Juancho Marqués & El Hombre Viento – The Blues

Evolución y elegancia en uno de los discos Hip Hop nacional de 2016

Front

Tras estrenar, hace ya dos años, un disco tan delicioso como personal los miembros de Suite Soprano decidieron embarcarse en proyectos individuales, todos ellos programados para este año. The Blues (Altafonte, 2016), de Juancho Marqués y El Hombre Viento, ha sido el primero de ellos y ha dejado claro que el mimo y el cuidado que han presentado todas sus obras hasta el momento no ha sido flor de un día. Además, presenta otra gran virtud, quizá la que más brilla a lo largo de todo el álbum. Algo que se le suele demandar a casi todos los artistas, indistintamente del género por el que se decanten: una evolución palpable.

La vida después de Domenica

Para un servidor, es difícil entender The Blues sin saber de dónde se venía. Domenica, una obra irrepetible, era melancolía, una mirada a los orígenes y a las experiencias que ayudan a entender cómo se ha forjado la personalidad de quienes la rubricaban. El último disco de Suite Soprano se trataba de una elegía, una oda al pasado que sirvió para cicatrizar las heridas del ayer y también como un perfecto punto y final a una etapa. The Blues es un punto y aparte pero a la vez, una prolongación natural del mismo donde se ve reflejada la evolución antes mentada. Se terminaron los vistazos a un tiempo que ya no volverá. El LP firmado por Juancho Marqués y El Hombre Viento mira al frente, al día a día. Donde antes había incertidumbre, ahora hay resolución.

Crecer era tan solo un punto de partida
Madurar vino detrás de un cúmulo de decepciones

‘Plataforma’, primer corte del álbum, ilustra ese despertar. No es casual que el tema comience sumergido en el agua y que en su ecuador salga a flote, con más fuerza y vitalidad. Es un resurgir. Un renacer. Como tampoco lo es que Juancho Marqués haya sustituido aquella afirmación de ‘Tainted’, “no resuelvo los problemas los pospongo”, por “’mañana será otro día’, por esa frase perdí meses”, la cual se encuentra justamente en esta primera canción. No es remplazo al uso, sino que debe ser entendido como parte del desarrollo personal del artista. Una vez más, de su evolución.

The Blues no es ni un disco donde reine el alborozo ni donde tampoco lo haga el negativismo sino que pretende ser un reflejo de lo cotidiano con todos sus contrastes.

Sin embargo, que nadie piense que The Blues contiene un mensaje lleno de color porque no es así. The Blues no es ni un disco donde reine el alborozo ni donde tampoco lo haga el negativismo sino que pretende ser un reflejo de lo cotidiano con todos sus contrastes. Con sus días buenos, en los que el sol brilla y calienta, y sus días para olvidar, en los que lo único que le apetece a uno es quedarse en casa, cerrar las persianas y esperar a que llegue una nueva jornada con la mente en blanco. Algo que afirma el propio Juancho Marqués en ‘Birthday’; “Si en su puta vida se han parado a pensar, es normal que estén cargados de mensaje de optimismo”.

The Blues presenta una notable paleta de estados de ánimo a lo largo de su desarrollo, por eso encontramos rincones en los que caer exhaustos –‘The Fall’– y otros que nos invitan a olvidarnos de todo por un instante y simplemente disfrutar del momento –‘Mira’-. Tampoco faltan momentos para la introspección y reflexiones compartidas así como situaciones en las que exaltar el orgullo y amor propio –‘Training Day’. Todas esas circunstancias se acrecientan y se hacen casi palpables gracias a las producciones de El Hombre Viento -responsable de trece de los catorce cortes que componene el LP- que de nuevo sabe qué banda sonora componer para cada momento. Sus composiciones siempre van de la mano con el trasfondo de la canción, exhibiendo de nuevo su capacidad de transmitir sensaciones sin necesidad de utilizar palabras.

Te voy a volver a llamar
Para discutir y luego follar
Y discutir, y besarte, y pedir
Que te quedes aquí
Conmigo a dormir

7,8/10

Si alguien pensaba que no había vida después de Domenica estaba totalmente equivocado. El reposo ha sentado a las mil maravillas. Juancho Marqués se presenta mucho más maduro y confirma algo que muchos mantiene hace tiempo: estamos ante uno de los letristas más destacados del Hip Hop patrio en estos momentos. Su capacidad de comunicar y plantear situaciones sigue intacta. Si a ello le sumamos la presencia de alguien como El Hombre Viento en el apartado melódico nos encontramos ante nosotros con uno de los álbumes de Hip Hop español del año.