La lavadora de DJ Rashad

El gueto desde el cómodo salón. La revolución desde el apacible sillón. Todo cuadra. Y la música desde la enorme puerta acristalada de una lavandería por unos pocos dólares. Grandes lavadoras para grandes avenidas dominadas

Dj-Rashad

El gueto desde el cómodo salón. La revolución desde el apacible sillón. Todo cuadra. Y la música desde la enorme puerta acristalada de una lavandería por unos pocos dólares. Grandes lavadoras para grandes avenidas dominadas por vehículos convertidos en la segunda casa. Chicago como tercera ciudad estadounidense con más PIB y octava del mundo. Dentro del local un negro imaginándose con la cabeza suelta por el tambor sin que se le despegue la gorra. Llamémosle DJ Rashad.

Home is where I live inside my white powder dreams” puede estar sonando en ese hilo de ascensor metido dentro del tambor que gira a toda velocidad. Después daría vida al sample de ‘I’m Gone’ que DJ Rashad usaría en Just a Taste (2010, Planet Mu). 39 años antes otro chicagüense se metía en la historia de la música por decir no sé qué de una revolución televisada bajo el nombre de Gil Scott-Heron. De su pelo afro al rapado metódico de la cabeza que anda girando por el tambor pensando en ese Jazz-Funk del pasado. “A junkie walking through the twilight…“.

Entre ambos protagonistas de la lavandería, tres si contamos la cabeza girando sola, no para de repetirse el ‘Kick it, can’t go home again‘ de la parte final de la canción sampleada, ‘Home is Where the Hatred is’. El chaval que está sentado tiene bien interiorizado ese discurso. La casa es muy querida pero si llaman desde las islas británicas habrá que acelerar aún más esa lavadora que en un inicio facturaba Juke para acabar abriéndose a otros sonidos al igual que él se subía a un avión con el que girar por el mundo.

Años hiperactivos junto a otros donde respirar y mientras afrontar otros nuevos retos. 2013 es el retorno de DJ Rashad. 2013 es el momento en que Steve Goodman decide probar a meter la cabeza en esa lavadora gigante que cada vez centrifuga más rápido. Ávido de nuevos sonidos DJ Rashad tiene la oportunidad de sacar en el sello del nuevo compañero de lavandería nada menos que dos 12″ y un álbum. Este último saldrá el 22 de octubre bajo el título Double Cup. Los 12″ ya están fuera: Rollin’ (marzo) y este I Don’t Give A Fuck (julio).

Rashad Harden sigue sin estar solo. De nuevo se reúne de sus colegas de Chicago. Su inseparable DJ Spinn, su protegido DJ Manny y un nuevo nombre Freshmoon (fundado por MoonDoctoR y Fresh till Def). La vida Teklife que promueven en su sonido. Mientras, la lavadora se llena de piedras, de metralla y de pequeños samples vocales en los que ni los respiros souleros que van introduciendo los de la pandilla hacen que este I Don’t Give a Fuck sea cualquier concesión por ganarse nuevos fans más blandos.

Son días buenos para Rashad, ‘Brighter Dayz’ como dice su tema, y aunque diga que le importe todo una mierda no le debe caber en el pantalón el subidón de volver a meter otro bajo, en otros mercados y mientras seguir mirando ese bucle noventero del Drum and Bass imposible que ni el Breakbeat estiraría tanto. Ojalá le duren los dólares y siga sentado en esa lavandería para que la cabeza continúe golpeando el tambor. Que alguien le manche la camiseta.

Más en Hipersónica | Lo mejor en música electrónica en 2011: Juke y Footwork, la demencia de Chicago

POST TAGS: