Los artistas que no te puedes perder en el Sónar 2014

Queda poco menos de mes y medio para el Sónar 2014 y se nos viene encima el mismo problema que con otros festivales de tanta envergadura. Cuánto grupo, cuánta gente desconocida, tantas cosas por ver

sonar-2014

Queda poco menos de mes y medio para el Sónar 2014 y se nos viene encima el mismo problema que con otros festivales de tanta envergadura. Cuánto grupo, cuánta gente desconocida, tantas cosas por ver… Más de cien actuaciones es lo que tiene. Hoy vamos a hablar de esos ‘otros’ artistas que no tienen un nombre tan grande y que son los que suman más calidad al festival.

Jon Hopkins, James Holden, Theo Parrish, Massive Attack, Moderat, Richie Hawtin, Four Tet, Royksopp & Robyn… Ninguno de ellos necesita presentación. Hemos hablado de ellos largo y tendido en Hipersónica y son nombres de sobra conocidos. Por eso vamos a centrarnos en las otras confirmaciones, no tan masivas y que pueden pasar desapercibidas. Lo que sería un error.

La facción techno

No puede faltar en alguna de sus vertientes en el Sónar, y de entre las múltiples propuestas, es de especial interés Audion, el otro proyect(az)o de Matthew Dear, techno para casi todos los públicos, quirúrjico, minimalista, hipnótico y también contundente en algunos planteamientos. Ideal para empezar el calentamiento del sábado. Otra propuesta a tener en cuenta es sin duda la de Recondite. Entre el minimal techno y el microhouse fluye la propuesta del alemán, que desde Berlín muestra su versatilidad también con producciones más livianas y cercanas al deep house. Siempre cuidadas, eso sí. Una propuesta elegante.

Y por supuesto no puede faltar uno de los nombres que más fuerte pegaron el año pasado, Ron Morelli, protagonista del techno de 2013, con un Backpages que contenía temas pesados, agresivos, propios del techno asesino que practica Morelli. Este año vendrá con un nuevo disco de 2014: Periscope Blues.

Por otra parte, de los artistas que uno se puede encontrar en el festival, y atendiendo al género, sin duda uno de los nombres importantes es el de Svengalisghost. Una de las propuestas más interesantes del género en la edición de este año, sobre todo gracias a su dinamismo a la hora de interpretarlo, rondando caminos más analógicos y otros con líneas de bajo de mayor groove. Pertenece al sello L.I.E.S., donde también facturan sus trabajos Nisennenmondai, una recomendable mezcolanza de noise, acid, techno desde Japón.

Los arquitectos de Red Bull Music Academy

La academia de Red Bull sigue apostando por propuestas innovadoras y jóvenes valores, así como de otros artistas más consagrados, entre ellos Dam-Funk. Una propuesta para disfrutar a la luz del día, con su synth funk. Ritmos de los setenta, house de guetto y mucho groove que ofrecer a cualquier alma que esté dispuesta a recibirle. Entre esos nuevos valores estará por ejemplo TOKiMONSTA. Una de las artistas más exóticas de todo el festival. Wonky, ritmos muy marcados y de bases de raíz hiphopera. Los beats que ejecuta se disuelven en su sensual voz.

Pick A Piper es otro de los nombres propios de este bloque, es el batería de Caribou y su propuesta de mucho groove, marcada por tempos rápidos y cercanos al house y la psicodelia del propio Dan Snaith, sus ritmos selectos lo convierten en una apuesta muy atractiva. Otra confirmación a la que hay que fijar es la de Octo Octa, con su refinado deep house y sus sesiones repletas de magnetismo.

Asimismo, y hablando de clásicos, Chris & Cosey son parada obligatoria, tener la oportunidad de ver a parte de los experimentales Throbbing Gristle o los terroristas (anti)culturales COUM Transmissions. A pesar de la edad, esta parada en el synth pop ochentista y con tanta trayectoria merece toda vuestra atención.

El todopoderoso house

Para los amantes del house, el Sónar será un paraíso en la tierra, con multitud de propuestas y una amplia paleta sonora entre la que elegir, empezando por ejemplo por The Martinez Brothers. Los neoyorkinos se han ganado a pulso su sitio, con producciones cercanas al balearic house, y una sensibilidad de especial tanto para ritmos suaves más lounge, como para un tech house más alborotador. En coordenadas similares juega Harald Björk y su tech house de corte cercano al de Border Community, sonidazos para dejar al personal boquiabierto.

Más nombres propios serán Paul Woolford (también conocido como Special Request), este inglés promete ser uno de los levanta escenarios del festival, con un house de bastante personalidad, sonidos potentes que le hacen levitar en coordenadas cercanas a las de Daniel Avery. Ritmos rotos y voces señoriales. Enfrente estará también Ralph Lawson. Creador del sello 2020Vision, sus sets incluyen su particular visión del house, mezclando clásicos de ayer y hoy, inyectando dosis de acid, mucho beat juguetón y su infalible gusto. Una de las sesiones que no te puedes perder.

Precisamente de ese sello 2020Vision viene Debukas. Más house rompepistas con reminiscencias de funk urbanita. Otra de las perlas del sello, que tendrán como objetivo convertir el Sónar en una pista de baile infinita de la que no querrás salir.

Lo mejor de la casa

Y por supuesto no faltan los artistas españoles, que además muestran el gran momento por el que pasa la electrónica catalana. Tenemos muchos nombres, Sau Poler y sus ritmos baleáricos, Alizzz y su glitch hop luminoso, la elegancia y peso internacional de Uner o las habilidades mash up de Mr. K! Destacan otros veteranos como Mwëslee, creador del sello Arkestra, amigo de los sintes y ritmos dubsteperos o Shelby Grey, cofundador de Factor City y amante del sonido primigenio del acid de Detroit y del house de Chicago.

Entre los nombres que recomendamos fervientemente se encuentran Pina y su IDM, también de lo mejor de 2013 con HUM, la experimentación y el buen gusto de Nev.Era o el ambient cinematográfico y sobresaliente de Balago, que en Darder han vuelto a demostrar su categoría. Punto especial merecen también Downliners Sekt con su future garage de desviaciones glitch. Tienen melodías realmente bellas. Entre los jóvenes valores, destacar también a DJ Der y su versatilidad con sesiones que conjugan funk, techno y mucho groove en todas ellas.

Footwork, hip hop, derivados y otras fieras

Machinedrum, no podemos dejar de recomendarlo. Nos gusta mucho por estos terrenos, por eso hay que reivindicarlo siempre. Con su footwork aplicado en terrenos glitch hop, el americano se convierte en una de las propuestas más alegres y divertidas a las que podremos asistir de todo el Sónar. Viene con nuevo disco bajo el brazo, Vapor City. Otro nombre fuerte es el de Eviahn Christ. Hip hop y electrónica. La violencia trap que Evian Christ ha impreso en su último EP, Waterfall, es suficiente razón como para acudir a verle en directo y comprobar cómo te revienta los oídos.

Más artistas a los que hay que fichar: Kaytranada. House de raíces hip hop, cercano al que practica Flume. Ritmos rotos, recursos muy luminosos y bases sobre las que verter vocales que se diluyen ante bases tan elocuentes. Ryan Hemsworth será otro de los artistas importantes dentro de la orientación hip hop que traerá este año el Sónar.

Ambient, drone, erosión y otras experimentaciones

En el terreno de las capas de sonido densas y otras experimentaciones, una de las actuaciones que hay que apuntar es la del australiano Ben Frost. Sus discos son auténticas experiencias sonoras. Para gustos más repetitivos, sin duda hay que acudir a Nils Frahm. Minimalismo, sensibilidad y clasicismo. Una apuesta diferente en la que dar rienda suelta a los sonidos más suaves, a disfrutar del piano y a escuchar su último disco, Spaces.

En el lado drone, hay que dedicarle parte del tiempo a Roll The Dice y sus loops contundentes, sus desarrollos progresivos atrapan bastante en directo. Amigo también de las piezas largas que ir deformando es Chris Madak, que con su proyecto Bee Mask tiene mucha experimentación que ofrecer. Quizá no tanta como uno de los pesos pesados del festival: Oneohtrix Point Never. Su R Plus Seven fue cuarto mejor disco del año pasado en nuestra lista. A sus sampleos hay que sumar ahora esos sonidos eclesiásticos a los que nos está acostumbrando últimamente.

Sónar 2014 en Hipersónica

POST TAGS:

Me gusta el chunda-chunda.