Hipersónica

Nos hemos vuelto comerciales

Queens of the Stone Age – …Like Clockwork: Josh Homme es mi pastor

Es curioso como la maquinaria del hype se puede activar de diversas maneras para hacer promoción ante los grandes y más esperados lanzamientos. Hay quien opta por hacer un marketing soltando pequeños detallitos del disco en cuestión o unos breves fragmentos de sus temas cada x tiempo, estrategia llevada hasta la extenuación y el cansinismo (sí, Daft Punk, me refiero a vosotros). Ahora ha surgido otra tendencia que es ir revelando lo máximo posible del disco antes de su lanzamiento para que la gente vaya cogiendo ganas y promoviendo por boca a boca. Gente como The National ha terminando presentando, tanto en estudio como en directo, una buena parte del cancionero de su nuevo álbum.

Queens of the Stone Age también parece que han acogido esta manera de promoción con muy buenos ojos. Hasta su filtración, hemos estado teniendo dos semanas frenéticas con su nuevo disco, …Like Clockwork, en el que cada día presentaban una nueva canción (o casi). Siguiendo ese ritmo, al final íbamos a acabar montando nosotros el disco juntando esos adelantos. Finalmente los piratas cibernéticos no estaban dispuestos a que Josh Homme y su pandilla les hicieran intrusismo profesional y consiguieron cumplir su cometido semanas antes del lanzamiento.

Queens of the Stone Age, más allá de etiquetas y del hype

Sin duda, Queens of the Stone Age se lo han montado bien para montar una buena campaña de promoción, donde a las colosales colaboraciones de gente prestigiosa se une unos adelantos bastante variados en estilo y altos en calidad, que condujera a un hype bastante enorme. El hype en sí no es algo malo. Lo difícil es estar realmente a la altura de las expectativas que generas. Pero si algo han demostrado el señor Homme y su trupé a lo largo del tiempo es que son una banda de primer nivel capaces de ir más allá de expectativas a base de buenos temazos y discos fantásticos.

Seis años hemos tenido que esperar para poder escuchar la continuación de Era Vulgaris, un álbum que ha generado opiniones contrapuestas en cuanto a la trayectoria que han venido siguiendo QOTSA. Algunos critican ese abandono del camino seguido en sus adorados Rated R y Songs For The Deaf, mientras que otros se quedan con ese proceso de diferenciación y desarrollo de un estilo más personal comenzado en Lullabies To Paralize. O también estamos los que disfrutamos de todos esos trabajos sin importar como de puro sea el Stoner de la banda.

…Like Clockwork, un álbum variado y #veryconservative

El que espere el regreso a los senderos de Rated R se va a sentir decepcionado de primeras con …Like Clockwork. Pero ya hay que tener asumido que lo que hacen las reinas ya dista mucho de ser Stoner. Ya estamos hablando de Rock con una merecida mayúscula y sin necesidad de sacarle brillo a la etiqueta “alternativo”. Si Josh Homme quisiera volver a esos áridos y desérticos terrenos le bastaría con reunirse con sus antiguos compañeros de Kyuss. Porque QOTSA es su banda y se la folla cuando quiere.

Ya han transcurrido semanas desde que he podido realizar la primera escucha de este trabajo y la primera impresión era inmejorable. Muchísimas más escuchas han caído y no han servido más que para reafirmar mi primera impresión. No me cabe duda que este disco es uno de los mayores bombazos del terreno rockero. Si por un casual no te llegaste a quedar prendado de primeras con este disco, es más que recomendable seguir quemándolo y dándole vueltas mientras dejas que la magia de #veryconservative y compañía te atrape irremediablemente.

En este disco se ve como Queens of the Stone Age ofrecen un trabajo con amplias miras y experimentación como en Era Vulgaris, pero recuperando el gancho directo y la notable efectividad de Lullabies. Estamos ante un álbum más variado en cuanto a estilo, pero con varias de las señas que caracterizan a la banda, sobre todo a su líder. Y la colaboración de Dave Grohl a la batería en la mayoría de temas (seis) nos hace pensar que en este disco solo falta John Paul Jones para ofrecernos una especie de continuación del debut de Them Crooked Vultures. Esta variedad es el arma que muchos emplean para descalificar este disco, llegando a calificarlo de pastiche sin sentido. Pero hace tiempo que Homme y los suyos mostraron que las comodidades y el inmovilismo no son lo suyo.

Cuando ya suenan las primeras notas del grueso bajo con el que arranca ‘Keep Your Eyes Peeled‘, se nota a la legua que estamos ante algo grande, como el tema, que tiene mucho músculo y densidad. También hay algo de Stoner, como en ‘My God Is The Sun‘, que golpea de forma directa y que es carne de directo. Lisergia y experimentación en su máximo exponente en uno de los puntos álgidos del disco, ‘Kalopsia‘. Pianos de blues muy bien traídos en ‘The Vampire Of Time And Memory‘ y el tema homónimo al disco. Y, por supuesto, temas directos y sin zarandajas que se identifican mucho con QOTSA como ‘If I Had A Tail‘ y ‘Smooth Sailing‘ (esta última me recuerda más a ‘Gunman’ de los Vultures que a ‘Autopilot’ con la que muchos han visto el parecido).

…Like Clockwork es un disco que se disfruta al 100 % en casi todo su conjunto, siendo ‘Fairweather Friends‘ la única que no me termina de convencer. No tengo nada en contra de Sir Elton John, pero, como ya apuntaba Gabihey, acaba absorbiendo y fagocitando al resto de grandes colaboradores y la grupo en general. Ojo, que estamos hablando de gente como Mark Lanegan (parece que este año está desaparecido), Trent Reznor y Nick Oliveri. ¿Abren QOTSA una puerta al Rock de estadio? No lo descartaría, pero espero que para entonces haya temas que tengan más chicha que esta canción. No me convence como Homme deja que el tema se acabe yendo a los terrenos que quiere el Rey de las gafas estrambóticas, sobre todo teniendo en este disco otros ejemplos de como aprovechar bien la labor de los colaboradores en favor del tema, como en ‘If I Had A Tail’ o en ‘Kalopsia’, donde figura el propio Reznor.

Pero tampoco es que me disgusté lo suficiente para considerarlo un fallo garrafal que me hiciera no disfrutar del resto del disco. Hasta temas que en su momento me dejaron con la duda como ‘I Appear Missing‘ han terminado convenciéndome al escucharlos en su plenitud y en su contexto, donde funciona a la perfección conectando con la sucia garra de ‘Smooth Sailing’ con el calmado cierre de ‘Like Clockwork‘ que es la guinda del pastel. Diez canciones extraordinarias en las que solo una deja un sabor agridulce.

Hipersonica vota un 8,50 Si te gusta mucho la trayectoria de Homme, tanto en sus proyectos principales como en sus colaboraciones, te encantará este disco. Si disfrutas de todos y cada uno de los discos del grupo, te encantará este disco. Si te gusta el buen Rock, las gamberradas fumetas o los ramalazos guitarreros que son como golpes en la cara, te encantará este disco. Olvídate de hype y expectativas, porque Queens of the Stone Age son una banda de primer nivel muy por encima de todo eso. …Like Clockwork ya está entre mis discos preferidos de lo que llevamos de año y a buen seguro permanecerá bien alto en mi lista al terminarlo. Y seguramente también figurará en la vuestra.

Queens of the Stone Age en Hipersónica