Fantasmage / Futuro Terror – Compartido EP: no hay que dejarlo pasar

A unos ya los conocemos. A los otros queremos conocerlos más.

Fantasmage Futuro Terror

Esto de empezar nueva temporada es a veces un poco como cuando haces mudanza: te acabas encontrando con un montón cosas de las que casi ni te acordabas ni tienes muy claro por qué dejaste abandonadas y tienes que ocuparte de ellas antes de dar salida a todo lo nuevo que se avecina. Al menos algo así nos ha pasado por aquí con el EP compartido que los vigueses Fantasmage y los alicantinos Futuro Terror lanzaron a medias con los chicos de Discos Humeantes como árbitros de la contienda. Que si yo pensaba que la crítica la habías sacado tú, que si yo estaba de vacaciones, que si vaya a usted a saber. La cuestión es que no había caído reseña de su Compartido y eso no puede ser, porque esta breve referencia (apenas cuatro canciones, dos por barba) tiene numerosos puntos de interés y no debería quedar “traspapelada” entre los lanzamientos de este año bajo ningún concepto.

Fantasmage se pasan el segundo nivel

El primero de esos puntos de interés era, obviamente, tener material nuevo que echarnos a la boca de los gallegos Fantasmage, de los que ya os hemos hablado por aquí en más de una ocasión y ya deberíais tener más que ubicados (y si no es así, corred a probar su disco de debut, de lo mejor publicado por estos lares el pasado año). En un lanzamiento como éste, que parece utilizar a una banda ya relativamente conocida como gancho para presentar a una nueva, cabría esperar de los primeros apenas algún descarte de su anterior disco, algún corte de relleno, más de lo mismo. Pero no.

De hecho, Nico y Andrés se agencian a Roberto Mallo y Rodrigo Caamaño (de Triángulo de Amor Bizarro) como productores y resulta que acaban firmando dos de sus mejores temas hasta la fecha. En el primero, ‘Affaire gitano‘, lleno de ruido y distorsión, se nota claramente el toque TAB pero se logra mantener una lógica y una coherencia con lo hecho hasta el momento. El segundo, ‘Espacio en tu cabeza‘, cambia radical (y muy acertadamente) de tercio e introduce probablemente quizá la canción más pop que les hayamos escuchado (más aún que aquella ‘Huesos‘, pero manteniendo su toque sesentero) en lo que viene a ser una especie de cruce entre El Niño Gusano y Fantasmage… y yo soy el primer sorprendido de haber tenido que utilizar esta referencia en esta crítica. Es, en todo caso, una canción que demuestra una amplitud de registros mayor de la esperada y que deja claro que, si les dejan y las cosas salen como tienen que salir, estos dos no son ninguna broma y están aquí para quedarse.

Futuro Terror, haciéndose notar

La novedad viene en la otra cara del disco, en los dos cortes que suponen el debut discográfico de Futuro Terror, que inevitablemente son percibidos como una especie de “ahijados” de los anteriores. Les han dejado poco hueco para explayarse y tienen tan poco tiempo que la cosa empieza a saco: “Ya no hay tiempo de preguntas / Sólo hay que actuar”, dicen en ‘El rito‘ y desde luego eso es lo que transmite ese corte punk rock atolondrado, urgente y vibrante, de bajo juguetón y agradable regusto melódico, que resulta realmente certero.

Sigue por esa misma vía la lucida ‘Atracción‘, igual de acelerada y efectiva, sencilla como una canción de los Ramones, afilada como una de los Wipers. Estos tres chicos de Alicante transmiten ansiedad e inquietud, pero también ganas de pasárselo bien y, si hace falta soltar unas cuantas hostias en los conciertos. Una actitud contra la que, por otra parte, hay muy poco objetar. Dos canciones que transmiten lo que tiene que transmitir al oyente un grupo que está empezando: ganas de hacer música, de liarla, de que les prestes atención. La cosa tendrá el recorrido que tenga, pero el aquí y ahora no sólo promete, sino que además se disfruta.

8/10

Así, este sencillo lanzamiento, sin aparentemente mayor pretensión que la de dar salida a algún tema extra de una banda ya conocida y al mismo tiempo dar salida a uno de los nuevos valores de la escudería, se revela como una pequeña joya, interesante, divertida y con un cierto aire de acontecimiento discográfico a pequeña escala, lo cual le otorga un encanto especial. Cumple con creces su cometido: tiene entidad propia y deja más que satisfecho, pero al mismo tiempo da ganas de más. Y será probablemente el mejor EP nacional de este año.

Más en Hipersónica | Fantasmage – Fantasmage: siempre metido entre las sombras, Fantasmage, vídeo de ‘En familia’: creo que necesito unas gafas nuevas, Fantasmage, vídeo de ‘Hay Bulla’: descontrola, mete miedo, haz mucho ruido