Hipersónica

Nos hemos vuelto comerciales

Radar Brothers – Eight: aún enganchados al Dave Fridmannismo

“Radar Bros – Eight” src=”http://img.hipersonica.com/2013/02/radar-brothers-eight-critica-1.jpg” class=”centro” />

Radar Brothers, antiguos Radar Bros, son uno de esos grupos absolutamente normales y sin casi nada especial a los que les tengo cariño. Ninguno de sus discos me parece inapelable ni creo que vayan a pasar a la posteridad por una obra intachable. Es más, siguen llenando sus carreras de canciones hinchadas y/o mediocres, y Eight no va a ser la excepción.

Pero, eh, no pierden nunca la sonrisa, aún se les cuela la inspiración de vez en cuando y no dejan de estar apegados al Dave Fridamnnismo, ese síndrome por el que los discos que suenan a la vez pesados, pomposos y ligeros. Como The Great Eastern, de The Delgados, o Deserter’s Songs, de Mercury Rev.

Y claro que simplifico la carrera del productor: incluso él pareció haberlo hecho durante una época. Pero nos vale para entender que ha dejado huella, y por qué Radar Brothers siguen optando a, en algún momento, hacer perfecta esa psicodelia indie-rock, expansiva y un punto progresiva.

Radar Brothers y la melancolía canónica

No hay ni un solo gancho, por más que la apertura de ‘If We Were Banished‘ sea sugerente en su explosión épica controlada y dulzona. No, no es memorable, pero es un disco al que se entra extraordinariamente fácil y del que, sin embargo, no resulta tan sencillo salir, pararlo aquí, hartarse. Siempre se mantienen en esa línea entre dar la lata y tener “algo”.

Eight es un compendio de melancolía suave según el canon indie-rock, sólo molestada por los guitarrazos que mueven varias de sus canciones más llamativas, como ‘Reflections‘, en la que me engancho como un enamorado a la aliteración de sus estrofas y a ese falso crescendo.

Hipersónica vota un 6Que sí, que les ocurre lo mismo que a Jason Lytle (Grandaddy), que lleva toda la vida parando en los mismos paisajes, en las mismas temáticas, en los mismos sonidos. Pero es mejor que The Illustrated Garden y aunque no tenga una ‘Heart of Crows‘ con la que poder engañar a los que aún no se han fijado en ellos, Radar Brothers vuelven a estar en esa zona de normalidad en la que no se está tan mal. Jim Putnam, tú y tus canciones nunca dejan de caerme bien.

“Radar Brothers” src=”http://img.hipersonica.com/2013/02/radarbros.jpg” class=”centro” />

Más en Hipersónica | Radar Bros – Auditorium