Autechre – Exai

Es verdad, no nos caracterizamos aquí por sacar las reseñas al día, sólo a veces. Pero también es cierto que en algunos lanzamientos no ayuda la perspectiva con la que salen, sobre todo si son

Autechre-Exai

Es verdad, no nos caracterizamos aquí por sacar las reseñas al día, sólo a veces. Pero también es cierto que en algunos lanzamientos no ayuda la perspectiva con la que salen, sobre todo si son dobles discos. Algo así me ha ocurrido aquí, recuerdo que en un post alguien preguntaba que dónde estaba la reseña de Exai. Hoy es ese día, el de desmenuzar uno de esos discos de Autechre, que pueden ser complicados, vanguardistas o simplemente fascinantes. Uno de esos retos a los que toca enfrentarse cada vez que sacan nuevo material, que ha sido constante a lo largo de estos veinte años, y que salvo una excepción, los últimos lanzamientos no han sido tan buenos como su época noventera.

Debe dar vértigo ser Autechre y mirar hacia atrás para ver la discografía que has hecho y pensar en cómo estar a la altura de lo anteriormente construido. Toda la vida en Warp, ayudando a reformular la IDM y a ensuciarla de violentas paredes de ambient que en ocasiones se convierten en algo muy agresivo. A pesar de los años, la formación inglesa sigue retorciendo sonidos y abriendo puertas a las deformaciones más radicales de sus experimentaciones, pero no siempre, como ha ocurrido aquí, eso es sinónimo de éxito.

Demasiado largo e inconexo

Con Exai nos encontramos con los Autechre más expeditivos, como en Draft 7.30, donde se empeñan en darle la vuelta a sus capas de sonidos electrizantes, haciéndolos sonar muy opresivos y siendo la dinámica de mayor experimentación la que configura este álbum. Sin duda, un trabajo costoso de digerir, algo que a veces es común en sus producciones. Avasallar con texturas tan poligonales no es lo más cómodo para escuchar, e intentar incomodar al oyente puede ser interesante en muchas ocasiones, pero en otras esa profunda falta de melodía y de complicadas ambientaciones expulsa y se convierte en handicap. Este doble álbum es un ejemplo.

Otro problema que tiene es que es demasiado largo, al nivel de Quaristice, por lo que resulta una escucha bastante incómoda dado el cariz de experimentación que Autechre adoptan aquí. Quizá si fuera más corto, no sería un disco que se diluyera tanto, porque acaba siendo un poco tostón; se disimularían sus defectos y resaltarían más sus virtudes. Porque de hecho, el trabajo no empieza mal, con siniestras atmósferas y sonidos sintéticos, pero después va bajando el nivel, por lo que a lo largo de las 17 cortes, no son pocos los momentos en los que el álbum pierde fuelle y suena demasiado inconexo. En este sentido, poco tiene que ver con su último discazo, Oversteps, que era más corto, luminoso en algunos pasajes y mucho más emocionante.

En el arranque de Exai tenemos abrumadores atmósferas entre las que se conjuga aritmética IDM y buen ambient, como en el caso de temas certeros como ‘irlite (get 0)’, ‘jatevee C’ o en los buenos quiebros de ‘T ess xi’, pero tras estos destellos vuelve el peregrinaje por el desierto, por territorios ásperos que no acaban de conectar con la versión más cerebral de Autechre, cosa que sí ocurre en ‘bladelores’, en el ecuador del LP.

La segunda mitad del álbum requiere un verdadero esfuerzo para no soltar el disco, y la culpa es, de nuevo, de ese cubismo extremo en el que retozan breaks, amagos de dubstep y algún tema bueno como lo es ‘YJY UX’ o ‘runrepik’. Pero a pesar de todo, el álbum como conjunto no funciona, es demasiado hermético. Con Oversteps habían vuelto a los orígenes del tridente mágico (Incunabula, Amber, Tri Repetae), en él había también había glitch, ambient, algún break y detalles IDM de la más alta gama, pero lejos de rescatar la importancia de ese disco y seguir sus pasos, se han encerrado en sí mismos, forzando demasiado todos esos recursos que acaban siendo una magnánima cacofonía. Que se pueden encontrar aquí grandes sensaciones y emociones, por supuesto, pero Exai se pasa de abstracción y está más cerca del deseo de lanzar el disco lejos, que de quedarse inmerso horas con un disco reciente como Oversteps, en el que demostraban con extraordinaria clase quiénes son.

5.9/10

Exai es demasiado hermético y cacofónico de Autechre. En él hay buenos temas, pero no son mayoría; es un álbum demasiado largo que vuelve a los Autechre más encerrados, tanto que no dejan compartir los detalles y delicadezas sublimes construidas en antaño. Cuando un disco de un dúo mítico, se convierte en un travesía farragosa, algo falla.

POST TAGS:

Me gusta el chunda-chunda.

  • Jon

    Totalmente de acuerdo. Con la excepcion de Oversteps y algunos temas sueltos, Autechre lleva dando palos de ciego en el nuevo milenio. El duo ingles dio lo mejor de si mismo en sus cuatro primeros trabajos-incluyo, sí, Chiastic Slide, y con la cumbre en Tri Repetae- empezaron su ligera decadencia con LP5 y de ahi la cuesta abajo. Eso no quiere decir que admire la valentia y afan de riesgo de Brown/Booth pero los resultados dejan que desear