Killswitch Engage – Incarnate

El factor regenerador de Jesse Leach podría haber llegado a su tope.

Incarnate

El retorno de Jesse Leach a la banda con la que alcanzó el estrellato significó un retorno del prestigio perdido por parte de esta misma banda. Perdida por una serie de trabajos flojos y prescindibles, pero esa racha terminó con el mencionado regreso que dio lugar al aceptable Disarm the Descent (Roadrunner, 2013). Aunque cabe mencionar que aquel trabajo no fue precisamente la repanocha, pero tocaba comprobar si aquello fue un momento puntual de recuperación de frescura por el regreso del vocalista original. Una vez consolidadas esas piezas principales, se puede confirmar que Killswitch Engage han encontrado esa chispa adecuada que les hacía falta.

6.2/10

Lo muestran nuevamente con este Incarnate (Roadrunner, 2016) que consolida varias de las virtudes de ese anterior disco. Y hablo de su anterior trabajo, no de su mejor época, ya que se puede decir que esos tiempos ya nunca volverán viendo lo que se escucha en este álbum. Intachable en lo técnico, solvente en la ejecución, varios riffs feroces que van cayendo en el camino y algún que otro estribillo memorable. Pero poco más, porque la perdurabilidad de este cancionero en nuestra memoria es, cuanto menos, dudosa debido a que pocas de estas canciones son realmente fascinantes o enganchantes. Lo cual nos deja un trabajo escuchable sólo si sientes cierta curiosidad, si de verdad te gustan Killswitch Engage. De lo contrario, os perdéis poco aquí más allá de una banda que parece ya bastante estancada.