MC Shinobi – MC Shinobi

Hace unos meses, cuando 2015 expiraba, y motivados por el lanzamiento de The Raw -Ultra Magnus y DJ Slam!-, nos preguntábamos dónde había quedado el Hip Hop generalista que tanto marcó los inicios y posteriores

MC-Shinobi

Hace unos meses, cuando 2015 expiraba, y motivados por el lanzamiento de The Raw -Ultra Magnus y DJ Slam!-, nos preguntábamos dónde había quedado el Hip Hop generalista que tanto marcó los inicios y posteriores años del género. En el caso que nos concierne nos centramos en aquel que nos obliga a mover la cabeza inconscientemente al ritmo de un bombo y una caja y que contenían un sinfín de rapeos sin tregua. Hoy día es difícil encontrar productos que evoquen a décadas pasadas pero no una quimera. MC Shinobi (autoeditado, 2016) es justo eso, un despertar del boom bap, de los ritmos y de los recursos clásicos con los que tanto se identificó este género.

Origen: Phoenix. Alma: neoyorquina

El rapero de Arizona parece tener alma neoyorquina según se presenta en el LP homónimo a su nombre artístico. Un envite que hace una clara alusión al sonido clásico con todos sus ingredientes a pesar de que su ‘Intro’ juegue al despiste, con una notoria resonancia totalmente metálica y electrónica que no es sino el sonido de una Sega. Una pista de lo que viene a continuación. Del marco temporal bebe el disco, también editado en formato vinilo.

Los prolegómenos desatan una tormenta de diez pistas, en las que las baterías, los scratches y sampleos funcionan como perfectos relámpagos que agitan cualquier indicio de calma. Mientras, MC Shinobi juega con su rasgada dicción a medio camino entre la agresividad y la serenidad. Su apuesta es sobria y consciente de sus puntos débiles, el LP se desarrolla en poco más de treinta minutos, lo que descarta todo tipo de connato de sopor. El mismo razonamiento siguen sus tracks, de alrededor de tres minutos de media, que de esta forma se presentan ágiles, directos al grano, sin apenas florituras.

Dentro de una inamovible homogeneidad, el MC logra un cierto equilibrio y contraste en la presentación y transfondo de los cortes

Sin embargo, el disco pocas veces cae en la repetición. Dentro de una inamovible homogeneidad, el MC logra un cierto equilibrio y contraste en la presentación y transfondo de los cortes, variando las entradas, la contundencia de los beats o las estructuras de las canciones. También es reseñable la inclusión de dos productores europeos, Dan Morze y el canario M.Padrón -que en este caso pone la rúbrica con su aka MPadrums y que repitió unas semanas produciedo su último corte-, los cuales comparten pista –‘Just Like That’– siendo responsables de sendos remixes.

7,2/10

MC Shinobi es un trabajo que cumple con su objetivo gracias a sus cualidades. Invoca cierta nostalgia, es ligero y franco. Si se estima algo más, también se pueden subrayar los juegos de palabras que contienen las líricas del de Phoenix y el estilo con las que las acompaña, o el añadido de que puede entenderse como una cierta singularidad en la actualidad, ya que se pueden encontrar pocos discos con este perfil que resulten realmente satisfactorios.

POST TAGS: