Millie & Andrea – Drop The Vowels

Se está hablando mucho este año de la vuelta de Andy Stott, como era previsible y justo además. Pero antes de publicar su LP con el alias que más prestigio le ha dado, este año

Millie_Andrea_Drop_The_Vowels

Se está hablando mucho este año de la vuelta de Andy Stott, como era previsible y justo además. Pero antes de publicar su LP con el alias que más prestigio le ha dado, este año ha participado en otro proyecto que no ha causado tanto que hablar, y del que sin embargo es necesario dejar constancia. Se trata de Drop The Vowels (Modern Love, 2014), un álbum en el que participa como Andrea junto con Miles Whitaker, conocido, entre otros proyectos, por ser el 50% de Demdike Stare. Juntos son Millie & Andrea y este año han publicado su primer álbum para resucitar un jungle que hoy está lejos de ser un género tan popular como hace bastantes años. No obstante, es una mezcla de caos y mucho sudor que va más allá del género.

Drop The Vowels no es sólo jungle para desgastar la suela; su sonido orgánico, sumado a sus agresivos breaks, hacen de él uno de los discos más interesantes y salvajes del año. Un álbum corto, con apenas ocho cortes, dispuestos a volarte la cabeza. En él encontramos las gruesas atmósferas y el sonido oscuro de Andy Stott y la dureza experimental de Demdike Stare. Dos características propias de Millie & Andrea que confluyen en este primer trabajo conjunto para vertebrar el sonido del disco.

Las diferentes ramas que echa el disco por otras vertientes más cercanas al ambient o al ambient techno consiguen llamar tu atención y hacer que estés alerta, puesto que no sabes por dónde va a salir, a pesar de los ramalazos drum n bass. Beats catatónicos e hipnóticos en un disco de cabecera por quién lo firma, y por supuesto por el resultado, puesto que se trata de un trabajo único este año. Con un inicio de menos a más, pasamos de la selva urbana de ‘GIF RIFF‘ y la andystottiana (Andrea, en este disco) ‘Stay Ugly‘, al ataque de fuerza bruta de ‘Corrosive‘: cambio de ritmo con torpedeo de breaks y locura desatada que hace honor a ese sentimiento castizo de espiritualidad, comunidad y amor por la fiesta y el baile de las primeras raves.

Y en medio de todo, también hay hueco para momentos más elegantes, con ambient techno de salón como el de ‘Spectral Source‘ o con la sección vocal propia de Andrea en ‘Back Down‘. Porque no todo en el disco es visceralidad ni ritmo emergido de instintos primarios, y eso es lo que le hace grande. Asimismo, entre tantos volantazos repentinos, a pesar de que son estos (los breaks y bases agresivas) los que más destacan, detrás de cada uno de ellos hay una neblina de diferentes recursos dispuestos a añadir más riqueza en la textura sonora, para no dejar viva la etiqueta de que es un ‘simple’ disco de jungle bien ejecutado.

8.4/10

Drop The Vowels es un álbum en general salvaje, con cambios de ritmo inapelables, contundencia que emana desde la base de las canciones y capas ambientales que rodean al motor de los breaks con elocuentes detalles sonoros. Sin duda, la concatenación de las ideas de Millie & Andrea en este disco superan las producciones propias que este año han publicado ambos artistas por separado. Para dejar en bucle y perder toda la cordura. Por cierto, con un final precioso. El sol ya se ha puesto en el final de la rave.

Me gusta el chunda-chunda.

  • Kharmatastiko

    ¿Vas a hacer una lista de los mejore discos de electrónica del 2014? No estaría nada mal

    • Claro hombre, como todos los años 😉

    • Estoy seguro que lo habrá hombre. Lo que pasa es que Ferraia no quiere adelantar la lista por si un tal Burial y compañía sorprenden con un EP o LP (ojalá) a final de año como tienen hecho alguna vez… Un saludo!