Not Waving – Animals

Bailar con los sintetizadores de la fábrica

not-waving-animals

Los ritmos cortantes, fríos, los que tiran hacia adelante sea cual sea el ritmo que esté operando en otras capas de la canción. Cada curso nos encontramos varios trabajos de sintetizadores analógicos candidatos a ser el mejor en este ámbito. Esta vez no es un disco de synth pop, como suele ser lo más común, sino que vamos a las repeticiones de la EBM y a los habituales sonidos experimentales y a veces malrolleros de la rama minimal synth. Es lo que ha hecho el italiano Alessio Natalizia, aka Not Waving con su nuevo álbum, Animals (Diagonal, 2016).

Animals es uno de esos álbumes de sudar la gota gorda, de los que te van a dejar agotado por varias de sus líneas maestras: sus bucles sintéticos, los espacios claustrofóbicos que a veces construye o el propio tempo al que están algunos de los temas. Todo sumado a algunas secciones vocales muy propias de la EBM, por lo que por una parte es un disco que toca los cánones del estilo, pero por otro tiene ese imprescindible toque actual. Por la tendencia a dejar la máquina enchufada hasta que empieza a saltar el humo, podría recordar a lo que hicieron Factory Floor con su disco homónimo, pero es una reminiscencia que sólo está presente por momentos. Correas de transmisión sin final sí, pero menos enfocadas al trance de la noche.

Una correa de transmisión industrial bien actualizada

Lo de Not Waving va más a la pista de baile en una nave industrial decadente, sin luces, donde sea la corpulencia de cambios de ritmo como el de ‘Head Body‘ la que maneje el cotarro. Sin duda esa segunda mitad del tema es uno de los momentos del disco. A partir de ahí, se van alternando los diferentes registros que utiliza el italiano, desde los juegos con la experimentación y los ruidos retorcidos de ‘24‘ o ‘I Know I Know I Know‘ hasta pasajes más evocadores y contaminados como el de ‘Punch‘. Y por supuesto, y como comentábamos más arriba, hay algunos cortes más explícitamente EBM que beben directamente de los referentes clásicos a lo Front 242 como ‘Face Attack‘, que incluye ciertos efectos electro para actualizar el estilo a nuestra época.

Allí donde los temas podrían explayarse y cansar por el abuso de excesivos puntos comunes, el productor afincado en Londres se hace fuerte al aderezar al disco temas que están algo más lejos de la propia EBM y más cerca de la experimentación minimal synth. Además, también hace lo propio en algunos temas concretos; mejor hacerlo a tu forma que proyectar un discurso que ya es bastante conocido. El resultado es un trabajo bastante completo, con sus secciones vocales jadeantes y de vocación inquietante para crearte esa sensación de estrés o agonía, pero con otras aristas sonoras, como las ambientales, que lo hacen mucho más interesante.

7.6/10

Respecto a anteriores discos, este es hasta la fecha su álbum más denso, en el que las atmósferas más discotequeras y con mayor vitalidad han sido cortadas de raíz. Aunque ya las había tocado, de una forma más o menos tangencial dependiendo del álbum, Not Waving se dirige ahora hacia las coordenadas sonoras más clásicas y puras del estilo, pero adecuándolas a 2016, así que si os gustan los sintetizadores oscuros y experimentales de los 80s, sin caer en excesivos acelerones, Animals es el disco.

POST TAGS:

Me gusta el chunda-chunda.