Balcanes: viva la barbarie, muerte a la civilización

Hace ya días que Discos Humeantes se convirtió en, posiblemente, el sello independiente más interesante del panorama nacional. Su rastreo por lo más profundo de la cornisa cantábrica, sin menosprecio a otras regiones de la

Plataforma-Autopista

Hace ya días que Discos Humeantes se convirtió en, posiblemente, el sello independiente más interesante del panorama nacional. Su rastreo por lo más profundo de la cornisa cantábrica, sin menosprecio a otras regiones de la geografía española, ha dado como resultado una multitud de grupos esenciales. No sería menester citarlos aquí a todos, dado que lo solemos hacer a lo largo del año, pero sí merece la pena señalar que muchos de ellos comparten en común cierto toque angustioso, oscuro e introspectivo que hace del catálogo de la discográfica asturiana todo un elenco de grabaciones de culto. Los penúltimos en llegar, el pasado febrero, han sido Balcanes, cuarteto leonés, con un 7″ titulado Plataforma/Autopista.

Sólo tirando del archivo de Discos Humeantes podríamos adivinar hacia dónde se dirigen los tiros. Este mismo año ya hemos tenido la oportunidad de disfrutar del mejor Post-punk del país de la mano de Antiguo Régimen, cuyo primer LP, Política de tierra quemada, ha sido co-editado por el sello asturiano, y de Pablo Und Destruktion y su disco Sangrín (Discos Humeantes, 2014), que ha cosechado devotos admiradores en esta redacción. Balcanes son mucho más viscerales que ambos dos, y se acercan más a Fasenuova por lo extremo de su propuesta que a Jay, pese a que, como estos últimos, la base de su sonido radique en las guitarras. Al margen de esto, Balcanes no sólo no tienen comparación posible con sus compañeros de sello sino con pocos grupos de la escena nacional actual.

Dos caras muestran en su primer 7″: por un lado, la pesada, muy Sludge Metal, ‘Plataforma’. Su grandilocuencia sonora, como unos Have a Nice Life desbocados escuchando la discografía de Melvins a todas horas, se une a este relato lírico.

Bienvenido al sur, hola. ¿Hay alguien en tu cocina? Ambición por vocación y estómagos agradecidos. Ellos siempre están despiertos. Siempre están ganando tiempo. son unos hijos de puta. Son unos hijos de puta desde la plataforma. Tú puedes ser uno más con tu trabajo y tus virtudes. Yo prefiero un destornillador y vivir desnudo en una cueva. Golpear mi polla contra el suelo y ver brotar la sangre. Voy a ser el anticristo. Voy a ser el anticristo y destruir la plataforma.

¿Tú quieres ser uno más? Balcanes no anuncian el fin del mundo, sino que prefieren adelantarlo, y en su turbia distopía encuentran mejor acomodo en la barbarie que en la civilización. El paisaje queda completado de forma estupenda con ‘Autopista’, aires Doom Metal y ritmos marciales para tirar abajo todas las puertas que encuentren en su camino. Plataforma/Autopista pasa por uno de los trabajos más excitantes de este año dentro de nuestras fronteras. Es una lástima que de momento tan sólo podamos escuchar dos canciones, pero están de gira —hace poco pasaron por el Villamanuela, sin ir más lejos— de forma más o menos frecuente. No deberíais perder la oportunidad de acudir a su concierto si se acercan a vuestra ciudad, tiene pinta de ser toda una experiencia.

Hardcore will never die, but you will.

  • Alarch

    Me mola su rollo. Pero habrá que ver si son capaces de desarrollarlo en más canciones interesantes. Dos temas es muy poco.