BADBADNOTGOOD – III

En el arte de la seducción no siempre es suficiente con mostrar descaradamente tus encantos con tal de atraer al objetivo. Muchas veces el camino más efectivo viene por la vía contraria, a través de

BADBADNOTGOOD-III

En el arte de la seducción no siempre es suficiente con mostrar descaradamente tus encantos con tal de atraer al objetivo. Muchas veces el camino más efectivo viene por la vía contraria, a través de la sugerencia, dejando que la imaginación del deseado sea la que tome partido y se deje engatusar trascendiendo lo obvio e intrigándose por lo que hay detrás. Muchas veces el Jazz termina jugando en esos términos: o deslumbra a base desborde de talento y maestría o lo hace mediante maneras mucho menos evidentes y más sutiles.

En este caso, BADBADNOTGOOD juegan en la segunda liga, optando por seducir al oyente a través de sutilezas, sugerencias y bellezas escondidas. El oyente impaciente y casual está fuera de su público objetivo y se centran en aquellos que se presten a dejarse llevar por el juego que despliegan. Sin ser un fanático del Jazz puedes disfrutar de lo que los canadienses ofrecen en III, pero ya estás sobre aviso de que o estás dispuesto a dejarte seducir o no pasas de los preliminares.

BADBADNOTGOOD, seduciendo mediante la sugerencia y la experimentación

Para más inri, la propuesta de BADBADNOTGOOD no entra dentro de la vertiente más tradicional y clásica de la corriente del Jazz. Van a fuego lento, como el Coltrane de My Favourite Things, y por el camino se va colando elementos de electrónica, suavemente y siempre fuera de lo evidente. No es un caso más de Electro-Jazz (o Nu Jazz), como pueda ser el caso del brasileño afincado en Canadá Amon Tobin, que juega desde una perspectiva más cercana al Drum and Bass y el Downtempo, sino que este trío lo hace mirando al Hip Hop instrumental, sin llegar al extremo de parecerse a DJ Shadow.

Por momentos esta simbiosis se hace más obvia, dejando el tono de la canción como una electrónica muy jazzera, y en otras se dejan llevar por su vena más clásica, como en el caso del primer tema ‘Triangle’, una pieza de Jazz muy elegante, brillante y con bastante clase que nos atrapa y nos invita dejarnos engatusar por las diferentes maravillas que nos aguardan a lo largo de III.

Al siguiente tema ya vemos como Matthew Tavares deja el piano clásico para cambiarlo por los sintetizadores, haciendo de ‘Can’t Leave The Night’ una canción más experimental, pero la clase y la finura del Jazz permanecen. El resto del disco muestra una secuencia similar, eligiendo la óptica (electrónica o jazzera clásica) que BADBADNOTGOOD consideran más adecuada en cada momento, manteniendo casi siempre la coherencia y haciendo un conjunto fluido y asombroso.

8.1/10

Dentro de su minimalista propuesta también hay sitio para otros instrumentos como violines, cellos o saxofones, instrumento que luce genial en ‘Confessions’ de mano de Leland Whitty, que aportan aún más riqueza al sonido de BADBADNOTGOOD. Sin embargo, siento que hay un enorme pero en este III, situado en la recta final y que tiene nombres y apellidos: ‘Since You Asked Kindly’. El tema en sí no es malo, pero siento que no encaja nada en el disco, mostrando de manera demasiado descarada su faceta bailable y olvidándose del Jazz. Sería muy efectiva en una pista de baile, pero no pega en este álbum. ‘CS60’, el corte final, demuestra mucho mejor empleo de estos elementos electrónicos sin perder de vista el tono general de III. Simplemente perfecto para ponerse los cascos, cerrar los ojos y dejarse llevar.

  • MAS VALE TARDE QUE NUNCA
    Mas de 5 meses despues .
    Lo tengo facil con BBNG pues me gusta el jazz y por supuesto todas las musicas que se situan en la indefinicion y que son dificiles de clasificar como este grupo.
    Llevo tres dias con BBNG y estoy disfrutando. Este disco y el primero son muy buenos.
    Menos mal que teneis la herramienta buscar. Saludos.