Alcest – Shelter

Un cambio de propuesta que conduce a la simplificación y a lo random.

Shelter

Creo que está fuera de toda duda que uno de los discos que más iban a dar de qué hablar en este inicio de 2014 iba a ser el último esfuerzo de los franceses Alcest, quizá más por motivos externos que por internos. Momento para una rápida contextualización: este proyecto francés, liderado por Stéphane Paut, alias Neige, comenzó como una banda de Black Metal que posteriormente pasó a abrazar la densidad y la delicadeza propia del Shoegaze de Slowdive y My Bloody Valentine. A tanto llegó este cambio que del Black Metal solo quedaban breves trazas, siendo más un complemento que un elemento vertebrador.

Así, Alcest se volvió una banda paradigmática a la hora de hablar del denominado Blackgaze, alejados del terreno del Metal para hacerse un hueco en un público más ecléctico y menos trve. Un modelo que posteriormente sería reinterpretado por gente como Deafheaven, convirtiéndose en objeto de masas tras esa cuadratura del círculo que supuso Sunbather. El impresionante éxito de dicho álbum iba a poner aún más en el foco al denominado “otro Black Metal”, entre ellos a Alcest.

Alcest, evitando las amenazas a costa de perder la esencia característica

Quizás Neige, consciente de ese hecho, decidió que la mejor manera para seguir teniendo algo interesante que contar era darle un lavado de cara a su proyecto, dando otro paso para desmarcarse un poco de la ola. También es cierto que el continuismo llevado durante su carrera hizo que sus discos, sin dejar de ser notables, fueran perdiendo frescura y brillantez con respecto a su debut, el magnífico Souvenirs D’un Autre Monde. Por eso, es conveniente afrontar este Shelter como la piedra angular de hacia donde se desarrollará la carrera de Alcest.

Las directrices aquí mostradas serán la base sobre la que Neige debe seguir su evolución. La intención de cambio, a priori, me parece un acertado movimiento para evitar el estancamiento del proyecto. Si esto fuera un análisis DAFO, parece obvio que Neige ha sabido evitar las amenazas y presenta una buena gama de oportunidades. No obstante, y siguiendo con la analogía, el cambio también le ha rentado otras amenazas y una disminución de las fortalezas anteriores.

Buenas intenciones, pero falta de resultados

Ciertamente, lo que se puede extraer de un disco como Shelter es que Neige ha decidido dar un paso atrás en el sonido del grupo, desprendiéndose definitivamente de los elementos Black y mimetizándose completamente en el terreno Shoegaze y en el Post-Rock (en cierto modo, también puede verse como un paso adelante viendo la progresiva dilución del Black en su sonido). Puede decirse que el proyecto ha perdido uno de los elementos esenciales que la distinguían del resto a costa de hacerlo más genérico y accesible.

Así pues, considero la decisión del cambio acertada como premisa, pero creo que la dirección tomada no ha sido la mejor para la evolución del sonido. Uno puede escuchar Shelter y le recuerda más a Slowdive que a los propios Alcest (la colaboración de Neil Hastead no es casual). No obstante, voy a matizar, puesto que tampoco ha sido un movimiento excesivamente radical. De hecho, puede decirse que no hay nada en este disco que no nos pueda recordar a algunos pasajes de sus primeros álbumes.

Cierto, aquí el espíritu de Slowdive y de My Bloody Valentine late con más fuerza que nunca, pero también se ha reforzado el componente post-rockero de su música, con unas guitarras que por momentos alcanzan la intensidad instrumental de Mogwai, y han profundizado en el elemento emocional de su música, llegando a puntos que hacen vibrar casi como los últimos Anathema (salvando las distancias).

Negar la entidad y brillantez de canciones como ‘Shelter’ o ‘Délivrance’ sería un absurdo por mi parte. También me parece notable la colaboración de Hastead en ‘Away’. Sin embargo, este álbum también tarda en arrancar al colocar los temas más flojos al inicio del mismo. Llego al punto de no llegar a conectar realmente con el disco hasta el ecuador, lo que me deja la sensación de estar ante un conjunto irregular y descompensado, cuyos aciertos son muy notorios pero que también peca de momentos intrascendentes y hasta tediosos.

6,4/10

Consciente de la necesidad de revitalizar el estilo de Alcest, Neige ha decidido dejar atrás por completo el pasado Black metalero de su proyecto y avanzar hacia el sonido Shoegaze y dejando una puerta abierta para el Post-Rock, dejando una sensación de ser una banda genérica más heredera de Slowdive. Por otro lado, el cancionero presentado en Shelter presenta un notorio desequilibrio, con temas poco lucidos en su inicio y canciones brillantes en su tramo final.

POST TAGS: