Haken quieren seguir afincados en la élite con Affinity

Alucinante 'Initiate', su primer adelanto.

Haken

Mientras algunos vagan sin rumbo intentando descubrir cómo seguir conservando (aunque en realidad ya no lo posean) ese trono del metal progresivo que consideran merecer, grupos como Haken van dando forma a una discografía exquisita y dando siempre los pasos correctos hacia la buena dirección, incluso cuando echan un poco la vista hacia atrás. Su cuarto disco no debería cumplir otra función que seguir manteniéndolos en la élite y todo indica que la cosa va encaminada hacia ello. Así lo demuestran con ‘Initiate‘, primer adelanto de este Affinity donde su metal progresivo adquiere otros matices para evitar la repetición pero sin dejar de lado su identidad y su calidad característica.

Probablemente sea lo más parecido a un single que han entregado hasta ahora y la verdad es que convence, dejando cierto regusto como el que dejaron Leprous con ‘The Price‘ hace un año (y ya que hablamos de los noruegos, Einar Solberg aparece en el disco, concretamente en ‘The Architect‘, pieza de 15 minutos de duración). ¿Representará este cuarto disco de los ingleses lo mismo que The Congregation para sus grandes “competidores”? Tendremos que esperar al 29 de abril, fecha en la que InsideOut sacan el disco, para averiguarlo.

POST TAGS:
  • Emorroiman

    Tres cosas:
    1. El adelanto de Haken me ha gustado. Espero el disco con interés.
    2. Me resulta odioso (y por otro lado es muy típico del estilo hipersónica) comenzar una crítica positiva sobre un tema de un grupo echando mierda sobre otro distinto.
    3. Haken y Leprous son muy buenos, pero también hay otros grupos disputándose ese supuesto trono. A mi en particular me gusta Tesseract, que tiene 3 discos muy buenos de estudio y que apenas se nombra aquí. Recomiendo a quien no los conozca que les dé una oportunidad.

    Saludos.

  • Esteban Martínez

    Es como escuchar a Leprous. Hasta la producción es idéntica.
    Demasiado similar…

  • alter_ego

    Visto que ya dan por imposible alcanzar el nivel que llegaron a conseguir Dream Theater (realmente ni se han acercado a lo mejor de los neoyorkinos, ni siquiera a su nivel medio) parece que apuestan, en efecto, por la “vía Leprous” para no repetirse. Bien está que quieran evolucionar pero la fórmula elegida tiene un problema: también está más que trillada por los mencionados Leprous, Tesseract, Karnivool, los recientes Disperse y otros. Ese metal pretendidamente vanguardista, con dejes djent tiene la pega de que cansa muy rápido y, si no ten engancha pronto, pronto empiezas a aborrecerlo. Escucharé todo su disco y declaro mi curiosidad por él, aunque espero que su progresión no pase de ser imitadores de unos a convertirse en imitadores de otros.