Torn Hawk – Through Force of Will

En apenas un lapso de unos pocos años Luke Wyatt ya ha publicado una cantidad ingente de material para el periodo del que estamos hablando. Torn Hawk, el nombre por el mayoritariamente que se reconocen

torn-hawk-through-force-of-will

En apenas un lapso de unos pocos años Luke Wyatt ya ha publicado una cantidad ingente de material para el periodo del que estamos hablando. Torn Hawk, el nombre por el mayoritariamente que se reconocen los trabajos de Wyatt, es uno de esos productores forajidos que siguen operando al margen de la electrónica establecida. De hecho, no siempre hace explícitamente trabajos puramente electrónicos, su transversalidad a la hora de componer nuevas piezas hace que sus trabajos siempre sean como mínimo muy interesante. Y Through Force of Will, su nuevo LP, no es para menos.

Una proyección ascendente

La carrera de Torn Hawk se ha embalado en poco tiempo, después de lanzar cassettes, singles y discos auto producidos, parece que los sellos se dan tortazos por él, y no es de extrañar precisamente por esa capacidad de modificar su discurso continuamente. Ya ha editado EPs en uno de los sellos más interesantes del panorama electrónico actual, L.I.E.S., ha colaborado con Karen Gwyer en No Pain In Pop –otra canteraza de artistas electrónicos– y ahora ha debutado en Not Not Fun con este Through Force of Will. Y todo en poco más de dos años.

En Through Force of Will encontramos a un Torn Hawk más creativo que en sus lanzamientos de 2013. Se aleja del techno más callejero de su cassette FIST (Beer on the Rug) y referencias de corte más synth en L.I.E.S. Aquí en cambio el estadounidense tira por terrenos de techno más orgánico que se funden en desarrollos de guitarras psicodélicas difusas, similares a su colaboración con Karen Kwyer en Cowboys (For Karen). Sus obras como Torn Hawk pueden ser tan diferentes como lo son entre sí sus otros proyectos como Luke Wyatt o Lossmaker. En definitiva, se trata de un disco bastante rico, aunque compacto, en el que encontrarse con una línea de instrumentos clasicistas y ambientaciones profundas que son las que vertebran las nueve canciones. En ellas vierte sus habituales recursos experimentales, delays, sintes analógicos y algún detalle ambient.

Convirtiendo bocetos en grandes canciones

Hasta la fecha, este es su mejor lanzamiento. En él confluyen prácticamente todos los discursos que ha venido poniendo en práctica bajo el alias de Torn Hawk. Y además rescata piezas en bruto para pulirlas y ofrecer la versión definitiva de esos bocetos que se encontraban por ejemplo en Fragments So Far. De las bases de ‘Untitled (3)’ nace ‘Streets on Fire’, uno de los mejores temas del disco; techno orgánico que te lleva a un pozo en el que sólo existe un sonido envolvente gracias a una profunda línea de bajo. Pero no es el único tema editado a partir de aquella referencia. De ‘Untitled (4)’ sale ‘Palace Racket’, más sonido analógico, aunque esta vez bastante más pulido; ritmos añejos que se pueden complementar con los collages visuales que él mismo monta para sus temas.

Pero esos sonidos orgánicos no son lo único que encontramos en este gran disco del multidisciplinar Luke Wyatt, también están esos arpegios de psicodelia diluida y melancólica que puso en práctica con Karen Gwyer, logrando una gran confluencia de ambos recursos en temas envolventes como ‘A November Mission’ o ‘To Overthrow’. El americano te inmiscuye en una película retro de la que no puedes salir, quedas embelesado por ese sonido líquido tan variante que es una estupidez intentar catalogarlo en un determinado género. Juega su partida al margen de otros patrones más ortodoxos tanto en techno, como en psicodelia, como en synth pop. Precisamente a este último es al que apela para finalizar esos momentos ensoñadores y más accesibles, arropados del romanticismo que ha destilado varias veces en L.I.E.S.

Se disfrace de productor de ambient en ‘Hutchison’ o se ponga analógico, lo mejor de Torn Hawk es su continua deconstrucción sonora en sus canciones, pasándose por el forro estructuras más puristas que le lleven a etiquetas más concretas. Él juega con esa riqueza sonora que le permite estar al margen, en su propia liga, en la que han nacido buenas referencias y sobre todo este notable Through Force of Will. Lógico que no pare de rotar en distintos sellos. Torn Hawk ha llegado para quedarse.

8.1/10

En su faceta como productor, aunque sus EPs y singles ya hablaban muy bien de él, necesitaba un paso al frente para debutar en un sello de mayor calado con un álbum para refutar su imparable trayectoria. Atrás quedaron lanzamientos más experimentales y de estar por casa. Con Through Force of Will, tenemos la mejor versión de Torn Hawk, la de un alquimista en continua perfección de su sonido.

Me gusta el chunda-chunda.