Sr. Chinarro, la música como excusa para contar historias [Camino al Low 2016]

Antonio Luque es uno de los mejores letristas de la música española en las últimas décadas

Sr
Contenido ofrecido por el Low Festival.

A veces cubro el hueco con las flores
que recogí en el invierno rancio de los ojos,
que imaginé, deja que invente el brillo en su espalda
al resbalar entre lunes de almanaque, desilusión.

En España el término “cantautor” tiene para muchos un aire despectivo. Seguramente porque se limita al conjunto de artistas, bastante clónicos, que conseguían colar sus odas al desamor entre las radiofórmulas. Escapar de los hits de grupos pop del momento, y hacer saber al mundo piano o guitarra (preferentemente guitarra) en mano que estabas sufriendo muchísimo por un amor que se había ido.

Es difícil, para los que no nos sentíamos atraídos por ese tipo de apuesta musical, que alguien pudiese recomendarnos la escucha de un disco en concreto respondiendo “es un cantautor”, a la pregunta sobre de qué iba eso que te traía a casa, y que ante esa respuesta no torciésemos el gesto y pasásemos siquiera de probar. Por curiosidad.

Sr. Chinarro: cambiando el concepto de cantautor patrio

Pero lo cierto es que, hace ya casi un cuarto de siglo, había cantautores que nada tenían que ver con aquello. Por alejarse de los formatos en solo, por optar por sonidos más cercanos al rock y al pop que al folk, y, sobre todo y ante todo, por crear unas letras fantásticas. Muy alejadas del sota, caballo, rey del pobre atormentado.

Muchos de ellos siguen en muy buena forma tanto tiempo después, cada uno con su señal personalísima. De aquella quinta seguramente me quedaría con cuatro compositores. El genialísimo y eternamente recordado Sergio Algora. La oscuridad y caos de Fernando Alfaro, que allá por 1993, cuando el protagonista de hoy debutaba, daba muerte a su primer proyecto, Surfin’ Bichos, donde también Joaquín Pascual mostró posteriormente habilidad compositiva con Mercromina. La particular interpretación del amor romántico (y por los estupefacientes) de Jota, que lanzaba el Medusa EP con Los Planetas, y empezaba a alimentar leyendas urbanas sobre el significado de sus letras como en el caso de ‘Mi hermana pequeña’. Y la finísima ironía, dobles sentidos y momentos absurdos de Antonio Luque, alias Sr. Chinarro. Uno de los mejores letristas de las últimas décadas en la música española.

Hoy los colonos descubrieron tierra, la infantería y su desembarco.
Una boca en la cara de piedra y la mano, ella amamanta, ella mama, ella amamanta, ella mama,
Verdad como puños

En 1993 los tres tuvieron momentos importantes en sus vidas. Uno porque mataba un proyecto, los otros dos porque lo iniciaban. Sr. Chinarro concretamente con su Pequeño Circo EP (Elefant Records, 1993), en el que el primer corte era ‘Desilusión’, y cuyas primeras frases presiden este texto. Fue la carta de presentación para quien aún hoy sigue consiguiendo vivir de esto, de su talento. Una cota al alcance de muy poca gente aquí.

Sr. Chinarro ha ido dibujando a lo largo de los años un cuadro llego de humor negro, sexo desmitificado e ironía. Antonio Luque parece haber aprendido a tocar la guitarra casi como excusa, incluso cuando sus melodías han ido mejorando enormemente con el paso del tiempo, y en sus sueños de adolescencia estuviese más la posibilidad de llegar algún día a crear poemarios, y no discos. Hemos tenido la suerte de que no fuese así, y desde aquel largo de debut, Sr. Chinarro (Elefant Records, 1994) hemos venido disfrutando y sonriendo mientras escuchábamos las canciones, leíamos los libretos o asistíamos a uno de sus conciertos.

Sr. Chinarro ha ido dibujando a lo largo de los años un cuadro llego de humor negro, sexo desmitificado e ironía. Antonio Luque parece haber aprendido a tocar la guitarra casi como excusa, y en sus sueños de adolescencia estuviese más la posibilidad de llegar algún día a crear poemarios, y no discos

En todo caso, y aceptando el enorme talento de Antonio Luque hasta 2007, es precisamente ahí donde creo que se produce un paso adelante que me enamora del todo. El que convierte al artista avispado en un creador total. Es ahí cuando nace Fuego Amigo (El ejército rojo, 2007), cuando nace Sr. Chinarro como hoy seguimos conociéndolo. El que puede ser todavía hoy uno de sus mejores trabajos. Se pierde cierto amateurismo, angustia vital y oscurantismo, se gana sonoridad, hedonismo y pop. Y también en las producciones, con un Jota que seguro había pertenecido activamente a la vida de Luque con anterioridad, pero al que solo lo uníamos en lo musical por aquella versión de Sr. Chinarro del ‘¿Qué puedo hacer?’.

Eres atractiva y casi nunca para mí, como un billete de 500.

Desde entonces hasta ahora, Sr. Chinarro ha conseguido estabilizarse en un terreno de cierta repercusión, en el que ya nadie duda de su voz y palabra, de su peso en la música nacional. Cuando habla se le escucha, incluso cuando es para rajar y quedarse bien a gusto. Hemos tenido la suerte de dejar al margen aquella etiqueta de “músico de culto”, y durante la última década las letras de Sr. Chinarro, además de su sonoridad, han ganado claridad, gracia y, seguramente, la capacidad de trascender a un público más numeroso. Incluso cuando ello vaya, casi por necesidad, de la mano de perder alguno de tus fans más ortodoxos.

El Low Festival será el lugar indicado para poder ver cómo funciona el nuevo disco de Sr. Chinarro, El Progreso (El Segell del Primavera, 2016). De nuevo con Jota como productor, casi como co-compositor, como ha sido el caso del tema de adelanto, que da nombre al disco, y en el que se cuenta con Soleá Morente como voz acompañante. Un tema realmente fantástico, con ese color especial de las canciones de Sr. Chinarro, mejoradas si cabe con ese aire planetario que le da Jota a las cosas. Veremos si consigue alcanzar el nivel de Presidente (Mushroom Pillow, 2011), para mí, su último gran disco.

** Contenido ofrecido por el Low Festival. Sr. Chinarro estará presente en la edición este año. En Benidorm, entre los días 29 y 31 de julio.

  • uncool

    *Presidente no es de 2006 (es de 2011) y, subjetivamente hablando, tampoco es su último gran disco ni de coña 😛

    • dr.chou

      Perdón por la errata. Corregido, gracias. Sobre lo segundo, you know, los gustos son como los culos…

  • Josep Lamesa

    Este chico musicalmente hablando,es malo, muy malo… desafina como nadie… Poeticamente , prometo escucharlo…. quiza en ortra vida…