Hipersónica

Nos hemos vuelto comerciales

No eres tú, Quique González, soy yo. ‘Tenía que decírtelo’

“quiquegonzalez” src=”http://img.hipersonica.com/2013/01/quique-gonzalez.jpg” class=”centro” />El cantautor madrileño Quique González ya tiene preparado su nuevo disco Delantera Mítica, el cual será lanzado el próximo 19 de febrero, es decir, ya mismito, y significará la continuación de Daiquiri Blues, el cual fue lanzado en el año 2009 y que a muchos no nos ayudó a olvidar la pereza generada por Avería y Redención.

Tanta fue la indiferencia generada por sus anteriores disco que no había vuelto a preocuparme por él precisamente hasta ayer cuando me dio por escuchar Kamikazes Enamorados, disco lanzado en el año 2003 y que tan buenos momentos me ha dado junto a Salitre 48. Casualidades de la vida, esta mañana me he levantado con Quique González como Trending Topic en España gracias al lanzamiento de su single de adelanto a través de itunes, spotify y el canal de youtube del artista madrileño.

Quique González, agradezco todo tu esfuerzo, la coherencia de tu carrera y la referencia inquebrantable a tus raíces musicales, tan poco españolas pero tan estimulantes para un amante del rock clásico como yo. Agradezco todas las buenas canciones que me has dado, el que hayas puesto banda sonora a tantos momentos de mi vida, sobre todo a esas rupturas y a esas reconciliaciones. Agradezco que te ha adelantases a mis pensamientos y pusieses letra a sensaciones como ver a mi chica saliendo del mar o jugando a la ruleta rusa con vasos llenos de bourbon de por medio. Agradezco tu compañía en esas noches al volante y en esos días de lluvia.

Sin embargo, creo que hay que levantar esto Quique. Hay que acabar con la monotonía en la que hemos caído. Es cierto que has aumentado la dosis de Rock en tu música, lo cual siempre es de alabar, pero también es cierto que tu composiciones han venido haciéndose planas con el paso del tiempo, tu voz cada vez sugiere menos y tus letras cada vez me son más ajenas. Es cierto que tus discos antes eran más irregulares, pero en ello precisamente residía su encanto, en esos picos en los que eras capaz de encogerme el estómago. Ahora todo es tan perfecto, tan planificado, que tu voz ya no me emociona, y tu guitarra acústica tampoco.

Puede que sea que ya no te necesito como antes. Puede que haya envejecido y ya tenga tanto que contar que no necesite escuchar tus historias. Puede que te haya gastado de tanto usarte. Puede que ya cada uno miremos en una dirección distinta y los puntos de encuentro sean cada vez más escasos.

No lo sé. Probablemente no seas tú, sea yo. Pero tenía que decírtelo.

Sitio Oficial | Quique González
Más en Hipersónica | Quique González – Daiquiri Blues: soltando lastre