Nils Quak – Ad Interim

Una muestra del doble filo que puede tener adentrarse en el mundo del ambient

Nils-Quak-Ad-Interim

En 2014, Nils Quak firmó junto a Dino Spiluttini uno de los discos del año, una joyaza de ambient a la que bautizaron como Modular Anxiety (2014, Umor Rex). Después de dicho split, sendos productores siguieron su camino en solitario, Spiluttini el año pasado con All I Want Is to Be a Happy Man (Sacred Phrases, 2015), que se coló también el año pasado en el top electrónico, mientras que el germano ha publicado en este curso Ad Interim (Phinery, 2016), un LP discreto que es un ejemplo de los problemas que puede acarrear el ambient. O mejor dicho, un ambient que se obceca con las frecuencias infinitas y que apenas aporta matices. A lo largo de sus seis temas, Quak se centra más en detalles experimentales que en desarrollar una línea melódica con más personalidad.

5.7/10

Lo cual no quita, por supuesto, que el trabajo tenga buenos temas. Ahí estan, entre otros, la evocación minimalista de ‘Westbound‘ o el paraje onírico de ‘We Will Neve Fade Away‘, en sintonía de trabajos de gente como Ethernet. Sin embargo, estos no son mayoría, e incluso en los cortes más acertados, Nils Quak se queda a las puertas de un ambient de primera división. Necesita más tensión y atmósferas más acongojantes para hacerse un hueco en los puestos importantes del estilo. E incluso en los que viran hacia terrenos más experimentales que miran a Pan Sonic —que es su terreno—, necesita algo más imponente. Es capaz de hacerlo. Lo ha conseguido en momentos de discos anteriores y sobre todo en aquél fabuloso split. Necesita mejorar, que se diría en el colegio.

POST TAGS:

Me gusta el chunda-chunda.