Crystal Fighters – Cave Rave: para ellos la vida es un eterno anuncio de cerveza

Sí, amigos, por fin llegó el verano, esa mágica época del año en la que se vuelve socialmente aceptado ser entre un 30% y un 40% más hortera de lo habitual, las peleas por el

Crystal-Fighters

Sí, amigos, por fin llegó el verano, esa mágica época del año en la que se vuelve socialmente aceptado ser entre un 30% y un 40% más hortera de lo habitual, las peleas por el aire acondicionado en la oficina alcanzan su grado máximo de violencia, la palabra “refrescante” se utiliza de manera impune y los informativos de televisión pueden llegar a rellenar hasta 30 minutos de su escaleta contándonos lo abarrotada que está la Playa de la Malvarrosa y recordándonos que debemos hidratarnos con frecuencia y evitar tomar el sol en las horas centrales del día. Es también la época de los anuncios de cerveza playeros, última tradición estival en la que Crystal Fighters y este Cave Rave encajan a la perfección.

Crystal Fighters bajo el sol

Porque en el mundo de Crystal Fighters siempre es verano, hace sol, los chicos se divierten en la playa haciendo surf y más tarde, al atardecer, se tumban sobre la arena para tomar unas cervezas ecológicas. La vida es hermosa y hay que aprovechar cada minuto y por eso le cantan al amor y la alegría mientras hacen planes para ir a abrazar árboles y hacerse unas trenzas el sábado por la mañana. Puedes coger una estrofa cualquiera al azar para comprobarlo; por ejemplo, la primera de de ‘You & I‘:

Happy, spinning, clapping,

laughing, dancing, in the blackness of magic.

Get it, have it, bag it,

throw yourself on the aeroplane and fly like magic.

No sleep, no chance, no need forget about it.

One life, live free,

big dreams we’re all about ‘em.

Ésa es la idea: sol, playa, buen rollito y mover el cucu. Lo cual, por si hace falta aclararlo, tampoco tiene nada de malo, muy al contrario. Se traduce en diez canciones alegres, festivas y mayoritariamente breves, donde los británicos (que no os confundan esas extravagantes historias sobre sus orígenes vascos, más bien remotos) reciclan buena parte de todo aquello que se dio en llamar el afroindie y no dudan en utilizar instrumentos del folk tradicional, como (aprended) la txalaparta.

Alegría de vivir

En el huerto ecosostenible de Crystal Fighters se cultivan todo tipo de referencias recientes, desde los Vampire Weekend más africanistas a los primeros MGMT, algo de Animal Collective o, por qué no, M83, lo cual tiene más sentido si tenemos en cuenta que el disco está producido por Justin Meldal-Johnsen, encargado también del celebérrimo Hurry Up, We’re Dreaming de Anthony Gonzalez. Y no faltan tampoco ecos de Arcade Fire cuando, como en ‘Bridge of Bones‘ intentan ponerse algo más trascendentes metiendo coros a todo trapo.

Pero cuando se meten en ese tipo de berenjenales la cosa no acaba de salir demasiado bien. Lo mejor es que no se compliquen mucho la vida y vayan a lo suyo: el bailoteo, el aporreamiento de instrumentos y la búsqueda del hit, del que se quedan razonablemente cerca en varias ocasiones (‘Wave‘, ‘L.A. Calling‘, ‘Are We One‘). Dicen quienes les han visto en directo que sus conciertos son enérgicos y llenos de vitalidad, capaces de animar cualquier festival, y ésa es exactamente la sensación que transmite la escucha del disco completo: que donde respira de verdad es en el directo, en la celebración colectiva. Porque así, del tirón, el trabajo resulta plano y repetitivo y a poco que uno se descuide unos segundos, cuesta saber si ya acabado la canción anterior o todavía es la misma.

“6,00” src=”http://img.hipersonica.com/2013/07/6,00.jpg” class=”derecha” />La ligereza, intrascendencia y absoluta falta de pretensiones de Cave Rave es tanto una baza como la línea que marca todos los límites de su propuesta. Meterás alguna canción suya en cada una de las fiestas que hagas este verano y luego te olvidarás de este disco tan rápido como te olvidaste de aquel Star of Love o de aquellas tardes de verano de las que ya sólo recuerdas que te lo pasaste estupendamente. La de Crystal Fighters es música vegana que ni hace daño ni permanece en la memoria más de lo que dura el día de playa en que la escuchas.

Más en Hipersónica | SOS 4.8 2013: Crystal Fighters y una tanda de grupos españoles que lideran Los Punsetes, Crystal Fighters, tres fechas en España esta misma semana