Shlohmo – Laid Out: una talentosa obra de uno de los mejores productores actuales

El estadounidense Shlohmo sigue demostrando que es uno de los alumnos aventajados de ese término que alguna mente brillante decidió llamar wonky (dubstep+hip hop) a mediados y finales de la pasada década. Lo refuta con

Shlohmo-–-Laid-Out

El estadounidense Shlohmo sigue demostrando que es uno de los alumnos aventajados de ese término que alguna mente brillante decidió llamar wonky (dubstep+hip hop) a mediados y finales de la pasada década. Lo refuta con su nuevo EP (sello Friends of Friends), Laid Out, un formato al que suele recurrir con bastante más frecuencia que los álbumes.

Laid Out, un paso más en una prometedora carrera

Desde que el burialismo™ entró en nuestras vidas, tanto de productores como de corrientes mortales, la semilla del inglés no ha hecho más que extenderse más y más. También ha influido irremediablemente en las nuevas tendencias hacia las que se puede dirigir la música electrónica. En Laid Out, el nuevo EP del productor de Los Ángeles, nos topamos otra vez con efectos vocales y sensaciones que nos retrotraen al arquitecto londinense.

Shlohmo nos ha dejado grandes composiciones en el poco pero prolífico tiempo que lleva en activo, tanto en formatos de larga duración como en epés. En este último trabajo, vuelve a los fueros más emocionales, fundiéndose en frondosos graves, confeccionado a fuego lento ese dubstep que saca a relucir tus pensamientos y recuerdos que guardas en tu cabeza.

Aunque Laid Out tenga momentos para sufrir de esa angustiosa melancolía que nos gusta disfrutar en los días nublados, en un perfecto ejercicio de masoquismo. No sólo se pasea por capítulos grisis, sino que también abre los cajones de los triunfos personales.

Cada vez es más difícil sorprender en la música electrónica, aunque ciertamente la tecnología y el ingenio de unos pocos maestros logran abrir las puertas para que manojos de talentosos productores puedan acceder mediante esas referencias, a sus propias técnicas emocionales y compositivas.

Porque Shlohmo está en esa fase de promoción de ascenso para jugar con los grandes. Está mostrando sobradamente el enorme talento que atesora, recogiendo esos burialismos que antes comentábamos y aplicándolos a su personal estilo en el que la base del hip hop y los ambientes glitch se dan un revolcón, difuminando una vez más los límites entre géneros y etiquetas, a veces tan innecesarias.

Más emoción y menos quiebros dubstep

El EP empieza con unas pinceladas de intenso soul junto con How To Dress Well, llegando al alma con una suaves capas de efectos que se ven perfectamente complementadas con los efectos vocales agudos que se contraponen a la principal línea vocal. Pero dejando la parte romanticona a un lado, Shlohmo nos lleva una vez más al máximo estado zen en el que no hay problemas, sólo existís tú y su música.

Logra romper la barrera de sonidos artificiales para trascender lo emocional en ‘Out Of Hand’, una bella pieza de dubstep cuidadosamente diseñado que no hace más que preparar el terreno para la rampa que nos impulsa a la épica emocional de ‘Later’. Está situada estratégicamente en el ecuador del EP y es el mejor corte del lanzamiento, en él juguetea tanto con los efectos vocales, retorciéndolos sobre ellos mismos, que no sabes si al final es una sección vocal procesada o el sample de un artefacto plástico al que han torturado hasta sus límites físicos.

Para cerrar el EP, queda una bajada progresiva de la intensidad que ya había llegado a su máximo punto en la mitad de Laid Out. Para ir preparando el aterrizaje de una forma calmada, están las instrumental ‘Put It’ (con una inevitable impresión de que es relleno) y ‘Without’, un elegante alegato de frondoso dubstep y luminoso glitch hop.

7.5/10

En definitiva, se trata de un lanzamiento de uno de los mejores productores de esta nueva generación, que mediante burialismos y las puertas que abrieron previamente Flying Lotus y compañía en los sonidos glitch hop, están mostrando que hay mucho talento en la composición y en los niveles emocionales de sus creaciones.

POST TAGS:

Me gusta el chunda-chunda.