queda atrás y lanza Dark Days, su octavo disco y podría decirse que el más notable de su discografía. El ejercicio de rock espacial y psicodélico aquí desplegado es más que espectacular.

El estilo de Sula Bassana abarca tanta extensión que no se puede medir ni con “estadios de fútbol”. Dentro de su particular propuesta caben el rock espacial más psicodélico de los mismísimos Hawkwind, rock progresivo de alturas estratosféricas, riffs de guitarra muy stoner propios de grandes como Black Sabbath, e, incluso, bebe de la escuela Kraut de su Alemania natal. Schmidt se da rienda suelta y abarca todo lo que encuentra.

Pero tal mezcla resultaría indigesta si no se domina bien. Ahí reside una de las virtudes del germano, que sabe aunar todas sus influencias y, a la vez, darse rienda suelta a si mismo mientras toca. Realiza la construcción de un satélite muy preciso y sólido y luego deja que circule libre por la inmensidad del cosmos. Un trabajo de amplia factura que es fácil que te resulte empachoso de tanto contenido, pero que una vez te dejas llevar, no puedes parar.

Dark Days, el placer de viajar a ninguna parte

Arriving Nowhere by Sula Bassana on Grooveshark

Comenzando con un corte bastante árido y rockero como ‘Underground‘, con ese riff de Space Rock que nunca quieres que se detenga, pero lo hace para que la guitarra fluya sin rumbo definido, junto con un solo adictivo y con potencia. ‘Departure‘ aparece con una atmósfera un poco más opresiva y oscura, más Sabbathiana pero sin perder las capas de sonido psicodélico y ácido. Luego el multiinstrumentalista nos da un giro brusco con los veinte minutos de ‘Surealistic Journey‘, donde la nota dominante es la del Krautrock alemán, avanzando sin un destino concreto, solo por disfrutar del psicotrópico trayecto.

Dark Days‘ nos vuelve a transportar por senderos tenebrosos, claustrofóbicos y muy épicos. Esa guitarra chirriante que busca torturar al oyente mientras el ritmo se vuelve tribal, casi como si fuera un rito de sacrificio a los dioses del Space Rock. Luego llega ‘Bright Nights‘, con un comienzo suave, tranquilo y onírico para luego finalizar de forma feroz y potente con guitarras muy cercanas al Doom. El conjunto cierra con ‘Arriving Nowhere‘ abordando por sendas más electrónicas durante los primeros minutos, meterse entre capas de guitarras muy psicodélicas y con mucha garra, y terminar con Kraut durante los últimos minutos de esta extraordinaria pieza.

7.7/10

Un conjunto apabullante que no ofrece descanso alguno, sino que te va metiendo más y más capas de sonido hasta que te rindas, pero nunca lo haces. Ninguna de las seis piezas en las que se divide Dark Days tiene una duración inferior a los seis minutos, y dos de ellas superan hasta los 15 minutos. En esas amplias duraciones, el germano se deja llevar y abarca todas las etiquetas que componen su sonido. No da pie a que el oyente se aburra durante el trayecto lleno de ácido y demás sustancias alucinógenas que aparecen plasmadas en este álbum

Tracklist de Dark Days

  1. Underground
  2. Departure
  3. Surrealistic Journey
  4. Dark Days
  5. Bright Nights
  6. Arriving Nowhere