Hipersónica

Nos hemos vuelto comerciales

Él mató a un policía motorizado – La Dinastía Scorpio: reiniciando la música argentina

“Portada de La Dinastía Scorpio” src=”http://img.hipersonica.com/2013/01/ElMato-hs-2013-2.jpg” class=”centro” />
Hay discos que clavan su nacimiento con una época de nuestras vidas significativa, de modo que cada escucha nos rasga una y otra vez. En el caso del último disco de Él mató a un policía motorizado, La Dinastía Scorpio, estamos hablando, sí, de rupturas.

La nueva ola platense

Él mató lleva años como uno de los grupos referentes de la escena indie en Argentina. Su “punk espacial” nos trasmite una fuerza que arrasa con todo. Ellos, no obstante, se autoreferencian como

autopistas de guitarras y melodías indelebles. Emotivas explosiones de verdad y belleza. Ladrillos de armonía cementados con distorsión y amistad

Vale, pero eso al escucharlo, ¿en qué se traduce?

La Dinastía Scorpio (Laptra, 2012) puede considerarse ya como obra referencial de un grupo al que, considero, aún no se le ha prestado la atención suficiente en nuestro país (exceptuando sus apariciones por el Primavera Sound). Tras un álbum de debut muy comparable al sonido de Los Planetas, y su posterior trilogía de EPs dedicados al nacimiento (Navidad de reserva), la vida (Un millón de euros) y la muerte (Día de los muertos); la banda ha seguido con este segundo disco la línea marcada por los anteriores, aún con un punto de mayor madurez.

El largo en sí es un grandioso ejercicio estilístico que busca en todo momento que las guitarras distorsionadas y las baterías manden. Pero seguramente lo más interesante sea el concepto que gira alrededor del disco y que hemos mencionado: las rupturas. Aparte del punto de vista romántico –que lo tiene, pero preferimos no incidir más en ello–, hablamos del nacimiento de un nuevo sonido platense alejado del rock argentino de los últimos… ¿30 años? Ellos provienen de esa tradición, pero la rompen con su propuesta y lideran una escena alternativa, quizás extensiva a todo Latinoamérica, en gestación. Bandas que llevan tiempo haciéndose notar al otro lado del Atlántico y que uno echa de menos por aquí en festivales y conciertos: Ases falsos, Las amigas de nadie, La perla irregular

Ganas de vivir en la dinastía Scorpio

Cada vez que suena ‘Mujeres bellas y fuertes‘ o ‘Chica de oro‘, el cuerpo pide a gritos sacar la cabeza por la ventana del coche y cantar a pleno pulmón (inciso: recomendado no hacerlo si hace mucho frío bajo el riesgo de coger una gripe, como es mi caso) acompañando las voces de Santiago Motorizado. Generalmente, la estructura de la mayoría de canciones no va mucho más allá de la simpleza de unas letras melancólicas y distantes que se ven asfixiadas en el buen sentido por las guitarras, siempre protagonistas.

En todas se marca un patrón parecido: buscar un crecimiento progresivo que desemboque en unos estribillos que provocan ganas de girar y girar. Sobre todo cuando llegue ‘Más o menos bien‘, un tema explícitamente optimista que recuerda que no merece la pena mirar hacia otro lado, “todo va a estar más o menos bien”.

Hipersónica vota un 8 Eso es La Dinastía Scorpio, un discazo que consolida la carrera de unos chicos que ya han crecido. Quiero vivir en su mundo. Merece mucho la pena.

La Dinastía Scorpio tracklist

  • 01. El magnetismo
  • 02. Mujeres bellas y fuertes
  • 03. Chica de oro
  • 04. Más o menos bien
  • 05. Yoni B
  • 06. Terror
  • 07. Nuevos discos
  • 08. La cobra
  • 09. Noche negra
  • 10. La cara en el asfalto
  • 11. El fuego que hemos construido

Web oficial | Él mató a un policía motorizado
Facebook | El mató a un policía motorizado