Hipersónica

Nos hemos vuelto comerciales

Disperse – Living Mirrors: la plaga del Djent asola Polonia

Hablar de Polonia es hablar de uno de los países más importantes de la escena Progresiva más reciente. Un país que es la cuna de varios de los nombres propios más destacados del Rock Progresivo actual como Riverside o Moonrise y de la que no paran de salir grupos estupendos. Este 2013 parece que los astros se habían alineado para darnos una magnífica ración de este estupendo y falso subgénero conocido como Prog Polaco con los nuevos lanzamientos de Riverside, Votum (de los que ya hablaremos próximamente) y la banda que hoy nos ocupa: Disperse.

Parecía que la cosa iba a ser propicia para que el nombre de Polonia brillara con luces de neón a la hora de hablar del Prog de este año. Pero tengo que reconocer que el trabajo que más me interesaba de los tres ha sido una auténtica decepción. Me refiero a Riverside y su Shrine Of New Generation Slaves que, aunque no andaba falto de la precisión y maestría de los polacos, si que se notaba una importante falta de efectividad y de emotividad. Era un buen trabajo, pero no a la altura de los sobresalientes discos previos.

El Djent que viene a dominarnos a todos

Así que las esperanzas para que este año no se rompiera completamente la escena polaca estaban puestas en Votum y Disperse. Los primeros tuvieron problemas con la financiación para poder lanzar su disco, así que la mayoría de miradas estaban puestas en unos jovenzuelos que fueron la revolución de 2010 con su brillante debut, Journey Through the Hidden Gardens. El joven grupo trae su nuevo álbum bajo el brazo, pero con un importante cambio en su sonido que pocos esperábamos.

Con Living Mirrors, Disperse optan por aprovechar su fórmula de Neo-Prog heredada de Riverside y de los Dream Theater de la década de los Noventa y metalizarla pasándola por el filtro de ese nuevo subgénero que tan fuerte está pegando en la escena metalera actual: El Djent. Para los que no estén habituados a esa popular etiqueta o la hayan oído varias veces y no sepan a que hace referencia, es necesario remarcar que la principal influencia de este subgénero son los suecos Meshuggah.

Concretamente, el Djent se componen de riffs muy distorsionados que aprovechan la técnica de la Palm Mute para distorsionar el sonido de la guitarra y esta onomatopeya producida es la que da nombre a todo. No voy a ponerme a criticar el género, puesto que es bien cierto que hay muchas cosas que me gustan como Animals As Leaders o los propios Meshuggah, o su enfermizo crecimiento de popularidad que llega a los niveles de plaga ante los altos niveles de bandas Djent por metro cuadrado.

Living Mirrors, endureciendo el Neo-Prog polaco, pero sin acierto

Así pues, en Living Mirrors observamos a los Disperse con más fuerza y rabia sonora, pero tabmién encontramos reminiscencias de su anterior trabajo, muy arraigado en la escena progresiva de Polonia, con un mayor componente ambiental. Aunque bien es cierto que el Metal ya estaba presente en su fórmula, hasta ahora no se veía la influencia del Djent tan clara. Podríamos estar hablando de un trabajo bastante policromático donde las diferentes facetas de la banda se entremezclan bien, pero desgraciadamente este no es el caso.

El principal problema no es la influencia del Djent, sino la absoluta falta de coherencia que se sucede al mezclarlo con su estilo menos duro y potente. Sencillamente no encaja. Yo siempre he preferido la faceta más calmada y pausada de Disperse, que sabe aunar perfectamente la elegancia con la brillantez. Los riffs machacones y distorsionados característicos de esta popular sub-etiqueta aparecen aquí metidos de forma muy forzosa y descoloca al oyente en vez de deleitarlo como tan bien hacían en su anterior esfuerzo.

El futuro, el mejor arma de Disperse

No es que los momentos duros y potentes sean desacertados. Si hasta hay varios que son realmente espectaculares, pero Disperse no han sabido equilibrarlo bien con la otra parte de su música. Desafortunadamente, ese aspecto clásico y suave de su música que en su debut me maravilló de sobremanera no actúa con tanto acierto en este álbum. El conjunto da una sensación de incoherente e inconexo y de que la propia banda podía haber dado un poco más de sí misma.

El grupo aun mantiene el alto nivel técnico y por momentos muestra que aun tienen gancho y que saben ejecutar a la perfección, como muchos grupos de su escena. Sin embargo, cuando escuchas un disco y notas que muchas de las cosas que escuchas te suenan forzadas y metidas con calzador, la escucha se hace bastante menos disfrutable y lastra el trabajo de forma importante.

Hipersónica vota un 6 Living Mirrors no va a lograr que Disperse consigan dar el petardazo definitivo en el Rock Progresivo actual, aun contando con muy buenos tramos muy bien llevados, la sensación de falta de estructuración y coherencia al no saber intercalar bien los diferentes aspectos de su música ha terminado por impedirme disfrutar de este trabajo todo lo que debiera. Pero Disperse cuentan todavía con el valor de la juventud, y es posible que en el futuro, una vez hayan adquirido un poco más de madurez y experiencia, sepan encauzar bien su estilo y terminar de pulir su identidad.

Tracklist de Living Mirrors

Más en Hipersónica | Living Mirrors, el nuevo disco de Disperse: Polonia está que lo tira