Love of Lesbian, cuando el coelhismo en español enseñó a una generación a hacer caja [Camino al Low 2016]

Alerta: Phil Collins.

love-of-lesbian
Contenido ofrecido por el Low Festival.

Suele haber dos corrientes opuestas de entender, ver, deglutir el arte. Por un lado está “Tú has venido a saber de sueños. Y los sueños son el lenguaje de Dios” de Paulo Coelho, y por otro, “Querido Allen [Ginsberg]: Me paré aquí para que me sacaran las almorranas” de William Burroughs. Están las vírgenes de Murillo y el Papa Inocencio X de Bacon. El plano de Sorkin con ‘High and Dry’ de Radiohead y “¡El pasado es una mierda!” de Fesser en ‘El Milgrago de P. Tinto’ acusando a Brunelesqui de chorizo.

Complementarias y necesarias, ambas caras tienen en la música española multitud de ejemplos. Entre ellos, esta antítesis que podría formar el mashup definitivo: “Con un sorbito de champán  / brindando por el nuevo amor”, “Y es que me pica un huevo  / no sé qué voy a hacer / no sé qué puedo hacer”. Seguro que Juan Pardo se hubiese llevado bien con Siniestro Total. Al final, todo es cuestión de dónde poner el foco, y para eso, Love of Lesbian han sabido muy bien cómo hacerlo en unos pocos años. “Soy el rey del chiste malo“, confiesa Santi Balmes en ‘Los Males Pasajeros’.

El duende cómplice del viento

Las tradiciones están para renovarlas, para traerlas al presente y que sigan funcionando de forma tan efectiva como en el pasado. Si en los 70 Mari Trini lograba su éxito con ‘Cuando me acaricias’, Nino Bravo con ‘Libre’ y Julio Iglesias con ‘Soy un truhan, soy un señor’, en los 90 Cómplices tomarían el relevo con la pasión a flor de piel, en su oda de amor, cantando: “Es por ti que soy un duende / cómplice del viento / que se escapa de madrugada / para colarse por tu ventana…”. Esos “Oh”, pausa, “oh”, pausa, “oh” y los puntos suspensivos antes de cerrar suspirando: “Que siempre te cuentan…”.

Hoy son otros versos los que transforman la fórmula del éxito en manos de Love of Lesbian: “Descansar, en la cocina semiaguados / y en el turmix un deseo / que se me ha ido por completo de las manos” o “Tus horas, las oigo / Estos mares de sed / Se vaciarán / Con dunas de agua en ti / Mis últimos versos te informarán / Ya vuelvo a estar aquí” o “Si en lugar de andar a tientas por las nubes / De tu tierra te dejaras guiar por el tacto de mis manos / Yo en respuesta te daría unos pasos de firmeza”, estos últimos interpretados a lo Andrea Bocelli.

Love of Lesbian son los Héroes del Silencio de la actualidad para la escena indie

La canción melódica de hoy lleva la misma orquestación que en su día, con la excepción de un mayor protagonismo de la guitarra, con el gusto por el AOR pasado. Las cuerdas y el piano no pueden faltar en determinados momentos, que comparten con sintetizadores que crean la ceremonia solemne y grandilocuente de ‘Psiconautas’. Santi Balmes ejerce de líder cogiendo el cetro de la magnanimidad que Enrique Bunbury se dejó en Cuba en uno de sus viajes. Los mismos juegos vocales y gravedad eficaz. Love of Lesbian son los Héroes del Silencio de la actualidad para la escena indie, habiendo aprendido a cómo absorber detalles de cada parte juntadas en una fórmula que sobrepasa una escena española aún anquilosada y rancia.

Un mundo profundo

Hay dos negocios que suelen ser vistos con desdén si se parte de ciertos púlpitos: la autoayuda y la novela rosa. Ambos, negocios multimillonarios en todo el mundo —los primeros tienen una industria valorada en más de 11.000 millones de dólares, y los segundos, solo en EE.UU., lograron unas ventas que rondaron los 1,08 mil millones de dólares en 2013. ¿Por qué no aplicar ambas corrientes a las canciones? Love of Lesbian es uno de tantos ejemplos donde esto ocurre y el resultado triunfa más allá de una pequeña escena.

Rocío Jurado y Julio Iglesias cantarían con emoción: “Hoy voy a decirlo: ¡cómo me amo! / Y tú ya no puedes hacerme daño. / Soy un ser divino, ven a adorarme. / ¡Qué buena suerte amarme tanto!”. Los de Santi Balmes se cuidan bien a sí mismos en muchas de las letras, con un positivismo que acaba por afianzar la personalidad de cada uno frente a una masa, buscando mensajes de apoyo: “Puede que, en realidad, seamos únicos” que cantan en ‘Los seres únicos’.

Ellos son los raros, los incomprendidos, pero les gusta ese papel y lo defienden

Ellos son los raros, los incomprendidos, pero les gusta ese papel y lo defienden, son los del ‘Club de Fans de John Boy’: “De aquellas masas era el gran insecto, “tiene poderes” llegaste a decir / Creo que lleva media vida huyendo, quizás le pasa lo mismo que a mí”.  

A veces, en esa huida, en encontrarse a sí mismos y propagar el amor eterno, se les cuelan mensajes donde los tópicos y lugares comunes se juntan con frases hechas y rimas fáciles, pero con 17 años en activo si contamos el año de su debut, temas para sonrojarse son de esperar. Así es ‘Belice’ : “Y a quien madruga… Dios no existe. / Ya puedes preguntar, / preguntar por ahí, o a los tuyos. / Si una gota colma el vaso, / Otras veces ya es el mar.  / Y es el mar esta vez, ¿lo entiendes? / ¿No ves que ya no, no me convences? / Me quiero evaporar, entre la gente”.

Aunque su cima de octavillas coelhistas sigue siendo ‘Los toros en la Wii’, en especial su final:

Si volviera a nacer, sería un bebé. 
¿Qué otra cosa podría desear como amante 
que ser tu eterno lactante, un mutante suplicante? 
Ya sé que no somos una pareja al estilo de antes, 
pero no es necesario tener principios, lo importante es tener finales. 
Gracias.

La bisagra, pero a tu lado

Los Secretos también fueron uno de esos grupos bisagra que tanto amor y odio despiertan en muchos por el mero hecho de serlo. Al margen de La Movida, pero dentro, grupo de masas, pero no como el resto según qué fans. Dicho estilo de pop nacional se ha ido escuchando más y más en Love of Lesbian a medida que los posos de Universos Infinitos (Naïve, 2005) iban desapareciendo y el grupo crecía en popularidad.

Siguiente parada: ¿Urquijo y Manolo Tena?

En ‘Si Salimos de Esta’ está reflejado. Una canción que solo tiene de característico de los primeros LoL en castellano a Santi Balmes, aunque cada vez más cercano a un Urquijo o Manolo Tena de aquel entonces. La bisagra es más clara en los dos últimos trabajos, con ‘La noche eterna’ abriendo incluso el repertorio del disco más cuestionado del grupo por muchos. Y con Halley, donde Ricky Falkner se mantiene como productor junto a Santos & Fluren, siguen por esta senda, de ahí ‘Contraespionaje’ o ‘I.M.T. – Incapacidad Moral Transitoria’.

El Disco Pocho

Con el tiempo Love of Lesbian han ido pasando del medio tempo y la canción con cierto aire naif a un single que pueda romper al instante. Su último álbum, El Poeta Halley (Warner Music, 2016), es un buen ejemplo de cómo han afilado la fórmula y ‘El Yin y el Yen’ es uno de esos temas. A ellos no les van a echar de la discoteca como a Derribos Arias en 1984, sino que ellos buscan ese contexto.

A LoL no les van a echar de la discoteca como a Derribos Arias en 1984

Desde hace unos años las listas de éxito están dominadas por el mainstream más poligonero, de ahí que no sea raro ver estos cambios adaptados en grupos masivos como Coldplay. El ejemplo patrio vuelve a ser Love of Lesbian y de nuevo con éxito. Su séptimo álbum, La noche eterna. Los días no vividos (Warner Music Spain, 2012), daba muestras de ello, al tiempo que lograba su primer número 1 en ventas en la primera semana de lanzamiento. Sintes y ritmos que peguen fuerte para ser tarareados con títulos para enmarcar: ‘Si tú me dices Ben, yo digo Affleck’. Pulp ya lo decían en 1998: “And I don’t need to hear your stories again / Just get on the floor & show me what you’re made of”. La respuesta a la pregunta de después (“Just what exactly are you made of?”) mejor la dejamos para mañana.  

Con este octavo trabajo de estudio el Disco Pocho, o más bien Electro Pocho, también se adapta en formato cañí, con ciertos guiños a dicha Movida, mientras que se guarda el as en temas que podrían funcionar de forma internacional como ‘El ciclo lunar de Halley Star’, con esas réplicas, coros y rupturas en el ritmo para acabar rompiendo. Sus medios tempos ahora van con esteroides, son carreras veloces como ‘Cuando no me ves’ e incluso otrora temas que se habrían quedado en la calma ahora se dejan tentar por este sonido, como ‘Bajo el Volcán’. Al final ha ganado la versión del grupo en ‘Maniobras de Escapismo’ y en ‘Houston, Tenemos un Poema’ a la de ‘Domingo Astronómico’ o ‘Mi Primera Combustión’.

Y el veranito, el puto veranito

Los veranos son sinónimo de dos conceptos: festivales de música y canciones de anuncios. Love of Lesbian conocen ambas facetas como pocos. Estrellas de cabezas de cartel descubriendo España de pueblo en pueblo, de Sonorama en Sonorama, y sabedores de lo que es poner banda sonora a un verano cansino en el que no se podía decir la palabra fantástico sin que saltase a la cabeza el anuncio de Estrella Damm y su “parapapapara” (y este efecto de 2013 aún dura). Precisamente este año vuelven al Low Festival 2016 junto a Belle & Sebastian, Los Planetas, Hot Chip o Sr. Chinarro, entre tantos otros.

Esa canción y su sobreexposición en múltiples festivales les habrá valido para ampliar su base de seguidores a lo grande, al mismo tiempo que muchos optaron por irse a la montaña más alta y no querer saber nada más del grupo. Al final hay que trabajar, comer, sacarse un buen dinero durante el tiempo que sea posible y así luego poder vivir un poco más holgado.

El propio Santi Balmes me lo comentaba en una entrevista de hace unos años:

Somos un grupo muy hedonista, no nos gusta nada el rollo de la lucha. A nosotros siempre se nos coge como ejemplo de banda que se lo ha currado pero te puedo decir la verdad: somos un grupo que no nos ha gustado para nada las épocas malas y ese sufrimiento que se tiene a veces y que parece que tiene que venir implícito con el inicio de una banda. Nosotros odiábamos esos principios, odiábamos que nos fueran a ver 5 personas, odiábamos tener que cargar con todo. Una vez, a las tres de la mañana, tampoco encontrábamos parking en Madrid y decidimos volver para Barcelona. Nos quedamos exhaustos antes de llegar a Zaragoza, dormidos en la furgoneta. Yo ahora lo miro con risa, pero si se hubiera quedado ahí la historia me hubiese dado lástima. Todo esa época fue una mierda e hicimos todo lo posible para salir de ahí.

Ellos ya lo avisaban en su día, su caballo de Troya era reconocido: ‘Hay un Phil Collins en mi cabezón“. El Hardcore había muerto. Empezaba “el show de las sesenta voces”.

** Contenido ofrecido por el Low Festival. Love of Lesbian estarán presentes en la edición de este 2016. En Benidorm, entre los días 29 y 31 de julio.

  • Marcos Fanjul

    Es Santi Balmes. No Santi Balmés.

    Por lo demás… en fin para gustos, opiniones. A mí me gustan los Love of Lesbian de 1999 sobre todo, en el resto de discografía hay un poco de todo; aunque en términos generales me parecen un grupo bastante bueno.

    Un saludo.

    • Gracias Marcos, toda la razón con la tilde.

      A mí también me parecen un grupo bueno, sino no habrían conseguido todo esto. Hacen falta más LoL por España.