Fhloston Paradigm – The Phoenix

James Holden se ha erigido como el dueño y señor de los viajes tranceros en estos últimos años. Por mucho que la pandilla de los pesados del Space Disco quieran ponerse la medalla desde tierras

Fhloston-Paradigm-phoenix

James Holden se ha erigido como el dueño y señor de los viajes tranceros en estos últimos años. Por mucho que la pandilla de los pesados del Space Disco quieran ponerse la medalla desde tierras europeas con frío. En medio de tanta evasión hacia arriba ‘Race to the Moon‘ podría ser otro de los singles en los que traer de vuelta a Moroder. Él, en un perfecto italiano, tras aclararse la voz: “antes de mí, todo esto era campo”. Luego alguien le tendría que recordar el Krautrock y similares, pero dejen hablar al señor.

Fhloston Paradigm no es campo, más bien es urbanita de los rascacielos de Filadelfia. Negro, con aíre moderno y molón, rapado o con su pelo afro. Más conocido como King Britt. Tiene alias para aburrir, Scuba es uno de ellos, pero no le confundas con Paul Rose, el capo de Hotflush Recordings. Entre sus personalidades destacadas vemos a Sylk130 o a The Philadelphia Experiment. Lleva desde los 90 dándole fuerte y hasta logró vender más de 500.000 copias de su álbum de debut When The Funk Hits the Fan (1998, Ovum, Sony Music, Columbia).

De sus intentos de música negra con el R&B y el Funk a estas autopistas convertidas en rotondas dentro del Techno con gusto por el espacio, por la ensoñación y por otras realidades de fantasía. The Phoenix es su salto al álbum de estudio dentro de Hyperdub. Steve Goodman sigue en su proyecto por viajar a la luna a través de sus artistas. Con él King Britt vuelve a la casa británica donde ya estuvo en 2012 para el EP King Britt Presents Fhloston Paradigm.

Su paso no fue destacado, de los tres temas que componían el 12″ ‘Chasing Rainbows’ era el que se salvaba. Una opción donde el bajo volvía a meterse debajo de la tierra para seguir ofreciendo las buenas sensaciones aportadas por los británicos en este cambio de siglo. Este single es rescatado para The Phoenix y sigue siendo uno de los mejores del álbum.

La ciencia ficción es clave para King Britt, con Blade Runner, Dune y El Quinto Elemento como sus películas de cabecera. De esta última deriva dicho alias: Fhloston Paradise. En The Phoenix el cine de ficción se transforma en las canciones, en los recorridos hacia arriba. Él mismo comenta que su intención era revisar dichas bandas sonoras.