Perro – Estudias, navajas

Hay grupos con los que conectas de una forma especial. Puede haber un porrón de motivos: canciones que describen tu vida, composiciones que te llevan a momentos que te marcaron, que su actitud siempre es

perro_estudias_navajas

Hay grupos con los que conectas de una forma especial. Puede haber un porrón de motivos: canciones que describen tu vida, composiciones que te llevan a momentos que te marcaron, que su actitud siempre es ejemplar ante esta movida de la vida, grupos con los que compartes generación… Supongo que esta última es mi particular forma de conectar con Perro —y la de la actitud, esa es obligatoria—. Hace ya años de las visitas furtivas a su soundcloud a ver si por allí había algo nuevo, a dejar en bucle una vez más uno de esos pequeños himnos provincianos de bareta como ‘Popera‘. Y después a verlos en directo, cuando aún no se les conocía mucho y podías comunicarte con ellos a través de la valla de un colegio vacío. Recuerdos de un acompañamiento en el que has visto cómo el grupo crece, se desarrolla y empieza a parir cosas mejores.

Más detalles y una producción que lo engrandece todo

Estudias, Navajas (Miel de Moscas, 2015) es el segundo LP del cuarteto murciano, el esperado nuevo álbum después de un Tiene Bacalao, Tiene Melodía (Miel de Moscas, 2013) que lo ha petado muy gordo. Gracias a él se han recorrido el país de cabo a rabo, han agitado a las masas y han logrado una victoria épica, tocar en el Primavera Sound a una hora intempestiva con mucho sol y con bastante gente. Y ahora qué. Mucho jovenzuelo y no tan jovenzuelo con las expectativas por los aires por esas canciones de desenfreno pop, de letras hilarantes, jugueteo con teclado y buenos ritmos guitarreros. Pues nada, ahora que si estudias o navajas, dicen. Ya no hablan tanto de bacalao y de melodía, pero siguen hablando. Y esta vez lo hacen mejor y más fuerte.

Si hay una diferencia en su conjunto con el anterior trabajo, es que aquí hay una mejor producción. Se perciben mejor los detalles, suena todo más nítido y hay mayor enjundia, algo que igualmente viene con sus nuevas canciones. Ese mayor poso les viene niquelado para un álbum en el que se han puesto más guitarreros. Hay menos dosis de pop buenrrollero que tan bien funcionó en 2013, pero ahora su propuesta trae consigo canciones más sólidas, con unas maneras que muestran una evolución sonora considerable. Y no, no han renunciado a esa melodía que te secuestra de bareta; han madurado, pero siguen sonando frescos. Fresquísimos. Nada más abrir el disco uno se encuentra con ese espíritu de jolgorio que caracteriza a Perro en ‘Ediciones Reptiliano‘ y esa bizarro-angustiosa historia de un escritor reptiliano rechazado por su honorable comunidad al querer hablar de nosotros los humanos. Y aderezando de cara al final esos acordes tan noventeros que hoy son más protagonistas que ayer. Pero sin abusar.

No han perdido desde luego el sentido del humor con los títulos —que tengan que ver o no con la letra ya es otro cantar—, es más, esta vez lo han aumentado, seguro que con chistes propios, pero también absorbiendo chistes que son ya casi cultura popular, como la figura del ‘Cuñao, Cuñao, Cuñao‘, donde está genial el bajo, que tiene bastante protagonismo a lo largo del álbum. Les da empaque y dejar que vertebre las melodías siempre es un acierto, como hace en el buenrrollismo —que no joder, cómo iba a desaparecer— de ‘Falso Techo‘ y otras tantas más.

El equilibrio entre el descaro y el guitarrismo

Y por encima de todo, a pesar de que el humor, el descaro y las ganas de enfatizar en la juventud son unas constantes, sería un error dejarles encasillados ahí. La actitud es imprescindible, pero Perro son unos músicos cada vez mejores, y cada vez hacen canciones mejores. Aquí hay piezas que dejan en la cuneta a bastantes de Tiene Bacalao, Tiene Melodía. Entre ellas, la maravilla de ‘Calypso Zombie Runner‘. Genial el riff de bajo, que mantiene ese ambiente tranquilo y pasivo para después romper en el vibrante cambio de ritmo en el que entran las guitarras con todo su esplendor y un adictivo estribillo. Detalles que hacen grandes canciones. Otro corte que podríamos destacar de este mayor poso, manteniendo el equilibrio con el humor y el sonido serio y noventero que tan bien les va —y que recuerda a sus inicios— es ‘Nueva Mufasa‘. Un título muy lo último de Betunizer, pero 100% Perro, con esas guitarras afiladas y pavementeras y un teclado muy bien aclimatado, sin llegar a los sonidos tan jaraneros que a veces utilizan. Dos temas que son la muestra clara de esa progresión que les ha traído hasta aquí.

7.7/10

Eso sí, para reminiscencias claras —en mayor o menor medida, sobrevuelan todo el disco— tenemos esa guitarra made in J. Mascis en ‘Jordi Huertano‘. Por otro lado, muy bien traída después de la ida de olla del teclado al final del tema. Una vez más, cultura popular y la marca de la casa, que esta vez también tira por la mala hostia en ‘Azul Mayoría Absoluta‘ y otros temas. Así que en general, un paso adelante en su trayectoria: mejor producción, más indie rock y canciones agresivas sin perder el necesario humor pop que en directo son un torbellino (lo vimos con ‘Papi Papito Ñam Ñam‘ en el Transtropicalia). Puede que mientras vaya pasando el tiempo vayan tirando más por canciones más serias y con menos salero. O no. En cualquier caso, mientras sigan manteniendo el equilibrio sin perder su esencia y con mejores canciones, como han hecho en Estudias, Navajas, no habrá problema. En el futuro ya veremos, ahora que siga el gran ejemplo de juventud. No nos falléis.

Me gusta el chunda-chunda.

  • fredderes

    Nueva Mufasa tendrá titulo Betunizer, pero para Betunicer justo la siguiente, OLRAIT.

  • xDCRx

    Me gustó y me sorprendió tanto el primero que tenía miedo de que el segundo no me gustase, porque en realidad quería que fuese otro discorro. Tranquilísimo me quedo, oye.

    • Yo creo que, al menos de momento, son tan imaginativos y con tanto descaro que era difícil que no hicieran una continuación digna.

  • Rafi Gómez Pineda

    Se me han escapado por segunda vez ¿quien coño pone un concierto el domingo a las 01.00 en Noviembre?

    • ME CAGO EN LA LECHE MERCHE.

      ¿Dónde? Malditos jóvenes.

      • Rafi Gómez Pineda

        Sevilla City, miarma.

        Me cago en la cuna que me arrolló, Merche!